Vino Ramón Bilbao Rosado 2015: Pues te estoy pillando cariño


Al principio no le había pillado el punto a este rosado, pero poco a poco se hace querer, le pillas cariño.

Un rosado fresco, con un toque dulzón, con sus fresas, cítricos fruta blanca de hueso, herbáceos, flores, notas lácteas, ligeras especias picantes, mineralidad. Un vino complejo en nariz, denso, perfumado y que te invita a probarlo, a beberlo y disfrutarlo.

Y tanto que lo haces, porque esa fruta madura jugosa, esa mantequilla, las especias, flores, cítricos maduros, fruta blanca, herbáceos... inundan tu paladar con un paso denso, jugoso, con un punto goloso. La acidez es muy buena y tiene unos amargores ricos, de flor de azahar.

Es rico, complejo y con un buen "envejecer".

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar