Secret del Priorat 2011

Vino Secret del Priorat 2011

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,0
Calidad-precio:
5,2

Bodega: Familia Torres
D.O./Zona: D.O.Q. Priorat
País: España
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: Cariñena y garnacha tinta.
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: El vino Secret del Priorat se elabora a partir de uvas procedentes de vides de 80 años. Tras una maceración de 60 días, la fermentación alcohólica se realiza en depósitos de acero inoxidabale en la que el mosto macera junto con las pieles. El vino Secret del Priorat tiene una crianza de 12 meses en barrica a la que se le añaden 6 meses en botella.

Varietales: Cariñena y garnacha tinta.

84 Opiniones de Secret del Priorat

De las dos copas me voy a quedar con la tipo Bourgogne.
Fragante, se muestra con intensidad y con mucha vida, en forma de fruta negra, madura, confitada, en sazón, pero jugosa y carnosa, cargadito de fruta vamos.Conforme entramos en el interior marca ciertos atisbos de uvas pasas, mosto cocido, un poco de arrope, pero ahora es leve, suave y delicado, un recuerdo. Surgen con delicadeza, unas notas de la crianza en madera, fina y especiada, un grato hilo de alcohol y un punto balsámico. La fruta de nuevo surge, aprecio una cereza picota en compota, cacao, hierbas del monte secas,algarroba. Tiene dos almas, una la de su añada, con la frescura y concentración frutal y otra más añeja, compleja, suave aspecto rancio, oxidación, barniz, que no se imponen, van y vienen. Al tiempo surge un aroma de fondo seco, de terruño, de un fino tostado, regaliz de palo.

En boca la entrada es jugosa, surge desde el inicio y nos acompaña, una acidez viva, chispeante, a la par surge el tanino, que marca, pero se hablanda, se dilata. El dulce es fino e intenso, equilibrado por las otras fuerzas, no pesa, es agradable, no cansa, no empalaga, me satisface y me gusta en este punto.El alcohol es un bálsamo, un vehículo que transporta con suprema elegancia al vino, es reconfortante, nada punzante, pura integración. Tiene un punto balsámico, fresco, peso de la fruta, mascas una mermelada, confitura de moras y cerezas junto a algo de endrino.
Es elegante, equilibrado, un placer que al tiempo descubre una fruta un poco más madura, a uva pasa, sin perder por ello esa expresión viva, se bebe con alegría, con pasión, todo un peligro, es muy persistente, deja un gran recuerdo de todo lo apreciado en nariz, del terruño, de la esplendida calidad de las uvas con las que esta elaborado.

Como me gustaría poder catarlo dentro de 10 de 15 años, estoy seguro que nos rendiríamos a sus pies.

Espectacular. Ese podría ser el resumen de la cata.
Pero bueno, vamos a entrar en detalle.

La presentación de la botella muy buena, elegante. Acompaña muy bien al contenido.

Visual: Color cereza muy oscuro, brillante, de capa muy alta, con lágrima densa. Ribete muy fino y violáceo. Me ha encantado el color, muy vivo, con esa espumita que se crea cuando lo sirves. Una delicia que te va llamando cada vez más fuerte por los aromas que desprende... Es una trampa "mortal".

Olfativa: higos secos, regaliz, compota de frutas del bosque, fruta en sazón, especias, vainilla, guindas en licor, pasas, un toque de madera muy elegante... Un abanico impresionante, que ni los de Locomía xD.

En nariz es brutal, pero llega la boca y es ahí donde la matan... Está entre un vino dulce y un tinto dulzón, con una excelente acidez, que le da un paso por boca ágil, sedoso, a pesar de tratarse de un vino denso. Frutos negros compotados que casi se mastican, siguen los higos y las pasas, especias dulces, taninos maduros. Gusto muy persistente, juguetón, envolvente.

Un vinazo MAYÚSCULO.

Nunca me lo hubiera esperado. Sólo había probado un tinto dulce de garnacha muy bien hecho, pero es que este pelea en una liga estratosférica.

BRUTAL!

Capa media/alta, rojo intenso, denso y con una lágrima fina, abundante y lenta.
Aromas intensos a regaliz, fruta negra madura y especias, con unas sensaciones balsámicas muy agradables.
En boca tiene una entrada fácil, es intenso y muy sabroso pero no excesivamente dulzón, destacando una excelente acidez. Además, vuelven a aparecer los aromas detectados en la fase olfativa, especialmente la fruta negra madura.
Uno de los mejores vinos dulce que he probado, aunque no han sido muchos, pero con un precio demasiado alto para mi economía.

Color picota con ribete violáceo. Capa alta y lágrima muy densa.

Gran intensidad y complejidad en nariz: notas de fruta negra muy madura, higos, pasas, dátiles, mermelada, bombón de licor, cacao, balsámico.

La entrada en boca es dulce y da paso a una muy buena acidez. Cuerpo medio, envolvente, sedoso, elegante y de taninos dulces. Final medio

Picota, de capa muy alta, muy oscuro, casi negro en el centro del vino. Menisco de tonos violáceos y algún ligero reflejo anaranjado. Denso en el movimiento, concentrado, glicérido. Con lágrima profusa, lenta y tintada. Sugerente presencia.

Nariz intensa, en la que destaca un primer plano de notas balsámicas, de menta y regaliz, sobre un fondo de fruta roja y negra madura. Moras silvestres en sazón, mermelada de frutos rojos, de arándanos y ciruelas negras en confitura, con recuerdos de manzana roja muy madura. Cierta nota de pegamento que proviene de la madurez intensa de la fruta. Fresco y apetecible.

Boca fresca, frutal, con una acidez magistralmente conjuntada que hace que el ligero dulzor aparezca perfectamente armonizado con el conjunto de sensaciones del vino. Fruta roja fresca y madura, grosellas y moras maduras, con toques de manzana roja. Con una estructura tánica excelente, fluida y de textura aterciopelada, con taninos maduros y dulces. De longitud media y un elegantísimo final que invita a seguir bebiendo. Preciosa boca la de este vino. Elegancia pura, muy difícil de encontrar en un tinto dulce.

Presenta una capa alta y un color cereza oscuro con ribete violáceo que gira a anaranjado fruto de la crianza.Lágrima densa que tiñe la copa. Esta cae algo rápida e irregular en un principio para después formar lágrima de caída más lenta y regular.
Nada más abrir la botella me dio notas torrefactas con tabaco. Le pasé el dedo por la boquilla y me desprendía un grato olor a hoja de tabaco. En nariz presenta un intensidad alta que es ayudada por el alcohol tan presente en nariz.Mucha fruta madura, destacando la pasa. Embriaga tanto el alcohol a veces que me cuesta identificar aromas y quedándome en nariz sólo el bombón de licor de guinda. Más abierto el vino me salen aromas a sotobosque húmedo con fruta negra muy madura.
En boca es dulce y equilibrado con bastante fruta negra pasada, ciruelas e higos compotada y, por supuesto, mucha pasa. Es fresco, con buena acidez que invite a beber. Tanino bastante vivo aunque bien integrado.
Gran vino que te hace disfrutar.

Denso vino con abundante lagrima.
de un color granate oscuro muy brillante.
En anariz predominas las notas a higos, arrope y mermelada de moras.
En boca tras un primer ataque dulce que recuerda a los oportos, aparece una acidez que suaviza y refresca el paso haciendolo muy agradable.
Resultó ideal para un queso de Valdeon y un Parmiggiano.

Un vino tinto de presencia imponente, colores vivos y capa alta.
Nariz extraordinaria, para mi lo mejor, con frutos negros maduros, balsamicos y especiados. Paso por boca muy equilibrado y fresco gracias a su gran acidez. Taninos presentes y amables. Muy largo.
Un privilegio que debo agradecer a Verema y a la bodega

Color rojo picota, brillante, de capa muy alta y lágrima muy lenta y no demasiado abundante.
En nariz explota la mermelada de frutos negros y la fruta cítrica confitada. Guindas en licor, especiados (regaliz), chocolate cuando empieza a quemarse, amielados, frutos secos (avellanas), pimiento rojo asado. Y me copio de un compañero veremero que dijo cedro de caja de puros (muy acertado).
Entrada tánica, dulce y al mismo tiempo algo ácida, lo que le aporta frescura en boca y evita que sea empalagoso. Retronasal franco, donde vuelven las confituras de fruta negra, y elevada persistencia.

Un gran producto, esfuerzo de un buen diseño de elaboración y de ese "secret" que le aporta el vino rancio en su paso por barrica.
En conclusión, un vino dulce que rompe esquemas y del que es imposible beber sólo un trago.

Sin duda alguna ésta ha sido mi mejor cata virtual en los ya más de tres años que llevo como veremero. Un vino tinto dulce pleno, equilibrado, intenso en todas las fases de la cata, versátil, sorprendente, una joya.
Cereza de capa alta con el ribete violáceo. Limpio y brillante. Lágrima muy abundante y densísima que tiñe por completo la copa.
Muy intenso en nariz. Mucha fruta roja, yogur de frutas del bosque, nata, algo mineral, un toque de tinta china, regaliz.
Impresionante entrada en boca, mucha fruta madura que casi se mastica, sabroso, intensísimo, muy buena acidez, taninos maduros, cálido, carnoso, glicérico, dulzor en su justa medida, con un final eterno...
El maridaje con una tabla de quesos, sobre todo azul y brie, fue sublime.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar