Vino Viña Real Gran Reserva 1996: Clásico Rioja, agradable y excelente


He probado este clásico con una grata sorpresa. No es un vino moderno pero es un vino hecho con mucha dignidad y que no tiene nada que envidiar a muchos modernos, superando incluso a muchos parkerianos, por su ligereza, pero con mucha agradibilidad que te hace seguir bebiendo con placer y no te tumba después de la primera copa, al no tener una gran presencia de alcohol. Sigue los métodos clásicos y no tiene ese sabor a madera que muchos modernos tienen, si no que tiene ese sabor clásico a larga crianza. Color rojo rubí con toques de teja. En náriz aromas al principio un poco cerrados, pero poco a poco va sacando una fruta roja fresca con suaves notas tsotadas de la crianza y algunas notas de cuero. En boca es francamente agradable, con una gran presencia, es ligero pero con unos buenos tanino muy moderados, acidez correcta y un buen recorrido. Estamos ante un vino clásico que no hay que olvidar.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar