Las Pisadas 2015

Vino Las Pisadas 2015

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
89
Puntuación Media:
7,8
Calidad-precio:
5,8

Bodega: Familia Torres
D.O./Zona: DO Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: Tempranillo
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Procede de viñedos tradicionales de entre 25 y 50 años, plantados en vaso y cosechados a mano, repartidos en tres zonas situadas a diferentes alturas. Maceración 18 días. Fermentación durante una semana aproximadamente depósito de acero inoxidable bajo control de temperatura (26-28ºC). Luego envejecen durante 10 meses en barricas de roble francés de 225 y 300 litros, parcialmente nuevas, y otros 12 meses en botella.

Varietales: Tempranillo

119 Opiniones de Las Pisadas 2015

Aspecto limpio y brillante, capa alta, color rojo granate.

Nariz de intensidad media, fruta roja y negra maduras, balsámicos, regaliz, finos especiados, café y tabaco.

En boca el tacto es suave a la entrada, se aprecia volumen y frescura, acidez correcta, tanino firme, rugoso y de astringencia ligera. Cuerpo medio. Es un vino bastante equilibrado, redondo y persistente. 

Tuve la oportunidad de participar en la segunda cata virtual de este vino. Lo he vuelto ha catar hace unos días y me he llevado una agradable sorpresa. Me explico, por la valoración media que resulta del la cata virtual (yo siempre defiendo que esta valoración puede perfectamente representar el valor del vino) podría deducirse que nos encontramos ante un vino de calidad regular y precio descompensado. 

Mi valoración sobre el mismo se aleja grandemente de esta apreciación ya que lo que yo he encontrado en este vino ha sido:

Una fase visual sin problemas.

En nariz un vino intenso, franco, con los aportes de la crianza bastante marcados, predominando sobre los de la fruta pero formando entre ambos un conjunto complejo y expresivo.

En la fase gustativa transmite las mismas sensaciones que nos anunciaba la nariz, es amplio, estructurado, con energía sápida, seco, con la tanicidad aún firme, con una buena frescura y de final de bastante persistencia.

En resumen, pienso que esta elaboración riojana de La Carbonera es muy interesante y con una personalidad y características que satisfará a los que gusten de vinos con presencia, cierta contundencia y con capacidad de guarda.

Con lo expuesto no quiero decir, Dios me libre, que los demás estaban equivocados al valorarlo; simplemente que en mi humilde opinión, la valoración media que refleja no hace justicia al vino que yo he tenido en mi copa. De alguna manera ya me pronunciaba así cuando en noviembre de 2019 puse mi opinión sobre este vino pero, en esta ocasión lo he encontrado aún más amplio, estructurado y vital.

  • Color en la copa

Y por fin me voy a poner al día con las Catas virtuales atrasadas. En esta ocasión es una genial idea de la bodega Familia Torres y de Verema el volver a proponer una cata virtual de un vino un año después de la primera para poder así comentar su evolución en botella. Vamos a ello.

Teníamos la botella en nuestra vinoteca atemperada a 16°C. La abrimos y dejamos respirar por espacio de 30 minutos antes de proceder a su valoración a 17°C.

VISUAL:  De color rojo picota de capa media con el ribete en tonos rubí-violáceos y con abundante lágrima, fina, transparente y ligeramente tintada (85).

OLFATIVA:  A copa parada es muy aromático, hay mucha fruta fresca roja y negra, frambuesas, moras… Al agitar asoman matices florales a rosas rojas, especiados de clavo y pimienta negra, herbáceos de montebajo, hinojo, orégano y un toque como de hierba fresca, húmeda y recién cortada. También encontramos de nuevo algo de regaliz y de fondo se intuye un ligero toque amaderado muy sutil. Parece que su intensidad se ha incrementado respecto a la botella anterior manteniendo su complejidad (88).

GUSTATIVA: En boca tiene un buen punch, alta acidez, bastante envolvente, con mucha fruta roja y negra madura en el paladar. Los taninos todavía marcados con un paso por boca secante y un puntito ácido, para seguir evolucionando sin duda. En retronasal un poco más de lo visto en nariz con aromas herbáceos y florales. En el post-gusto una vez más encontramos recuerdos frutosos y a regaliz de palo con un ligero atisbo del roble al final, con finos tostados muy escondidos. Su persistencia es mayor a la observada hace un año, nos vamos a los dos minutos y 20 segundos, como más corpulento, más hecho. Sí ha evolucionado un poquito, pero en dos o tres años lo encontraremos en su plenitud sin duda (87).

La RCP la mantendremos en buena.

MARIDAJE: Sin darnos cuenta repetimos maridaje y nos lo tomamos de nuevo con un jugoso entrecotte de ternera argentino al romero. Vino con el carácter y potencia apropiadas para maridar perfectamente con los intensos sabores sanguíneos, animales y herbáceos de nuestro entrecotte. Rico, rico...

Como siempre, despedirnos dando las gracias a la bodega y a Verema por estos regalazos que nos alegran el día sin duda y pedir disculpas por la demora en algunas valoraciones.

Salud-os!!

LAS PISADAS 2015

CARACTERÍSTICAS GENERALES

Tipo de Vino: Vino Tinto

Bodega: La Carbonera

Regiones: D.O.Ca. Rioja

Variedad de Uva: 100% Tempranillo

Bodeguero: Familia Torres, Miguel. A. Torres Riera

Tipo de barrica: Barricas de roble francés (16% nuevas)

Tipo de botella: Bordelesa

Permanencia en Barrica: 10 meses

Servicio: Degustar a una temperatura de 15-16 ºC

Embotellado: 7/2017

Consumo: Conservado en buenas condiciones mantendrá su potencial hasta 2024

Acidez total (g/l): 4.8

Azúcar (g/l): 0.4

PH: 3.60

Graduación (% vol.): 14

 

NOTAS DE CATA

Visual.- De color picota oscuro, de capa alta, ribete rubí, muy glicérico que tinta la copa, limpio y brillante.

Olfativa.- Intensidad media. Tostados y frutos negros confitados, especias, café y regaliz.

Gustativa.- Entrada suave y elegante, fresca, con buena acidez y un poquito de astringenca, acidez correcta, redondo, equilibrado y con persistencia.

En fase visual se muestra con una botella y etiqueta clásica sin demasiada información con buen corcho. El vino tiene un tono rojo cereza con lágrima lenta. En fase olfativa se aprecia fruta roja, de intensidad baja. Es especiado, muy balsámico y fresco. En fase gustativa es muy fresco y equilibrado, fácil de beber. Suave, con una buena integración del alcohol, de astringencia media. Se puede disfrutar perfectamente solo o con un buen queso viejo.

Visual: Botella elegante,Rojo picota,capa media -alta,lágrima abundante y lenta,brillante,ribete granate

Olfativa:frambuesa,dátiles,clavo,intensidad media

Gustativa :Suave y elegante ,un poco corto,fruta en licor,ciruelas,pasas,madera bien integrada

muy rico y bien hecho

Gran oportunidad de catar el mismo vino un año después, se agradece el ejercicio.

Mis impresiones varían ligeramente a las de hace un año, aunque no en lo sustancial.

De color rojo picota de capa media-alta, limpio y brillante, ribete granate y lágrima marcada y que tinta la copa-

En nariz destaca fruta roja madura, sensación de compotase, también se muestra balsámico, especiado. Continuan las notas a madera, aunque no se me ha mostrado tan floral como hace un año.

Fluido en boca, con acidez presente y final con un toque amargo. Los taninos se encuentran más pulidos, con una mejor sensación de plenitud.

Necesita aire, abrir la botella media hora antes, ha servido de bien poco, mejor decantarlo y jarrearlo.

Es de un color rojo picota de capa media-alta y ribete granate. Límpido y brillante, pocas lágrimas al menos en mi copa.

En la copa se muestra algo tímido (comienzo a pensar si ocurrirá lo mismo que el año pasado) aunque al movimiento se va despertando y nos muestra un perfil maduro, la fruta roja, y algo más fresco por la negra. Intensidad media, concentrado, fino punto especiado, el alcohol tan fragante como balsámico... Punto carnoso de una fruta densa y en sazón. Aspecto seco, recuerda al hueso de la cereza, la endrina. Es expresivo pero también hay que ir al encuentro... el peso de la fruta sobre el de la crianza y en este vino es equilibrado, tramado y con sinergia para ambos.

La entrada en boca es fresca, fluida y algo voluminosa gracias al alcohol. Notas de los terciarios, el tanino se deja sentir, si bien el tacto es arenoso. Buena acidez que puede parecer algo tapada pero es de las que trabaja con humildad y eficiencia. Hay presencia de la fruta arándano, mora y ciruela junto a una roja algo más madura, fresa y cereza. Tramadas con las notas especiadas y balsámicas, tabaco, pimientas y regaliz. 

Sin lugar a dudas este año en botella ha contribuido en su mejora y afinación, como otro más ayudará a una mayor complejidad y comprensión de la añada. 

 

 

Mejora este rico vino riojano. Cereza capa media y destellos rubí, nariz franca con fruta roja, especias con un clavo marcado, toques de tabaco y regaliz y algo de cuero en una nariz elegante.
En boca es un vino fresco, con buena acidez, tanino todavía domándose, buena carga de fruta y un final ligeramente mineral muy alavés.
Está ya muy rico, aunque tiene capacidad de mejora creo.

De color picota, limpio y brillante. De capa media/alta. Ribetes violáceos. Lagrima abundante y densa.

En nariz. Se muestra tímido a copa parada, según va abriéndose va mostrando sus aromas a fruta en confitura de frambuesas,arándanos y notas de frutos secos (ciruelas pasas) sobre un fondo especiado (clavo) y notas minerales. Cueros..... madera bien integrada.

En boca es sabroso, algo licoroso y tanino aún por pulir, con cierta astringencia. Acidez correcta que le aporta frescura. Muy adolescente aún.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar