Viña Real Reserva 1991

Vino Viña Real Reserva 1991

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,8
Calidad-precio:
9,3

Bodega: CVNE - Compañía Vinícola del Norte de España
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: - Tempranillo y casi seguro que algo más.
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: - Copio de la contraetiqueta: ... "unos 36 meses en barrica de roble y la oportuna estancia en botellero"...A pesar de los 36 meses, la etiqueta dice reserva

Varietales: - Tempranillo y casi seguro que algo más.

9 Opiniones de Viña Real Reserva

Picota de capa alta. Limpio, aunque con algo de poso concentrado al final de la botella, y sin un excesivo brillo.

Los aromas todavía no están dominados por unos terciarios que aunque han aparecido, en estos momentos sólo son un elemento más: hay fruta madura, toques mentolados, canela, cueros, bosque, madera vieja y piedras.

Aunque la boca tiene garra, muestra acidez y no está en fase decadente, creo que ha llegado el momento de abrir todas las botellas que tengamos a mano: hace tres años lo notamos con mayor poderío y el abanico sigue siendo parecido.

Final largo.

Un Viña Real de añada poco usual y que como ya se ha comentado, está a medio camino entre tradición y modernidad.

 

Picota con ribetes rojizos, capa meda-alta.
Nariz de media intensidad y donde muestra una gran limpieza desde un primer momento. Notas de una fruta roja bien madura, bombón en licor, especias y balsámicos, un cierto recuerdo ahumado, trazas de tierra mojada y fúngicas y unos incipientes recuerdos terciarios de piel curtida y caza de pelo. Con misterio.
En boca sorprende por su fuerza y juventud, es un vino en plena curva de consumo, con un paso engañosamente ligero y vertebrado por una fresca acidez, resultando largo en el final donde quedan los recuerdos de frutas en licor y especias, con un tanino pulido y redondeado, un vino que se bebe de maravilla. Persistente.
Un Viña Real delicioso y en plena forma, quizá a caballo entre los tradicionales y los actuales, con un poco de ambos pero siempre manteniendo esa identidad riojana alavesa tan apegada a esta mítica referencia, una de las históricas de Rioja. Se bebe muy bien ahora pero seguirá en forma un largo tiempo.

Ayer abrimos dos botellas, la primera impecable y la segunda algo más cansada, probablemente por el corcho de esta última en malas condiciones. En cualquier caso sorprende su perfecto estado de forma y como escribo en el título, tiene un poco de todo: encontramos garra, tersura, acidez, un perfecto balance entre alcohol y madera y unos terciarios que han hecho acto de presencia pero que no se anteponen a la fruta, negra pero también roja.
El paso es elegante, sabroso y aún compacto, el jarreado le viene al pelo no para quitar sedimento, pues el vino es limpísimo, sino para que abra todo el abanico.
Un riojano por los cuatro costados en una fase perfecta. Creo que aunque todavía le queda fuelle está listo para beber.

Color rubí rojizo muy vivo, sorprendentemente cubierto para su edad, muy limpio y sin sedimentos. Ribete ligeramente atejado y lágrima bastante gruesa.

Nariz muy madura, compleja y de buena intensidad: bosque umbrío, mucha fruta roja madura, toques terrosos y fúngicos, tabaco y fino cuero.

En boca se muestra muy ágil, graso y destacando de nuevo ese perfil de rioja maduro pero muy vivo gracias a su buena acidez, con un tanino fino y presente aún, fruta madura pero nada licorosa, finos toques especiados, chocolate negro. Gran final, levemente amargoso y con un deje terroso fantástico.

Está muy en forma este vino, al que le queda bastante fuelle aún para aguantar unos años sin problema.

Bonito color picota de capa alta.
Aroma de cierta complejidad, hojarasca, un poco de chocolate, fresas.
Boca con buena acidez , taninos pulidos. Esta muy vivo a pesar de su edad. Un vino interesante

En copa color rojo cereza con borde cobrizo, en nariz compota y tostados de la madera, en boca vivo, largo y elegante. Este vino está vivo, muy vivo.

Me pareció interesante en nariz, aromas a fruta licorosa, un poco de madera húmeda, hojarasca, recuerdos de clavo, nuez moscada. Boca sedosa, con buena acidez, tanino pulido. Bastante elegante, largo. Rico. Sí es cierto que conserva un buen color.

Concuerdo con el comentario de Manuel. Sobre todo el el "algo más" de los varietales. Color muy oscuro para ser un rioja de 1991, casi negro en el centro con ribete teja.

Aromas de especias como la canela, fruta roja e incluso negra.

En boca se nota el clasicismo aunque tiene un elevado nivel de potencia, abundante fruta y taninos aun vivos.

- Si.
- Rojo cereza con ribete teja, lagrima tintada; el color es muy vivo.
- Mucho, mucho da en nariz: bosque, hojas mojadas, mantequilla, fresa madura, especiado.
- En boca es muy amplio, es sedoso, taninos muy finos, resulta ligero con bastante acidez, por esto último parece un niño, todavía podría aguantar, también largo.
- Es muy agradable la sensación de tomarse un vino con algunos años ya, y que esté tan bien por todos los lados.
- Nos acordamos de Tati y de su padre, brindamos por éllos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar