Corona Semidulce 1984

Vino Corona Semidulce 1984

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,0
Calidad-precio:
9,0

Bodega: CVNE - Compañía Vinícola del Norte de España
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 12,00%
Varietales: viura, garnacha blanca, malvasía
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: fermentación en depósitos de acero inoxidable, crianza en barrica de roble americano

Varietales: viura, garnacha blanca, malvasía

6 Opiniones de Corona Semidulce

La mejor botella disfrutada hasta el momento de ese Corona. Seguramente influya que en las anteriores tuvo de rivales a Diamante Reserva y Zaconia Abocado 6º Año del 55, casi nada.

Color amarillo limón muy brillante con destellos oro viejo y toques anaranjados, quizá algo menos evolucionado que las anteriores.

Nariz intensa y franca, con tonos amielados, de fruta escarchada y café con leche en primer plano, saliendo detrás los toques cítricos (níspero, melocotón en almíbar), leves trazas florales.

Boca muy viva y fresca con amplitud de matices, de viva acidez, sabrosa, van ganando protagonismo los tonos de fruta cítrica (naranja amarga, piel de limón) sobre los de fruta escarchada y más dulce (orejones, membrillo). Final muy largo con un deje amargoso que se funde en un recuerdo final amielado.

Mantiene lenta pero inexorablemente su recorrido hacia niveles de calidad aún mayores, limando las puntas dulces ganando en equilibrio y aumentando su complejidad. Reitero lo ya apuntado: tiene muchos años por delante y va cada vez a más, estando ya en el sobresaliente.

Amarillo dorado con tonos anaranjados, sensación de grosor en copa.

Muy franco en nariz, dominan por los tonos dulces (miel, orejones) sobre los cítricos (piel de naranja) y los cremosos de la madera. Buena intensidad y una complejidad incipiente.

En boca es muy compacto y amplio, gran frescura por su viva acidez, fruta almibarada sobre fondos cítricos que repiten en el postgusto, con un final notable y levemente acídulo (pomelo, naranja amarga).

La evolución lógica posiblemente haga que redondee ese punto dulce y lo integre más con esa frescura ácida. Desde luego, tiene cuerda para hacerlo con calma… para guardar unos años.

Enlace al post con la cata completa:
https://www.verema.com/foros/foro-vino/temas/1187977-cata-historica-rioja-parte-ii

Dorado limpio y brillante.
Con buena intensidad en nariz destaca por su limpieza y juventud, lo que habla bien de la capacidad de envejecer de este vino. Muy primario con toques florales, un marcado fondo cítrico, frutas blancas maduritas, orejones, miel, especias dulces, crema pastelera, trazas balsámicas. Agradece el aire.
En boca está igualmente apretado y vivaz, con acidez y finura, un paso limpio y elegante y un final con buena longitud que nos deja un marcado recuerdo frutal y cítrico, con un ligero tono amargoso y un mitigado dulzor final muy bien integrado. Buena persistencia.
Oigan, pues este vino es un caramelito, con 30 años está todavía joven y primario y puede decirse que necesita un tiempo más para que vaya ganando complejidad, algo que desde luego habla muy bien de esta botella. Recomendable por tanto guardar, pero es un vino muy agradecido.

Dos meses más tarde aún me queda un resto. En nariz se muestra intenso con sensaciones de tostados algo dulzones con recuerdos de melocotón en almíbar, nísperos maduros, naranja escarchada y sensaciones de mermelada de naranja amarga, notas amieladas. Densa y cremosa entrada, recorrido bastante más amargoso con sensaciones de mandarina muy sobremadurada, buena acidez, cremoso con toques amielados, buena persistencia.

Ya no da más de sí.

Más info en: http://www.elvi.net/2013/02/25/corona-semidulce-1984/

Color oro viejo con tonalidades anaranjados bien brillante. Inicialmente sin agitar la copa se muestra una fruta del hueso madura (albaricoques) y pielo de naranja algo seca, posteriormente al agitar nacen los recuerdos de mandarina agria y naranja escarchada, suaves toques de orejones con algo de miel, compota de naranja, suaves sensaciones de regaliz de palo. Fresca entrada y ligera estructura, sensaciones de naranjas algo amargas (mermelada inglesa de naranja), excelente acidez, con mucha vida, sabroso, fruta cítrica y apuntes amielados y notable persistencia amarga. Final largo, postgusto de naranja y retronasal amielado.

Notable y que puede aguantar más tiempo.

Más info en: http://www.elvi.net/2012/12/15/corona-semidulce-1984/

de color oro viejo, reflejos anaranjados y dorados, limpio, lágrimas muy gruesas. En nariz es toda una sorpresa, potente y de enorme personalidad, hay una ligera nota almibarada que engarza las pieles de naranja seca, orejones, toffee, fruta de hueso. Sin signos negativos de reducción. El conjunto está envuelto por sensaciones de pimienta blanca ahumada y de boletus (shitake seco) y un atisbo de botrytis. En boca es más abocado que semi-dulce, menos dulzoso que los actuales Corona. Hay toneladas de fruta escarchada (naranja, membrillo, cerezas en licor) y una potente nota avainillada de la barrica, pero sobre todo predominan las notas cítricas, las pieles de mandarina, nectarina, con un punto de amargor que nos trae la confitura de naranja amarga, tarta al whisky... No excesivamente largo pero con una extraordinario acidez. Vivito y coleando a pesar de tratarse de una añada muy menor como la de 1984. Los años lo están acompotando y dándole dignidad: cosas de la viura. En 15 o 20 años será un gran vino. Aún no. A esperar!!!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar