Cune Crianza 2005 2005

Vino Cune Crianza 2005 2005

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
89
Puntuación Media:
7,8
Calidad-precio:
7,6

Bodega: CVNE - Compañía Vinícola del Norte de España
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: Tempranillo
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Varietales: Tempranillo

11 Opiniones de Cune Crianza 2005

Color rubí granate capa media, lagrima persistente. Aromas de intensidad media, con fruta roja madura, con una madera bien integrada (vainilla) y algo de lácticos. En boca es de intensidad media, con acidez justa y fruta correcta, poco persistente pero equilibrado.
Esto se acaba ya.

Última botella de este vino/añada.

Sigue fantástico. Poco que añadir a la última cata que puse del mismo. El ribete se aprecia quizás con un tono ligeramente más atejado pero todavía continúan ahí los reflejos cardenalicios junto al atejado citado. La lágrima es densa y abundante. El vino limpio y brillante.

El corcho da ya ciertas muestras de agotamiento pero seguía aceptable.

En nariz tenemos balsámicos, fruta roja y negra en licor, especiados varios, menta, vainilla, coco, un punto alcohólico en aroma.

Boca: entrada agradable, fácil, golosa, melosa, licorosa, mentolada y llena de balsámicos. Taninos pulidos. Buen final y punto de acidez todavía presente con un punto alcohólico sutil muy amable.

Un vino comercial pero valor seguro con muy buena evolución en una añada Excelente.

Perfecta evolución de una gran añada en este clásico Crianza de Rioja que no falla año tras año. Era mi última botella de la añada 2005 y tengo que decir que es un vino más que digno.

Visual: rojo cereza brillante, limpio, lágrima fina y abundante que cae a una velocidad media. Capa media tirando a alta. Ribete ni cardenalicio ni atejado (aunque tiende a esto último), digamos que podría quedar en rojo.

Nariz: muy típica en estos Riojas, potencia media-alta desde recién descorchado, predominan en este vino los mentolados, balsámicos, fruta roja madura (cerezas), madera de calidad de fondo, pimienta, canela, vainilla y un toque de regaliz y especias variadas.

Boca: fruta roja muy madura (bayas y cerezas), vainilla, pimienta, canela, poca astringencia ya, tanino pulido aunque todavía mantiene una magnífica acidez. Postgusto agradable y de longitud media, retronasal más flojito pero también muy amable.

El vino ha evolucionado maravillosamente bien de 2005 a principios de 2011 (ha sido conservado con mimo) y todavía podría haber dado de sí en botella 1-2 añitos más sin entrar en declive. Me gusta tomar estos vinos cuando ya han dado prácticamente todo lo que podían dar en botella. Si se consumen demasiado pronto pierden nivel, pero si se toman con buena evolución, cuando ves el precio, piensas que no es necesario gastar mucho para tomar un buen vino para comer y cenar día tras día.

Este vino es un vino, que aunque algo denostado por su inmovilismo, no engaña, es democrático en el precio, comercial, archiconocido, riojano de 5-6 euros del que podemos encontrar miles de ofertas en centros comerciales año tras año. Un muy buen vino para diario y que no desmerece en cualquier comida o cena de fin de semana si los comensales buscan un vino clásico, bonito, barato y seguro ;)

Bueno, un vino que al igual que otras muchas bodegas con la misma D.O. representan el clasicismo puro y duro característicos, sin cambios ni sobresaltos, sabiendo en todo momento lo que vas a percibir, que dicho de paso particularmente me gusta, pero tampoco me importaría cierto cambio de tendencia a modernidad y dejar atrás conservadurismos y el siempre más de lo mismo. El encasillamiento de éstos vinos es que echas mano de ellos no porque emocionen pero sí porque gusta a la mayoria de paladares puesto que resultan agradables, con buena fruta, elegante, suave, aterciopelado, redondo, de agradables aromas de fruta, finas notas de crianza y un final bastante justo.

Color rojo rubí con ribete atejado de capa media y lagrima densa. En nariz frutas rojas y madera, en boca agradable ,suave, frutal y dulzón, taninos desapercibidos, poco astringente, de buen beber. Post gusto medio, buen vino para al que no busque grandes pretensiones.Para mi gusto mucho mejor que El Coto.

Este vino, clásico entre las bodegas Riojanas es una garantía año tras año. Te gustará o no, pero ya sabes lo que contiene la botella de antemano.

De capa media y matices aun algo violetas (color cereza), su aroma nos evoca los aromas de frutos rojos típicos de la uva tempranillo (cerezas, fresas). Aromas de regaliz y notas de barnices dulces envuelven la fruta dejando una nariz de intensidad media y no demasiado compleja. En boca es seco, de paso fresco y todavía algo tánico por la madera. De cuerpo medio y final no demasiado prolongado. Algo mineral. Nada graso.

Se cata junto con un CUNE crianza 2004
VISUAL: Rubí granate capa media.
OLFATIVA: Aroma de intensidad correcta, con sensaciones de fruta roja bien madura, tierra mojada, una madera al fondo bien integrada (vainilla) y alguna nota láctica.
GUSATIVA: En boca es de cuerpo medio, con acidez justa y fruta suficiente, con un final discreto, agradable pero muy sencillo en conjunto.
Algo mejor que el 2004

Color rojo rubí de capa media. En su fase olfativa desprende aromas frutales y florales procedentes de la mezcla de sus 3 variedades de uva, marcando los tostados de su estancia en barrica. En boca es de entrada suave, de paso suave y sabroso, magnífico equilibrio entre la fruta y el roblede su crianza. Rioja de agradable postgusto, amplio y armonioso.

Botella bordelesa, cápsula y corcho correctos, etiqueta clásica de la bodega, contraetiqueta con información de varietales y vinficación. Color rojo rubí oscuro, menisco malva-anaranjado, lágrima abundante. En nariz predominio de secundarios y terciarios con algunos toques de frutos rojos muy maduros. Muy interesante. En boca sedoso, cálido, llena las papilas y deja un elegante y sugerente posgusto. Un clásico riojano, sin sorpresas,...¿quién las quiere si el vino está tan rico?.

Rojo picota intenso, con ribete violáceo y capa media. Limpio y brillante.
En nariz hay fruta roja (cerezas), lácteos (nata fresca), torrefactos y tinta china en el fondo.
En boca entra bien, aterciopelado, con cuerpo medio en el que se integran bien la fruta con taninos bastante suaves. Lo veo un poco corto de acidez. Retrogusto a fruta roja y vainilla. Buena persistencia.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar