Viña Real Reserva Especial 1964

Vino Viña Real Reserva Especial 1964

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
98
Puntuación Media:
9,5
Calidad-precio:
10,0

Bodega: CVNE - Compañía Vinícola del Norte de España
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: 80% tempranillo, 20% garnacha
Precio aproximado: De 50 a 99,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Permanece durante 12 meses en grandes depósitos de madera en los que realiza la fermentación maloláctica y reposa antes de pasar a ser trasegado para su posterior crianza. El vino madura durante 60 meses en barricas semi-nuevas de 225 litros, 70% de roble americano y 30% francés. Según la cosecha se deja descansar entre 48 y 100 meses en los botelleros de los calados de la bodega antes de ser comercializado.

Varietales: 80% tempranillo, 20% garnacha

11 Opiniones de Viña Real Reserva Especial

Vamos a abrir la última botella en casa antes de irnos de vacaciones este mes de Julio a España, este Viña Real Reserva Especial del 64. Dudé mucho en abrirla o guardarla por más tiempo, pero la carne es débil, je,je. Presenta un nivel de líquido aceptable, unos 2-3 cms por debajo del corcho y las etiquetas están algo deterioradas. Comentar que su contraetiqueta reza vino de crianza (aunque ha estado 60 meses en barrica). Intentamos abrirla con un abridor de lamas pero el corcho se nos partió en dos. Al final, tras mucho esfuerzo, conseguimos retirar el resto del corcho aunque nos tocó tamizar y decantar, vaciar la botella para retirar los restos de corcho y después volvimos el líquido a su botella original ya que la consumo en dos, tres veces y necesito guardarla con tapón de vacío. Una odisea vamos. Realizamos la cata a 18°C:

VISUAL: Nos enseña un descarado color rojo picota de increíble capa alta con un ribete teja-anaranjado muy bien definido (96).

OLFATIVA: A copa parada y tras tres horas de oxigenación con decantación incluida es todavía frutoso, emana aromas de fruta negra (compota de higos) así como unos elegantes balsámicos a eucalipto. Ya en agitación empieza a mostrar notas más propias de su edad, hojarasca húmeda, rosas marchitas, especiados dulzones de canela, vainilla y nuez moscada, notas licorosas a pacharán y delicados apuntes fúngicos de níscalos silvestres. Vamos acercándonos la copa una y otra vez y el repertorio aromático parece infinito: aromas achocolatados y de frutos secos (a Ferrero-Roché), un toquecito a tabaco de pipa y de fondo un puntito mineral terroso en total armonía con los recuerdos amaderados de su crianza. Una verdadera maravilla, perfumes delicados pero muy definidos, de alta intensidad que conforman un exquisito bouquet de alta gama (97).

GUSTATIVA: En boca nos muestra el por qué de su fama. Potente ataque, alta acidez y taninos esculpidos en piedra, dulces pero eternos. Su amplitud brutal, nos llena la boca de una cremosidad apabullante. Suavidad elevada a la enésima potencia, equilibrio y elegancia por doquier. Su retronasal es aún frutal, no me lo puedo creer, nos trae recuerdos a mermelada de ciruelas y también apreciamos ese puntito mineral arcilloso que deja un post-gusto adorable. Madera y fruta, fruta y madera dónde está cada una?, están pero no están, son dos o son una?... Qué goce colegas, vinazo de órdago a la grande. Otra boca memorable, otro vinazo de nuestra amada Rioja que dio durante muchos años los mejores vinos que jamás se hayan visto, al menos yo así lo creo. Le doy el 99 ya que el 100 (como siempre digo) me lo reservo. Espero que algún día se lo otorgue a algún vino pero eso el tiempo lo dirá...(99).

La RCP desde luego fue excelente. En una subasta en Noviembre de 2016 conseguimos esta joya por 42 euros, ni yo me lo creía. Después de los 100 Parker los precios de este vino pueden ser obscenos.

El primer día cocinamos unos humildes contramuslos de pollo al horno con sus patatitas crujientes. Creo que la elección de este plato fue un gran acierto pues la cremosidad del vino requería de una carne no muy potente y a la vez suave ya que de ese modo el equilibrio aromático y gustativo quedó asegurado. En una segunda ocasión volvimos a nuestro delicioso plato de embutidos, jamón ibérico de bellota, salchichón y chorizo ibéricos y unas lonchas de queso parmesano reggiano vecchio. Lo del jamón y los ibéricos con estos viejunos es siempre una excelente combinación, las altas acideces de estos vinazos desgrasan y potencian los sabores, es algo casi mágico, un maridaje "Made in Spain" genuino y exquisito. Y el final de esta botella decidí tomármelo solo, sin comida y pausadamente, para gozar de este animal, de esta reliquia riojana que se lo merece. Por casa nos quedan tres botellas más de Viña Real cincuenteros, 52, 54 y 59. Les iremos dando matarile poco a poco, sin prisas y ya iremos contando. Enorme amigos, enorme este viña Real del 64 que nunca olvidaré. Salud-os!!

Color rubí,con tonos rojizos, capa media, limpio brillante, con ribete evolucionando hacia los anaranjados y otros más propios del cobre.Aspecto mucho más joven de lo que marca la botella.

Nariz apabullante, con esa juventud que contraviene las leyes de la física. Profundidad, complejidad, vigor: manteca de cacao,piel de citricos, fruta, especias, laurel, proteína,licor de guinda,alguna nota terrosa,...

Boca de impacto, con una limpieza sápida tal que es difícil de repetir. Núcleo frutal sobre el que se desarrolla el resto del paso de boca. Afilado, pétreo compacto, con unas sensaciones indescriptibles, largo , fino, jugoso. Como no se ha visto en otros vinos por mucho que uno cate...Tienes que volver a monstruos de esta naturaleza para que saber apreciar que estamos ante uno de los grandes. Vino de clase mundial. Grandioso.

Las botellas marcan vinos diferentes cuando la longevidad es tan pronunciada y esta vez el RE del 64 no me levo a los limites de sensaciones de la primera vez. Mantiene una floralidad inusual y unos recuerdos como a geranio muy marcados. Ha sido un privilegio volver a catarlo

Abierto una hora antes. Botella con buen aspecto. Corcho muy humedecido en su práctica totalidad, pero seco y compacto en su parte superior. Requirió su apertura un doble intento para extraer en su integridad el corcho, sin que se precipitara ningún resto en la botella.

Vista: Sencillamente espectacular. Rubí oscuro, tirando a picota. Color de 30/35 años menos. Sólo se sabe de su edad por la etiqueta, pues únicamente se aprecia un leve ribete cobrizo-atejado de escaso grosor. Capa media-alta. Quizá un tanto apagado, pero limpio, con leves sedimentos de pequeño tamaño. Abunadante lagrima que tinta escasamente la copa.

Nariz: Un breve inicio de aromas reductivos que apenas dura 3/4 minutos y que desaparece en la propia botella. Sin haberse servido, comienzan a aparecer los primeros aromas de fruta, que se acrecientan y ganan peso al escanciar la primera copa. Y, ya allí, comienza el espectaculo: la fruta roja y negra compotada, madura, las maderas envinadas, fúngicos, sacristía, bosque umbrío, trufados, tierra mojada, cueros... Creciente a cada copa, con matices de ahumados y un fondo de sangre coagulada.. Grande!!

Y llega la boca: En puro equilibrio. Con volumen, amplitud, elegancia. Redondo y sedoso. Deleitando las papilas. Con la fruta roja en primer plano, con una terrosidad húmeda. Trufas. Ligeras trazas vegetales. Balsámicos (Hierbabuena), establos, cueros, sangre, ... Manteniendo una acidez de libro. Con un par de grados más de temperatura, aparecen las notas licorosas y unos suaves toques de pimienta.. finalizando con un leve toque amargo de torrefactos, para un postgusto interminable.

Qué decir? Poco más. Bueno sí. Hoy hace 50 años del primer LP de los rolling stones.. Qué mejor equiparación?

Dos fieras enjauladas que van a seguir dando guerra.. Dudo que pueda ir a Madrid para volver a ver a sus Satánicas majestades, pero lo que sé seguro -aviso para navegantes- que el mes que viene volveré a descorchar este vino.

Una auténtica joya (50 euros)

Precioso color rubí rojizo de capa media-alta, cerrado, oscuro. Da la impresión de ser un vino con 25 años menos de lo que le corresponde. Limpio, limpísimo, brillante, reflejos grandinos, anaranjados. Ribete cobrizo, marcado, con gran diferencia respecto al menisco.

Cuesta creer lo que tenemos delante. Potente, profundísimo, lleno de fruta negra en pureza y una sensación de vitalidad como pocas veces hemos visto. Rezuma vitalidad, energía, sobre la que se asienta la alquimia: una pizca de pimienta negra, cacao rallado, regaliz, piel de naranja, clavo, granos de café... Hay de todo y muy bien puesto, sin concesiones a la galería. Nos equivocaríamos al decir que esto es un vino de Rioja clásico, que se parece a otros vinos, por que éste va por libre y nos enterrará a todos.

Monstruoso en boca. Tiene tanta estructura que cuesta digerirlo. Acidez brutal, taninos marcados, duros, amplio, fresco, gélido. Este vino sí que merece llevar en su etiqueta lo de "Reserva Especial". Especial? No, muy especial!!! Puro vigor y una bocanda de vida que para sí quisiera cualquiera de los "modernos" Rioja. Uno de los grandes Viña Real, quizás el mejor. Quién lo puede decir? Merece estar entre los grandes tintos elaborados en nuestro país y lo mejor es que seguirá creciendo durante mucho tiempo. Beber para creer!!!

Más información del vino: http://vinosclasicos.blogspot.com.es/2013/11/vina-real-1964-reserva-especial.html

Tenía muchas ganas de probar esta añada, ya que no estuvo entre las que catamos en la vertical.

Rubí intenso con un ribete que parece que empieza a mostrar algún tono teja… casi a los 50 años!!! Limpio y sin sedimento.

Tonos reductivos recién abierto, con media hora comienza a abrir para mostrar una nariz excepcionalmente compleja y muy intensa, fruta madura (cerezas), cuero, canela, chocolate, incluso tonos florales.

En boca es un torbellino, potentísimo, profundo, con tremenda estructura pero muy equilibrado por esa acidez marca de la casa que le da una frescura y vivacidad increíbles, frutas rojas y negras, hongos, sotobosque, tremendo final larguísimo y finamente especiado.

Potencia y elegancia van de la mano en este vino, que supera a los tremendos 68 y 81 porque aúna lo mejor de ambos pero es aún más fiero. Aún no se vislumbra su ocaso.

Viña Real Seleccion Especial 1964
No muy amigo de lo que entre los amigos llamamos vinos "viejunos" tengo que bajar la cabeza y rendirme, como ver la aurora boreal, te sientes un privilegiado. Restaurante Rekondo. Botella en perfecto estado, etiqueta, etc. No se saco el corcho. Degollada con tenaza al rojo vivo. El color impacta, hice fotos que no puedo colgar aqui por el tamaño. Teja naranja precioso, limpio, ninguna turbidez, brillante. Fruta presente, matices evidentes de vino viejo, pero como fue ganando... especiado, cuero y funda de tabaco. Si supiera que estan en este estado me haria con vinos de estas antiguedades. la nota es alta..por la erotica del vino

Con ese color rubi brillante borde atejado, en nariz sigue teniendo buena intensidad,frutas rojas y negras,cueros,tabaco,buena madera,en boca sigue siendo fabuloso,practicamente las mismas sensaciones que en la ultima cata, solamente puedo decir q a parte de tener suerte con la botella, este vino parece ser eterno.

Botella bien conservada,corcho humedo practicamente en su totalidad,en nariz es de media intensidad,todavia algo de fruta roja y negra,cuero ,tabaco,en boca deja marcas de su grandeza, totalmente redondo , con cuerpo,ligeramente graso,parece mentira que tras todos estos años mantenga parte de su pontencial,te llena totalmente,un final largo,lastima haberlo tomado ahora, hace unos años este vino debia ser impactante,coincido plenamente con el comentario anterior,no creo que los buenos vinos de hoy tengan la trayectoria de los vinos de antes.

Otro vino de los que te dejan alucinando por sus años y por su lozanía y frescura, a ver qué tal salen los de ahora tras 45 años, pero me temo que no hay comparación posible.
Picota muy oscuro, capa muy alta.
Aroma muy potente con aún fruta que se expresa en cerecitas y arandanos , flores ajadas, madera vieja , cueros, heno, especies variadas, el aroma es extraordinario .
La boca es muy potente, estructurada, con una fuerte acidez, y altísima expresividad. Increíble este vino, es una de las mejores añadas del siglo y esto se nota . Muy suave y aterciopelado. Para llorar.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar