Cune Crianza 2006

Vino Cune Crianza 2006

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
84
Puntuación Media:
6,8
Calidad-precio:
5,0

Bodega: CVNE - Compañía Vinícola del Norte de España
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: Uva Tempranillo 100%
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Crianza 12 Meses en barricas de roble

Varietales: Uva Tempranillo 100%

9 Opiniones de Cune Crianza

El vino en general no tiene mayores defectos ni virtudes.
El color de capa media, no muy brillante pero limpio.
En nariz, compotado, notas florales y maderosas.
En boca es denson y poco agradable.
Facil de beber, pero 3 personas no nos acabamos la botella.

Vista: Color entre teja y rubí de capa media.
Nariz: Frutas rojas frescas, regaliz, vainilla, cueros... No resulta demasiado espresivo en nariz.
Boca: ligero, algo estrecho, con acidez correcta, de escaso cuerpo y fresco retrogusto de justita persistencia.

En vista se trata de un vino tinto bastante clásico, de color cereza madura intenso de aspecto muy intenso.

En olfato me evoca especialmente el tempranillo, algunos matices ahumados o de regaliz y evidentemente de frutos tojos.

En boca es fino, no embafa de entrada, paso correcto. Gusto frutal rojo ácido. Postgusto relativamente corto pero agradable.

Es un vino democrático (gusta a mucha gente), clásico, limpio (nada de residuos) y en global gusta a cualquier profano sin más pretensiones. Excelente vino de diario para alguien que prefiera algo más que un vino de mesa o un joven de cosecha.

Corcho en buen estado a principios de 2011 aunque lo veo algo tendente a quebrarse con el paso del tiempo (tampoco estamos ante un vino de guarda).

El vino llevaba 1 año y pico conservado a 12-14 grados. Condiciones ideales. Catado en copa ideal: Una Riedel de cata que obtuve comprando 2 botellas de Muga Reserva Especial del 2005. Mejor copa imposible. Aireado media hora. A 21 grados de temperatura ambiente (el vino a unos 17).

Visual: bonito color rojo cereza, ribete violáceo (sin llegar al violáceo de un vino joven o joven-roble recién embotellado), bastante joven y sin demasiada evolución todavía, reflejos semiteja indicativos de los 12 meses de crianza en barricas de roble americano y francés. Lágrima débil y poco abundante.

Nariz: Poco potente al poco de descorchar. Conforme pasa el tiempo en copa empieza a abrirse un poco más. Fruta madura, fresa muy madura, anís, especias, vainilla y mentol, reminiscencias a canela y a madera de buena calidad. En general, incluso con tiempo en copa la nariz es de fuerza limitada, digamos media, menor que en otros Crianzas de Rioja de la competencia.

Boca: Entrada suave, noble y ligeramente golosa. Da ganas de seguir bebiendo. No muy alcohólico. Sube poco y no es nada peleón. Ligeramente tánico y astringente pero sin excesos, apacible y con notas aterciopeladas. Neutro en muchos aspectos, no destaca especialmente en nada salvo en el ligero toque anisado que me deja en boca (igual que en nariz). Paso por boca fácil, final un poco corto pero, lo poco que dura, deja un postgusto agradable.

Aunque es un vino más que aceptable para los enófilos y con el que quedas bien con cualquier profano al que le guste beber (que no catar) vino, por el precio de Cune (en torno a 6 euros),tenemos Conde de Valdemar Crianza en Hipercor que, para mi gusto, le da 20 vueltas a éste.

Vino de capa media,poco complejo y de no mucha intensidad en nariz,falto de personalidad y con un postgusto medio en boca.....y pese a todo esto, no me disgusta.
Es un vino agradable, con una RCP correcta y que siempre nos quedará como ese vino que poder llevarle a alguién, sin excesiva afición y al que sin embargo un Cune, entre que el nombre le suena, gracias a un excelente marketing y que tiene un paso por boca tan facilón como frutal, le gusta.

VISUAL: Color rubí, borde granate y capa media.
OLFATIVA: Intensidad media, fruta roja, especiados y notas de su paso por barrica a vainilla y sutiles cueros. Poca evolución, aunque se vuelve más dulce, notas de caramelo quemado y regaliz.
GUSTATIVA: De medio cuerpo, paso fácil y ligero. Poco sabroso, corto recorrido y postgusto muy suave a regalices.

Un vino con buena D.O. y buen marketing que se vende más por ello, que por sus prestaciones y satisfacciones que ofrece.
De color rojo rubí, limpio y brillante, con ribete grana y capa media-alta, con una expresión aromática bastante limitada, apreciación inicial a tostados que le aporta su paso por barrica, que dan paso posteriormente notas de fruta madura y ligeros especiados.
En boca tampoco mejora, bastante facil, falta de presencia, un poco astringente y final bastante ajustado en cuanto a persistencia y longitud.

VISUAL: Color rubí, borde granate y capa media.
OLFATIVA: Justita intensidad y expresión, suficiente frutita roja madura junto notas dulces de su crianza tipo avainillados, con un fondo a regalices negras y especiados.
GUSTATIVA: De medio cuerpo, paso fácil agradable y ligero, correcta acidez, con ligera amargosidad, postgusto confuso y no demasiado intenso, quizás a regalices, media longitud.

Color rojo rubí oscuro, bastante cubierto en capa. Ribete granatoso; lágrima transparente, débil y ligera.
En nariz, débil también en intensidad y poco expresivo. Cerrado al principio, se aprecian luego algo de fruta madura y madera y, más marcadamente, un fondo especiado en la copa.
En la boca, más de lo anterior. Poco cuerpo, muy suave de entrada y en su recorrido, ligero y corto. Post-gusto final ligeramente especiado.
Como otros años, un vino que se deja beber, pero que no da grandes alegrias.
No siendo caro, por casi 6€ que vale, se encuentran en el mercado riojas con tempranillo mucho mejores.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar