Altos Ibéricos Crianza 2011

Vino Altos Ibéricos Crianza 2011

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
86
Puntuación Media:
7,3
Calidad-precio:
6,4

Bodega: Excelsia - Familia Torres
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: 100% Tempranillo
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: El vino Altos Ibéricos 2011 tiene un tiempo de maceración de 18 días, fermentación en depósitos de acero inoxidable durante 1 semana a 26-28ºC. Altos Ibéricos 2011 se cria durante 12 meses en barrica de roble francés y americano,y más tarde realiza un envejecimiento en botella durante 6 meses a temperatura y humedad controladas. Ha sido embotellado entre julio y agosto de 2013.

Varietales: 100% Tempranillo

73 Opiniones de Altos Ibéricos Crianza

Color rojo picota, menisco rubí, capa media, limpio, brillante, lágrima densa y poco tintada.
En nariz hay intensidda media alta destacando más las especias (vainilla, canela) y madera que la fruta que anda medio escondida, algún herbáceo, musgo húmedo y balsámico completan una nariz no muy poderosa.
En boca es suave, cuerpo medio, de trago largo, más frutal en boca que en nariz pero persisten taninos, si bien maduros y agradables, buena acidez. Persistencia más bien corta.

Un vino fácil de beber y con buena distribución (hasta en aeropuertos).

Picota granate hasta el ribete. Capa media.
Fruta roja muy madura, casi apunto de pasarse.
Ligeros toques a crianza. Madera muy sutil.
Algo de regaliz y toques minerales.
Con aireación aparecen especias dulces, vainilla y coco.
Entrada ligera pero cálida.
Buena acidez. Tanino demasiado astringente aun.
Tiene unos suaves amargos de cacao que no estan nada mal.
Vino correcto.
Se puede beber facilmente y con algo de comida es aun es mas bebible.
Es un Rioja que me descoloca, yo lo definiría como "clásico moderno".
Difícil de catalogar este vino.

Buena presentación, la definiría como clásica de corte moderno, aunque no es el estilo que me gusta admito que es elegante y además destaca.
El vino es de color picota, capa media, limpio y brillante, con lágrima escasa y fina.
En nariz no se muestra muy expresivo, destacando las notas especiadas y la fruta roja madura, se intuye también el paso por madera.
En boca tiene una entrada amable, acidez correcta, aunque se queda un poco corto.

Visual:rojo picota,capa media ,ribete violáceo
Olfativa.algo de frutos rojos,tostados,balsámicos
Gustativa:entrada suave,buena acidez,recorrido algo corto
un vino correcto sin mas

Lo primero que me sorprendió de este vino fue la etiqueta. Desde que lo saqué de su caja y la vi por primera vez inmeidatamente me vino a la cabeza: Navidad. Sí, ese rojo brillante, esos rombos negros con bordes dorados que parecen copos de nieve.

El vino es de color rojo picota con algún amago de nota más rojiza en el ribete y capa media. La lágrima es densa pero no tiñe el cristal, es una manta transparente, casi una ola.

Los primeros aromas que asomaron eran dulzones y claramente amaderados (vainilla, canela) pero sin ocultar del todo una incipiente fruta roja. Animados por la aireación, la humedad del musgo y unos tímidos balsámicos de pino empiezan a aflorar nadando en lácteos, es como un capuchino avainillado sobre el que se hubieran esparcido frutillos rojos y cacao junto a un after eight. Con mayor oxigenación aparecen chispas de pimienta blanca con picante. La humedad aumenta, la sensación alcohólica en nariz se incrementa.

En boca tiene una entrada amable con un punto de potencia. La madera es de nuevo protagonista con toques avainillados y sabores tostados. En el tapiz de fondo se aprecian especias incipientes. La fruta que empieza a asomar tiene el matiz ácido de la fruta roja que le aporta frescura, muy de agradecer para compensar la madera. Su paso por boca acaba dejando un punto de amargor, como una chispa que lo aviva.

Es un vino amable, sencillo, que ni busca ni requiere complicaciones, que da lo que ofrece y es excelente acompañante de carnes y guisos.

Cata de ©Puck

Como siempre Bodegas Torres cuida hasta el detalle del envío de la botella. Perfectamente protegida llegó a su destino. Sorprendente la etiqueta.

Rojo cereza picota, capa media baja, brillante.
En nariz predominan los frutos rojos maduros. Especiado. Notas ahumadas y vainillas.

En boca es bastante fresco tiene buen paso de boca y los taninos bastante pulidos aunque creo que con unos cuantos meses más en botella.

Un vino correcto y a buen precio por lo que he visto.

Rojo picota sereno, ribete rosáceo, capa media media, el vino llora con lágrima abundante pero no son lagrimas de sangre son lágimas de veras.

Aromas silvestres, frutillos del bosque,campos riojanos...intensidad media,equilibrado...ahora, explosión de colores fresones, frutos rojos,balsámicos...

En boca aterciopelado, sin aristas, en su punto de acidez, taninos equilibrados y al final un puntito amargo.

Pero al final pasa sin pena ni gloria, no está mal, pero...

En cuianto a la etiqueta me recuerda a los blasones medievales: clásica, muy clásica casi diría q medieval.

Botella abierta con una hora de antelación.
De color rojo picota de capa media, ribete entre rubí y granate y lagrima densa que tiñe la copa.
En nariz se aprecian aromas de fruta roja madura, notas especiadas, algo de monte bajo, tostados y ahumados, maderas nuevas y balsámicos con cierta potencia.
En boca tiene una entrada fácil, agradable, con una correcta acidez y un tanino bastante redondo, postgusto de medio recorrido con recuerdos especiados y amargosos.
Un Rioja de los del montón, fácil de beber, pero que no destaca en nada.

VISUAL: entre las etiquetas clasicas, es preciosa, simplemente no es mi estilo, pero para regalar a mi suegra, un exito! El color de vino es un color super-agradable para mi, un oscuro muy muy profundo. Las lagrimas son extensas y bonitas.

OLFATO: despues de un buen tiempo ‘aireando’ en botella, hay una sensacion de cerezas; luego un olfato de ‘dulces’, interesante, nada desagradable, incluso nuez moscada a lo largo, aunque pasa un toque de alcohol de vez en cuando.

GUSTATIVO: noto mas madera en boca que de nariz! No diria suave, pero no esta mal (lo tomaba con jamon iberico y quesos y foie! y combina muy bien), y si lo dejas un momento en boca se vuelve mas aterciopelado.

Gracias a la bodega y a Verema de ofrecernos esta cata una vez mas!

Cereza brillante.
Muy justito en aromas, que además cuesta encontrar entre los que se distinguen fruta roja y madera.
Paso por boca maderoso y amargo. Acidez correcta.
Poco más se puede decir.
Vino facilón y clasicón.
De no ser Rioja, no creo que debiera superar los 2,5 euros. Por esa RCP hay mejores a capazos.
Debe ser que no lo he sabido entender, o que las demás puntuaciones le habéis comprendido muy bien... pero que este vino lo califiquemos en general de Notable... creo que estamos perdiendo el Norte.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar