Milmanda 2002

Vino Milmanda 2002

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,9
Calidad-precio:
7,0

Bodega: Familia Torres
D.O./Zona: D.O. Conca de Barberà
País: España
Tipo de vino: Blanco
Graduación (vol): 14º%
Varietales: 100% Chardonnay.
Precio aproximado: De 50 a 99,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Varietales: 100% Chardonnay.

9 Opiniones de Milmanda

Nueva botella abierta con sacacorchos de láminas y JMD 2.0 (símil económico de sacacorchos Durand).

Corcho en perfecto estado, entero y bañado en vino por el interior hasta medio cm. Huele bien, sin defectos.

Abierto hora y media antes de servirlo. Sacado de nevera a 5ºC y mantenido fresco (a unos 10ºC) con jarra térmica. Sin decantar en este caso.

Visual

Ámbar claro (o amarillo muy oscuro anaranjado) con tonos ligeramente naranjas, limpio, brillante y de lágrima fina y escasa de lenta caída. 

Muy buena visual y corcho para 17 años. (9,6)

Nariz

De buena intensidad y bastante evolutivo con la oxigenación.

Fruta blanca de hueso muy madura pero sin excesos de maduración, pera de agua madura, cítricos muy maduros (piel de naranja y mandarina), ligeros lácteos de yogur de limón, balsámicos, especiados, flores blancas y amarillas algo marchitas ya, herbáceos de monte bajo, notas sutiles fúngicas de setas y champiñones, ligeras notas tostadas de madera bastante en segundo plano, natillas de vainilla, recuerdos de canela, dulce de membrillo y crema catalana.

Gran complejidad y frescura en nariz. (9,3)

Boca

Ataque frutal y bastante fresco, de bastante volumen, densidad elevada, cuerpo medio-alto y muy buena estructura en boca.

Es un vino expansivo y, aunque la acidez ya va algo justa (media o media-baja), es bastante fluido, frutal y fresco, muy elegante y equilibrado en el paso por boca.

El final es bastante largo, frutal (fruta blanca de hueso y cítricos maduros), con notas herbáceas, especiadas, avainilladas, mentoladas y de membrillo en un postgusto con gran redondez y elegancia; la retronasal es también muy buena con recuerdos balsámicos, de natillas, canela y flores marchitas completando un conjunto espectacular.

Gran boca. Una pasada. (9,6)

Gran vino blanco de chardonnay este blanco Milmanda 2002 a sus 17 años. Fabulosa evolución.

Si hay que ponerle un "pero" es su acidez, suficiente pero no notable ni sobresaliente. Aún así me parece un vinazo.

En mi caso, en una oferta de liquidación de bodega pude conseguirlo a PVP chollo (20€). Hoy día, este vino ronda los 50-60€ la botella. En cualquier caso, buena RCP para lo que ofrece y cómo evoluciona pasados ya tantos años.

Botella borgoñona típica de este vino. Cierre de corcho largo y de buen grosor muy bañado en vino ya pero que, con cuidado y algo de suerte, sale entero con el sacacorchos de dos tiempos. Se nota es un corcho para vino de guarda que, por cierto, huele muy bien.

Abierto el sábado 29 de julio y recatado 5 días después (jueves 3 de agosto) pues sobraron dos copas del mismo. En nariz algo más evolucionado que el sábado pero todavía se sostiene después de 15 años de su cosecha y 5 días de apertura de la botella (conservada adecuadamente en nevera, a baja temperatura, con vacuvin).

Visual: dorado oro viejo ya ámbar de capa baja que recuerda, en su aspecto, a un fino amontillado o amontillado fino, limpio, brillante y de buena y abundante lágrima de lenta caída. Se nota algo más oscurecido que cuando lo abrí el sábado pero, en cualquier caso, muy bonito. (9.5)

Nariz: el sábado había más fruta blanca madura pero ahora la hay también pero con otro perfil más almibarado (melocotón en almíbar), licor de whisky, aparecen aromas a canela, vainilla, notas cremosas y untuosas, mantequilla, cacahuetes, crema de cacahuetes, bollería diversa, croissant, ligeros recuerdos a miel, cáscara de cítricos (mandarinas y naranjas) muy maduros, balsámico-mentolados poderosos, pimienta blanca, notas de tierra húmeda, trufa blanca, algunos herbáceos y un buen fondo de madera. (9.7)

A temperatura de tinto en copa, da notas que recuerdan un poco a un Palo Cortado jerezano (aunque más fresco).

Muy buena nariz incluso pasados 5 días. Fantástica. Más compleja y evolucionada aún que el sábado (que era algo más fresca pero en nariz dio menos registros).

Boca: ataque suave y sabroso, cremoso, untuoso y goloso, frutal todavía (fruta muy madura casi almibarada ya), seco, de buena y controlada potencia y contundencia, más bien expansivo en boca, maduro pero muy en forma aún, acidez media (razonable aunque más baja que en Borgoñas blancos equivalentes y, aún así, para 15 años que tiene la considero suficiente); densidad media-alta, estructura y cuerpo bastante elevados para un vino blanco, con mucha "chicha" y "enjundia" ; vino que se disfruta sorbo a sorbo, lenta y tranquilamente, pero que también va muy bien de trago largo sin cansar absolutamente nada a pesar de su madurez y edad. Es tal su concentración que incluso percibo notas como de ligera astringencia y tanicidad en mucosas todavía (probablemente sea más tanino del roble que de la fruta). El paso por boca es sensacional: equilibrado, concentrado, complejo, contundente, fino, elegante y sabroso. El final es inmensamente largo con fruta blanca madura amargosa-ácida, herbáceos, toques mentolados, almibarados (dentro de su sequedad), con vainilla y canela en un retrogusto excelente; la vía retronasal no le va nada a la zaga y permite percibir esa mantequilla, ese croissant, bollería fina, cáscara de cítricos maduros, crema de cacahuete, pimienta blanca, trufa blanca y fondo de maderas algo húmedas que lo redondean maravillosamente bien. (9.4)

Excelente este Milmanda 2002, no sólo por estar fabuloso con 15 años de edad, sino porque con 5 días abierto y habiendo dejado no más de 200-250 ml en la botella, ha evolucionado pero la evolución en estos días ha sido muy buena, el vino se ha crecido (al revés de lo que cabría esperar de casi cualquier otro blanco o tinto).

Si este vino tuviera una acidez elevada le daría 15-20 años más de vida en botella. Al tenerla media (tampoco es baja), pues pienso que, ha cumplido 15 años muy bien y que, si es bien conservado, igual otros 5-6 los puede cumplir y estar todavía muy bueno. Me queda otra botella, aunque con lo bueno que está ahora no sé si aguantarlo 1-2 años más o beberlo pronto... ya veremos, pues también valoro que está en un momento sensacional y que sería una pena que, por un error de cálculo, se nos "fuera" la botella que queda por pasarnos de rosca con la guarda. En cualquier caso, no creo que lo aguante 5 años más para probar mis propios augurios ;-)

Su PVP hace unos años rondaba los 40€, ahora me consta que ha subido ya a 50-58€ la botella, un precio bastante elevado. En cualquier caso, si uno busca en España un auténtico vino blanco de guarda que no sea un vino generoso (de Jerez, Montilla o Huelva) y que tampoco sea un Rioja, creo que este vino es justamente el indicado. RCP buena en cualquier caso pues 15 años después es una pasada de vino.

Este vino continúa siendo -opinión personal- una referencia entre los grandes vinos blancos españoles. Su corte marcadamente borgoñón (vino de pago, vinificación, crianza y marketing) nos lleva inevitablemente a la comparación con referencias galas, y es ahí donde algunas sutiles diferencias (clima, terruño, acidez...?) van a determinar que la madurez y evolución de estos vinos diverja.

El color es amarillo dorado intenso y la textura densa; impresiona.
El despliegue de aromas en nariz se inicia con notas reductoras y tostados, pasando enseguida a mantequillas, flores secas y fruta madura (piña, manzana, blanca de hueso).
En boca cae; exceso de amargor y déficit de acidez -para mi gusto-. Jugoso y pleno, con elevado extracto. Encontramos fruta y torrefacción de nuevo (en boca y retronasal).

Mi impresión es que está iniciando su retirada. No obstante, disfrutable aún. Mejor con comida que solo (carnes, arroces).

Color calido, amarillo dorado

nariz con claras notas de roble y un aroma de fruta blanca con hueso, buen conjunto aromatico, acompañado de frutos secos y un ligero acompañamiento de mantequilla.

en boca es sedoso con un buen paso armonico y equilibrado, recuerdo de almendras y bolleria, con un recuerdo acido sabroso y largo

Amarillo dorado de intensidad media alta, brillante. Aromas de intensidad media de lácticos (mantenquilla) y vainilla, piña madura y notas de pelo mojado y desván. En boca es untuoso, con acidez correcta y un toque amargo demasiado marcado. Postgusto largo con recuerdos lácticos.

La madera lejos de integrarse ha ido a peor. Inicialmente en nariz para mostrarse excesivamente maderoso en boca al día siguiente. Bien ensamblado, con magnífica acidez y consistente, pero -sin lugar adudas- será más apreciado por aquellos que valoran las notas de la crianza en barrica en el vino...

Color amarillo dorado, con algún reflejo verdoso, lágrima recia y abundante.
Nariz que tarda en aparecer, pero cuando se despliega es impecable! Aromas de humo, heno, fruta blanca madura, hierba cortada, salino, y un mineral suave (digase pedernal, o granito..).
En boca rotundo, con acidez moderada y una personalidad abrumante, con cuerpo! Algo de deje amargo, mostrando su valia, y un retro diversificado al máximo, añadiendo a la nariz el toque de madera elegantísimo, y mas mineral con talco!
Muy bueno,a catar en dos o tres años!

Dorado pálido con suaves destellos verdes.
Nariz de buena intensidad, madura, con suaves toques florales y atractivas notas de fruta blanca, toques de mantequilla, almendras tostadas y algún recuerdo ahumado.
En boca tiene buen ataque, con excelente acidez, fresco, aunque tiene una cierta untosidad, con buen desarrollo y notable recorrido.
Su precio es su principal desventaja. No obstante es un vino con gran personalidad que se encuentra entre los mejores blancos españoles.

Milmanda 2002 is a barrel fermented Chardonnay from Torres. Color: medium golden straw. Nose: honey, mature fruits, and camomile. Taste: full bodied with good structure and power that is kept in balance by ideal, integrated acidity, and a flavor profile similar to its nose with added citrus lacing. For me the only thing that prevents Milmanda from being a first-rate, complex Chardonnay is the oak on the finish that makes what might otherwise be some interesting grapefruit zest notes turn bitter. Will this age?

Color amarillo dorado.
Aroma potente, complejo y elegante a frutos blancos maduros, toques tostados, ahumados, vegetales y mantequilla.
En boca también es potente, con paso de boca agradable, fresco y frutal, buenos toques de anisados, mantequillla y pasteleria.
Muy buen blanco, pero la relación calidad/precio es otra historia, aunque muy equilibrado y estructurado.
Cuesta sobre 33 € y el corcho un 7,5

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar