Ramón Bilbao Rosado 2015

Vino Ramón Bilbao Rosado 2015

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,5
Calidad-precio:
8,5

Bodega: Ramón Bilbao
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Rosado
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: Garnacha
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Maceración de la uva tinta en depósito durante 2-4 horas. El sangrado se realiza del modo tradicional, sin prensado mecánico. Después de esto el mosto pasa a fermentar a baja temperatura.

Varietales: Garnacha

13 Opiniones de Ramón Bilbao Rosado

Clásico color cobrizo claro provenzal que despista en un primer momento.
Sutileza y elegancia en aromas con fragancia de frutillos rojos, agradables notas vegetales, piedra blanca y dulzura contenida.
En boca destaca la fruta roja combinada con los cítricos, hay buena acidez, estructura, y toque amargo con posgusto ligeramente goloso.
Un vino rosado equilibrado, contenido y elegante, siendo al mismo tiempo frutal y fresco.

Pero sigue con esos amargores refrescantes, aunque su fruta roja ha perdido un poco de frescura.

La nariz es más intensa en cuanto a fresa madura, jugosa, casi compotada, Los cítricos son más suaves, hay flores, pera y manzana roja madura, especias, mineralidad, cerezas, algo de matorral... Más madura, pero con unos suaves herbáceos que la hacen refrescante y con "cuerpo".

La boca es más cremosa, pero con una entrada fresca gracias a sus amargores y acidez. La fruta, como hemos comentado antes, está madura, jugosa, que se deshace ne la boca mientras al masticas. Hay suaves herbáceos, un toque como salino, mineralidad, cítricos muy maduros, flores... Ha crecido en complejidad y sobre todo madurez.

Me gustaba más su perfil más fresco.

Al principio no le había pillado el punto a este rosado, pero poco a poco se hace querer, le pillas cariño.

Un rosado fresco, con un toque dulzón, con sus fresas, cítricos fruta blanca de hueso, herbáceos, flores, notas lácteas, ligeras especias picantes, mineralidad. Un vino complejo en nariz, denso, perfumado y que te invita a probarlo, a beberlo y disfrutarlo.

Y tanto que lo haces, porque esa fruta madura jugosa, esa mantequilla, las especias, flores, cítricos maduros, fruta blanca, herbáceos... inundan tu paladar con un paso denso, jugoso, con un punto goloso. La acidez es muy buena y tiene unos amargores ricos, de flor de azahar.

Es rico, complejo y con un buen "envejecer".

Color piel de cebolla.
La nariz es de media intensidad, equilibrada y fresca, sin excesos. Notas de fruta roja, cerezas, notas de albaricoque, hierbas aromáticas y un punto mineral.
En boca tiene buena entrada, su buena acidez vertebra el conjunto, muy buen puesta y acompaña las sensaciones frutales, ligera untuosidad, estructurado y con un final de buena longitud.
Se bebe muy bien.

Botella bordelesa con relieve del sello de la bodega en la parte superior de la etiqueta delantera. Con sello azul específico que sólo aparece a la temperatura de servicio recomendada del vino (10-11ºC). Cierre sintético recomendable para este tipo de vinos (se busca mantener la frescura de la fruta).

Visual: color rosa palo con destellos ligeros asalmonados y piel de cebolla seca. Limpio, brillante y con buena lágrima de rápida caída.

Nariz: de intensidad media-baja a temperatura de servicio; algo por encima de dicha temperatura aparece mayor intensidad a fruta roja fresca (fresas, frambuesas), fruta blanca (pera de agua), albaricoque, flores blancas, herbáceos, eneldo, monte bajo, hierba fresca húmeda y sutiles toques lácteos y de bollería (mantequilla, croissant).

Boca: ataque fresco y frutal (fruta roja) de buena densidad, volumen medio, vino untuoso en el paso por boca. Bastante seco y de buena estructura. Bastante acidez ahora mismo que le da mucha agilidad en boca. El final es de buena longitud con fruta roja y blanca fresca, toques herbáceo/vegetales, monte bajo y, sobre todo, hierba fresca recién regada.

Buen rosado para estas noches de verano. No es espectacular, no tiene una gran intensidad en nariz, pero es un buen vino en su categoría (rosado joven), tiene un atractivo color provenzal, rebajado de capa y, sobre todo, una estupenda boca, fresca y de buena complejidad.

Un vino para consumir durante este año y, como mucho, hasta el verano de 2017. Para disfrutar estas noches de verano. Se bebe muy fácil la botella (incluso bebiendo una sola persona).

PVP en torno a poco más de 6€ (no llega a 7€). Buen rosado de muy buena RCP.

VISUAL
Color rosa claro, pálido, un poco piel de cebolla y salmón. Muy buen brillo, joven. Densidad media con lágrima rápida. Un vino vivo y con intensidad media. Corcho ...no es alcornoque. Botella clásica, se podría distinguir con otro tipo, un 5.

AROMA
Inciales aromas a frutas rojas (fresa y frambuesa) y flores, junto a monte bajo.
Vino limpio, sin defectos y con intensidad media. Puntas lácticas y de lías (mantequilla). Té verde.
Un vino joven, del año 2015 en concreto. Sin mentiras.

BOCA
Ataque seco, denso, limpio en boca, con acidez media, algo cremoso en textura, sabores limpios y con intensidad media (+) a fruta roja y de carne blanca (pera, paraguayo, albaricoque joven, melón). Notas de hierba, helechos, todo fresco y matorral bajo. Cuerpo medio, estructura muy buena. Final medio vegetal, pareciendo a que tuviese un poco de Tempranillo, por el corte vegetal.

CALIDAD
Buena, con identidad de variedad y para consumo actual. Económico.

NOTA
Al ser un vino de variedad Grenache, tiene cortes de Pays d´Oc y Langhedoc.

REDES
http://www.bodegasramonbilbao.es/tienda/index.php/todos-los-productos/ramon-bilbao/rosado.html

Porque es un vino con carácter, que me ha gustado más que en su añada precedente. Es refrescante, jugosos, chispeante, pero con un toque diferente.

En nariz, los cítricos, la naranja, flores, fruta blanca como manzana, notas vegetales, algo de pimienta... pero arropado todo con un toque dulzón y sugerente, que hace que tenga un carácter especial, alegre, fresco maduro a la vez.

Y en boca no defrauda con una acidez afilada, es intenso en sus notas frutales y florales, pero con un toque extra de dulzura que hace que sea un vino jugoso, sabroso, con un cuerpo muy interesante, graso, denso, mineral...

Me ha parecido un vino bastante complejo, con ese toque dulzón al final que equilibra esa fruta y acidez y le dan una gran armonía. Un vino de los que te hacen disfrutar!

Rosado pálido de reflejos cobrizos. Línea provenzal que parece recoger sobre todo La Rioja. Tiene un aroma muy fresco, es floral, con notas de manzana roja ácida y fruta amarilla de hueso; albaricoques, nísperos... En boca resalta más lo fragante y el tono dulce que lo hace adictivo, aflora la lavanda, el tacto es graso y delicado, cuenta con una gran jugosidad (fruta-acidez), final mineral persistente. Atractivo en conjunto, pero en nada estamos echando de menos el otro perfil.

Color piel de cebolla con ribete dorado. Ataca en nariz con una fruta muy dulce y fresca acompañada de un monte bajo. Con el movimiento vuelve la fruta pero esta vez más dulce, el melocotón y la fruta amarilla con hueso. Finaliza con unos botánicos importantes.

En boca es directo y con una acidez totalmente equilibrada. Es untuoso y te llena la boca. Una buena sensación.

Color piel de cebolla.
Nariz de intensidad media, comedido pero muy elegante, con unas notas de fruta blanca, frutos con hueso algo verdes, nísperos, fruta roja, cerezas, un punto de azúcar tostado y un fondo mineral muy rico. No hay más, pero qué bien puesto todo lo que tiene.
En boca es fresco, para nada goloso, con una buena acidez que le da sentido al conjunto, una fruta roja ácida, el fondo mineral que ser percibe en nariz también está en la retronasal, tien un fondo amargoso y un recorrido medio.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar