Viña Real Gran Reserva 1996

Vino Viña Real Gran Reserva 1996

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
93
Puntuación Media:
8,7
Calidad-precio:
8,5

Bodega: CVNE - Compañía Vinícola del Norte de España
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: 95 % Tempranillo, 5% Graciano
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: La fermentación maloláctica se realiza en barricas de roble francés y americano. 3 años en barrica y 3 años en botella.

Varietales: 95 % Tempranillo, 5% Graciano

9 Opiniones de Viña Real Gran Reserva

Recién servido, está un tanto reducido en nariz.
Color rubí con ribete ligeramente atejado, bastante lágrima, sin sedimentos, brillante.
Nariz clásica, especiada, sotobosque, trufa y fruta en licor.
En boca entra potente, con cuerpo, fresco, acidez bien integrada, sabroso, con vida por delante, largo.

Rubí con ribete atejado. En nariz tiene potencia media y mandan los terciarios: cuero, tabaco y, quizás, clavo. También aparecen aromas a mermelada de frutos rojos. En boca es sedoso y con taninos pulidos, y prácticamente carece de acidez. Me parece que es un vino que ya ha dado todo de sí. No me convence.

Que bien sienta un Rioja clásico Gran Reserva de vez en cuando. Este Viña Real 1996 y embotellado por el 1999 nos ha encantado. Que mejor para celebrar los 10 años!

Hecha la cata tras 35 horas decantado. Rubí rojo teja gastada. Nariz de intensidad muy alta.
Polvo y ropa vieja. Cerezas lejanas, pero presentes. Muestra su potencia en boca. Cálido, excasa acidez, equilibrado y muy largo. Fantastico. Pagados unos 19 euros a finales del 2009.

Magnífico corcho cubierto de moho por la superficie y tintado por la otra cara.
Se viste de aristocrático rubí con ribete de madurez teja. Capa muy baja.
Nariz elegantísima de carne fresca, flores secas, lavanda, fruta roja y cítricos agridulces; así como tabaco rubio, algo de cuero, vainilla y canela. Acidez volátil en sutil equilibrio.
En boca fino, fino. Delgadito pero dejando sabor. Seco. Tenso a más no poder. Tanino aún poderoso y con ganas de botella.
Gusta pero no emociona.

He probado este clásico con una grata sorpresa. No es un vino moderno pero es un vino hecho con mucha dignidad y que no tiene nada que envidiar a muchos modernos, superando incluso a muchos parkerianos, por su ligereza, pero con mucha agradibilidad que te hace seguir bebiendo con placer y no te tumba después de la primera copa, al no tener una gran presencia de alcohol. Sigue los métodos clásicos y no tiene ese sabor a madera que muchos modernos tienen, si no que tiene ese sabor clásico a larga crianza. Color rojo rubí con toques de teja. En náriz aromas al principio un poco cerrados, pero poco a poco va sacando una fruta roja fresca con suaves notas tsotadas de la crianza y algunas notas de cuero. En boca es francamente agradable, con una gran presencia, es ligero pero con unos buenos tanino muy moderados, acidez correcta y un buen recorrido. Estamos ante un vino clásico que no hay que olvidar.

Color rojo cereza con borde atejado
En nariz se muestra muy fresco dando lugar a la fruta y algo de especiado. En boca tiene un paso bien estructurado y de potente tanicidad , lo que le confiere un gran potencial de guarda. Largo y persistente volviendo otra vez la fruta. Es un vino que aún mejorará en botella

Rojo rubí de capa media con ribete color teja. En nariz destacan sus notas de la larga crianza en barrica (tostados, especiados) en armonía con los aromas de la fruta, tierra húmeda, sotobosque. En boca es ampuloso, potente y goloso, con recuerdos de higos secos en el retronasal si bien, para mi gusto, le falta una puntita de acidez

Color rojo rubí de caoa media con ribete atejado.
La nariz te recibe con olor a polvo que desaparece tras agitación, presentando ahora un carácter algo más goloso, frutas maduras, reducción de vino, grosellas, avellanas, higo y ciruelos.
En boca es redondo, muy pulido por la botella, afrutado y aterciopelado. Correcta acidez y buen recorrido.

Vino de corte clásico en el que se hecha de menos algo más acidez.

Rubí con ribete teja. Nariz algo cerrada con suaves notas de reducción a la que le cuesta un buen rato sacar esa fresca fruta roja y esos toques de cerezas en licor, suaves nitas tsotadas, algunso cueros y toques de egaliz e hinojo. En boca es muy atractivo, con excelente presencia, ligero pero con excelente espinazo, acidez correcta y buen recorrido. Un clásico en magnífica forma.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar