Viña Esmeralda rosado 2015

Vino Viña Esmeralda rosado 2015

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
90
Puntuación Media:
8,0
Calidad-precio:
7,0

Bodega: Excelsia - Familia Torres
D.O./Zona: D.O. Catalunya
País: España
Tipo de vino: Rosado
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 12,50%
Varietales: Garnacha
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: El vino Viña Esmeralda rosado 2015 en vino monovarietal elaborado con garnacha. Fermenta en depósitos de acero inoxidable durante 15-20 días a una temperatura controlada de entre 14 y 17ºC. Viña Esmeralda rosado 2015 envejece durante 4 meses sobre sus lías.

Varietales: Garnacha

75 Opiniones de Viña Esmeralda rosado

Color piel de cebolla muy pálido, limpio, brillante y con un punto efervescente.
Nariz franca y directa, con protagonismo de la fruta roja, alguna golosina pero sin excesos, punto cítrico de limón y naranja, notas de fruta de hueso (albaricoque) y pinceladas de de herbáceos finos.
En boca tiene una entrada amplia, con buena acidez, chucherías sin superar los límites, punto amargo y buena permanencia.
Un rosado bien hecho y apto para muchos paladares y ocasiones.

Lo primero disculparme por la demora en colgar esta nota de cata. En mi caso se me acumulan las virtuales cuando vuelvo a España pero ahí estamos, más vale tarde que nunca, je,je...
La verdad es que han sido unas Navidades de locura y ya de vuelta al trabajo y más relajado (en Ecuador) me pongo a la faena de colgar todas las catas pendientes (que son unas cuantas).

La botella presenta una forma estilizada elegante y armoniosa. La etiqueta sencilla con su nombre en grandes letras rosadas, bien traído. La verdad es que su estética es muy sugerente.
El tapón tan solo correcto, un tanto corto. Dejamos la botella respirar por treinta minutos y procedemos a su cata a 11°C:

VISUAL: Nos muestra un color rosa pálido, asalmonado, con reflejos acerados, limpio y muy cristalino. De lágrima fina y abundante. No sé si están de moda estos rosados tan ténues, pero no es mi coloración preferida vamos (80).

OLFATIVA: A copa parada encontramos fruta roja pero fresca (fresas y frambuesas) y un ligero toque cítrico, como a pomelo y mandarina. Al agitar aparecen notas más dulzonas como a chuches de fresa, plátano maduro, crema inglesa así como recuerdos a fruta con hueso (albaricoque y ciruela blanca). Al final un deje mentolado, fresco, herbáceo que me recuerda a la hierbabuena. Su intensidad no es impactante pero lo encuentro bastante complejo para ser un monovarietal de garnacha (86).

GUSTATIVA: Nos lo llevamos a la boca y se presenta amplio, lácteo y ligeramente salino. De acidez correcta con su puntito chispeante con un paso por boca alegre y suave, muy juvenil. En retronasal nos deleita con notas frutales a fresas y cítricos de naranja que acompañan esos recuerdos de crema pastelera. De persistencia media, unos dos minutos.
Tengo que reconocer que no soy de rosados, pero este vino me parece cuando menos notable, bien elaborado, armónico y divertido. Aconsejar que considero muy recomendable dejarlo subir hasta los 12, 13°C para apreciarlo en su plenitud aromática (84).

La RCP me parece buena pues cuesta unos 6 euros y medio y para ese precio aporta bastantes cositas.

Lo maridamos con unas tostas de salmón noruego ahumado con mantequilla. Delicioso maridaje, cremosidad por doquier y un perfecto aliado para desgrasar ese salmón.
Como siempre gracias a las bodegas Torres por contar con nosotros y eterna gratitud a los responsables de Verema por hacer que estas catas virtuales lleguen a buen puerto. Mil gracias y salud-os!!

Un vino muy bien presentado, con botella especial y elegante, para una bonita terraza y con buena compañía, un vino para sacarle conversaciones agradables, viajes, vacaciones, recuerdos.
Rosa piel de cebolla muy claro, con ribete casi asalmonado, muy transparente.
En nariz llama la atención la mezcla de la suave chuchería de fresa, rosas y la intensidad de piel de cítricos como la mandarina y el pomelo.
En boca, en contraste con el color, que hace esperar agua, vemos una entrada con acidez justa, melosa, con cuerpo, sedosa, con posgusto medio y leves toque amargos.
Domina el sabor a cítricos y fruta roja fresca, pero muy suave, sin llegar a golosa, pero muy agradable y fácil de beber. Buscando, buscando, sin darme cuenta ha caido media botella sin sentirlo.
Es muy agradable.

Color piel de cebolla, muy limpio y brillante, al estilo de los rosados provenzales.
En nariz hay cítricos (pomelo), fresa, herbáceos, flores blancas, algún recuerdo a pétalos de rosa.
Fresco en boca, suave, frutos rojos (fresa madura) y nuevamente cítricos. Buena acidez, liviano, con fondo almibarado, final medio ligeramente amargoso.
Fácil de beber.

Limpio, rosa palo, afrutado, demasiado goloso para mi gusto. Necesario tomarlo bien frío. No seré muy objetivo, pues los rosados no los entiendo. Correcto.

Color rosa pálido, tipo piel de cebolla, muy afrancesado, jeje. Nariz de intensidad media, con notas de piruleta de fresa, toques herbáceos, ligeros lácticos y finalmente fondo cítrico. En boca tiene cierto carácter untuoso, dulcedumbre, acidez correcta, vuelven las notas cítricas y herbáceas, y tiene una cierta calidez

V: Rosa pálido reflejos rosas con lagrima muy abundante. Limpio y brillante.

O:Intensidad media. Frutos rojos, gominolas y algunois balsamicos. Muy aromatico.Peras ciruelas, citricos y algo herbaceo en el fondo. Fresco y agradable.

G: En boca es fresco y agradable. Glicerico en boca y paso amable. Siguen los aromas de gominolas en la retronasal.

Color rosa asalmonado clarito pero brillante, muy al estilo provenzal tan de moda últimamente. En mi botella ni rastro de carbónico.

Nariz intensa y muy golosa. Chuches de fresa (palote) por un tubo, algo de plátano maduro, leves notas herbáceas, con el tiempo aparece algo de crema pastelera y notas lácteas. Las chuches se difuminan bastante con la aireación al mismo tiempo que se intensifican los herbáceos y aparecen aromas cítricos.

Paso por boca muy goloso, ligero y vinoso con cierta untuosidad. Acidez correcta y buenos amargos. Buena persistencia. Mejor no dejar que suba la temperatura porque se hace menos bebible, se vuelve demasiado cálido, al menos para mi gusto. Y con un pelín más de acidez mejoraría mucho, aunque me imagino que aquí la añada influye bastante.

Para empezar quiero dar las gracias a Verema y Torres por dar la oportunidad de conocer nuevos vinos gracias a las catas virtuales. Es genial poder compartir opiniones y sensaciones con otros apasionados del vino.

Centrándonos en el Viña Esmeralda rosado 2015, comentar que el corcho es el típico de Torres y la botella presenta un estilo clásico. La etiqueta es aterciopelada con un ribete dorado que no pretende ser moderno precisamente.

Con el vino en copa y ya en fase visual se observa un color rosa muy pálido, casi transparente con un leve tono anaranjado en el ribete. Es untuoso al moverlo por la copa, limpio.

No aparecen notas de frutas rojas.

En la fase olfativa es un vino de intensidad media, aroma fresco, cítrico, con un punto metálico.

Para acabar, en la fase gustativa tiene una entrada con un ligero punto dulce, muy ligero. Más adelante es cítrico y con buena acidez. De persistencia media. Amargor interesante al final de todo. Sin notas de carbónico. Al cojer temperatura el vino, aparece un ligero punto alcohólico.

Al día siguiente, tomando la última copa de la botella, el vino aún presentaba buenos aromas y sabores, disfrutando de la botella hasta al final.
Es un vino joven y fresco que debe ser tomado a temperatura "fría" para que no aparezcan notas alcohólicas Ideal para tomar en una tarde de verano.

Visual:Bonito color Rosa empolvado, la botella y etiqueta me parecen muy elegantes.
Olfativa:Fruta fresca, chucherías, yogurt de fresa,notas herbáceas
Gustativa:ataque justo, frescor, acidez correcta y poca persistencia

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar