Gran Coronas Reserva 2010

Vino Gran Coronas Reserva 2010

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
89
Puntuación Media:
7,9
Calidad-precio:
6,1

Bodega: Excelsia - Familia Torres
D.O./Zona: D.O. Penedès
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: Cabernet Sauvignon y Tempranillo
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Crianza de roble francés durante 12 meses. Surgió de la inquietud innovadora de Miguel A.Torres, que plantó la variedad francesa de Cabernet Sauvignon en el Penedès, a finales de los 60 y principios de los 70 cuando lo normal era plantar uva blanca y del país. Gracias a ello, Gran Coronas se ha convertido en un referente de los vinos tintos de reserva.

Varietales: Cabernet Sauvignon y Tempranillo

71 Opiniones de Gran Coronas Reserva

Picota sangre. De capa media.
Cacaco, especiado y algo de fruta negra.
Equilibrado. Ligero. Muy correcto. Final con suaves amargos a cacao.
Para nada detecté la CS en la cata a ciegas.

Tinto de color rojo picota, limpio y brillante con ribete amoratado. Lágrima bastante densa.

En nariz se muestra muy especiado. Inicialmente cerrado con aromas a cueros, compota, algarroba, para después irse abriendo apareciendo notas florales, a violetas, y también frutal destacando en mi caso la fresa.

En Boca tiene una acidez correcta, una sensación bastante astringente y se denota muy alcohólico y muy fácil de beber.

Rojo granate de capa media. Tinta la copa con su ribete rubí. Limpio.

Nariz media con algun recuerdo a barrica vieja y raspon al inicio. Con aire notas vegetales de laurel y clavo. Balsamicos y suaves amielados, fondo de cacao y levemente terroso. Leve punto de pimiento verde y rojo. Proteina y con mas aire algo de fruta roja y negra.

Entrada suave, amable, acidez apropiada, tanino algo verde. Notas amieladas y de pan tostado, fruta madura y leve untuosidad. Calido, con extracto seco y final medio-largo. Corte clasico.

Color: cereza de intensidad bastante alta y borde granate
Aroma: Intenso, roble nuevo, tostados, expresion frutal, pimienta, expresivo
Boca: nervioso, carnoso, con cuerpo, expectativas de mejora con el tiempo
Vino catado a ciegas

FASE VISUAL.- Color picota con ribete rubí; opalescente; apagado e intensidad media; lágrima fina.
FASE OLFATIVA.- Intensidad media-baja; calidad compleja; flores silvestres como mora y arándanos, frutas en mermelada; tostados marcados y especiado.
FASE GUSTATIVA.- Intensidad media; calidad compleja; cuerpo estructurado; aromas en boca de calidad, fruta roja y negra bien madura, tostados, especias intensas, balsámicos (eucalipto) y una persistencia duradera; posgusto de fruta madura y retronasal de ahumados.

Presenta color picota, ribete rubí y capa medio-alta.
En nariz, nada más abrirlo, había aromas licorosos, ausencia de fruta y una impresión que fue mejorando conforme iba pasando el tiempo. Se llegó a fruta negra madura (arándanos), torrefactos, pimiento asado, mineralidad, especiados y recuerdos a cuero.
En boca se muestra también frutal, buena acidez, tanicidad marcada, tostados, especias, mentolados. Recorrido agradable, no demasiado largo, ahumado y de intensidad media. Posgusto también medio, ligeramente frutal y torrefacto.
Creo que distinto a otras añadas.

Color rojo picota, ribete violáceo bien vivo, capa media tirando a alta y fina lágrima bien tintada. Nariz de buena intensidad (lleva abierto como 1 hora, y otro decantado unos 20 minutos) con aromas de fruta negra madura (moras y algo de arándanos azules), tostados bastante marcados, bastante especiado (pimientas en grano) y toque de clavo y canela, surgen notas florales (violetas), balsámicos intensos con regaliz, pimientos verdes braseados, notas de monte bajo, hoja de tabaco seca, café tostado en granos, toque terroso húmedo, cierta golosidad con sensaciones licorosas, un ligero fondo de cuero usado. Buena entrada en boca, astringencia bien marcada que dura un buen rato, buen recorrido con nervio y de cuerpo medio, fruta roja y negra madura bien sabrosa, tostados bastante marcados, taninos algo rugosos, especias intensas (pimientas y clavo), balsámicos algo justos con mentolados y algo de eucalipto, licoroso y buena acidez, ambos aportan frescura al conjunto y compensan la cierta amargosidad imperante en el vino a medio recorrido. Final largo, postgusto de fruta madura y retronasal bien ahumado.

Más información en: http://www.elvi.net/2014/02/05/gran-coronas-reserva-2010/

Visual:Rojo picota de capa media alta.
Olfativa: Fruta roja y negra, tostados, vainilla, especias y fondo vegetal
Gustativa:Paso medio, buena acidez con alguna arista por pulir y con largo retronasal
me ha gustado, aunque iba perdido y colocándolo muy mediterraneo y con mucho calor, pero así es como se aprende

Gran experiencia de cata a ciegas la ofrecida por Torres y Verema.
En la fase visual de la cata a ciegas no pude valorar muy bien los tonos por no tener la luz apropiada, aunque un ribete abierto y una capa media de tonalidad picota no muy intensa me hacia decantar por la añada 2009-2010; al día siguiente, en la calle y a plena luz del día, pude observar con más detalle un ribete fundido nada afilado pero que guardaba unos bonitos detalles de viveza.
En la fase olfativa no pude ver la Cabernet Sauvignon por ningún sitio, decantandome por otras variedades. Me encontré una nariz muy atractiva y cambiante en continua evolución, con detalles frutosos, carnosos, balsámicos y atisbos de ligero licor. Al tiempo notas terrosas y de cacao para cerrar con unos curiosos detalles vegetales que identifiqué con la Garnacha. Al día siguiente disfruté todavía más del vino "al aire libre", pues se mostraba menos licoroso y la Cabernet Sauvignon explotaba en aromas, regalándome una nariz perfumada de bonita finura. En ningún momento asocié la Cabernet Sauvignon a la nota vegetal, sino más bien a una amplia gama de frutillos rojos.
En boca muestra como en la fase anterior un buen trabajo de la madera que está presente sin llegar en ningún caso a ocupar el primer plano de las dos castas que componen el coupage. La boca es sabrosa, de equilibrada acidez sostenida por un "amargor continuo"(fruta de hueso) que deja un posgusto relativamente largo.
Me llama poderosamente la atención en este vino cómo viene a estar recubierto el trago por una ligera sensación alcohólica, pero su núcleo es poderosamente fresco, logrando un difícil equilibrio entre grado alcohólico y acertado frescor que a mi particularmente ,aunque lo valoro, no me llega a atrapar.

Empezamos… apertura y buenos aromas de inicio. Vamos con la visual.

Capa media, mate y ausencia de tonos violáceos en su ribete. Dichos condicionantes nos dicen y a tenor que la materia culpable del color “los antocianos” suelen degradar su color violáceo a partir de los 2 años… Ya nos sitúa en un vino < 2011.

No aparecen notas rojas en su faja, más bien tonos burdeos y cereza picota, con un ribete con notas ligeramente anaranjadas, así nos podemos bajar y situarnos sobre 2008 o 2009.

Bien de glicérica, aunque no hay lágrima, al menos consistente, signos de una graduación moderada no más de 14 grados y de los cuales situaría en 13.5 a 14.

Su fase visual… Sin duda le hace falta oxigenación, porque el registro que tenía recién abierto ha evolucionado, lo cual en principio nos indica buen proceso de crianza, empezamos a situarlo de 12 a 15 meses.

La fruta que aparece se muestra madura, aunque no lo suficiente para marcar la añada, por lo que ha tenido que ser una añada media-cálida. Notas de fruta roja, lo cual elimina variedades como Monastrell, Petit Verdot, Pinot Noir, Bobal, Merlot, principalmente.

Aparecen notas vegetales de hoja morera, té y boj que probablemente son la punta del iceberg y lo que nos va a despistar o simplemente nos dirán hacia donde hay que ir. (aquí teníamos a la Cabernet Sauvignon)

En este punto vamos a quedarnos con Garnacha, Tempranillo y Syrah y vamos a intentar reducir el grupo.

Copa movida, empieza el baile de terciarios con notas de chocolate… vamos hacia el roble americano, por el sentido especiado que propone en sus aromas.

Aparecen también algunas notas secundarias de la fermentación maloláctica como es ligeras notas de leche condensada, aunque pronto el cacao se impone.

En boca se muestra vivo por su acidez, aunque sus taninos se presentan maduros y con dosis de nobleza.

Ataque ligeramente goloso, lo suficiente para apreciar calidez, aunque la relación alcohol-acidez está muy lograda.

Su final nos proporciona notas amargas que nos indica que está evolucionando en botella, por lo que entiendo que no tiene más de 12 meses en botella.

En nariz presenta más calidez que en boca y por la nariz que presenta me gira hacia determinados trabajos que realizan en Valencia, aunque el toque general bien puede prestarse a un vino entre crianza y reserva (15 meses barrica) de Tempranillo y con un tratamiento moderno de la barrica de la zona baja de Rioja. Lo cual podemos estar entre 2009 y 2010.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar