Torre Muga 2009
Vino Torre Muga 2009
premio_verema
Nominado a mejor Vino tinto 2013
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
14,00%
Varietales:
Tempranillo, Graciano y Mazuelo
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 50 a 99,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.28
/
96
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
6,6
¿Buscas este vino?
Ahora puedes comprarlo en la tienda de la bodega
ELABORACIÓN
Crianza de 24 meses en roble, 18 de los cuales tienen lugar en barricas nuevas de tonelerías francesas y el resto en depósitos.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Torre Muga
OPINIONES
7

Color cereza bastante oscuro con borde granate-violáceo.

Los aromas no los puedo transcribir, ya que el vino tenia un poco de TCA, que ocultaba y transformaba muchos de ellos.

En boca no se nota este problema de TCA. El paso totalmente equlibrado y bastante complejo, con mucha calidad y estructura, los taninos aún vivos, pero nobles, el retronasal con frutas y finos tostados, y el final bastante largo y con mucha persistencia.

Un vinazo a un precio bastante competitivo, me costo sobre los 30-35 €, si lo encuentro, volveré a adquirirlo sin ninguna duda.

Lástima de ese ligero TCA.

Rioja de corte moderno.este Torre Muga tiene un color de capa muy alta,picota.La nariz de media intensidad mostrando gran complejidad,fruta roja madura,maderas nobles,sotobosque,chocolate negro...Gran estructura en la boca con taninos presentes bien integrados,alta acidez.Creo que vivira muchos años.

Vino color picota madura con ribete rubí quemado, capa alta, limpio, brillante y lágrima densa y abundante.
En nariz con buena intensidad, frutas negras en sazón, tostados y punto de chocolate amargo, para evolucionar hacia una fruta roja madura con especias como la vainilla y un fondo de monte bajo, tomillo y romero, serio, perfumado, expresivo y bien definido.
El paso por boca, potente, cuerpo medio, largo recorrido, bien hecho, buena acidez, equilibrado, afrutado y balsámico, buena estructura, amplio y con un tanino grande, aterciopelado y maduro. Muy bueno.
Retronasal, frutas negras en sazón.
Postgusto, largo y muy bueno.

Para mi todavía un bebe.Sera grande pero faltan años.Color picota,impenetrable.Esta botella se mostro cerrada con escasa liberación de aromas.Se intuye una gran complejidad.La boca con buena acidez,enorme estructura,casi se mastica,le falta equilibrarse.Potencia sin la elegancia que caracteriza a los Torre Muga.Hay que esperar.

Rojo picota con destellos azulados y borde rosáceo. Limpio y brillante. Capa media-alta.
Excelente intensidad y definición aromática. Hay una gran variedad de notas y merece la pena ser paciente. Fruta roja y negra en un idóneo momento de maduración, comino, tomillo, regaliz, algo de sangre, barrica nueva, caza, lácteos y una marcada dosis mineral.
Boca compleja, profunda y aunque de corte moderno, distinguida y podríamos decir que incluso femenina. Paso marcado con todos los sabores compensados. Buena acidez, astringencia media. Madera algo presente aunque sin desentonar, el grado alcohólico no se nota demasiado. Moras, grosellas, especias de monte bajo, ahumados, chocolate amargo y piedras.
Final largo.
Me ha gustado mucho, está elaborado mediante parámetros muy de moda, pero es fino y varietal. Ojalá pueda volver a encontrármelo dentro de una década.

Delicado, fragante, muy interesante, concentrado y especiado. Muestra tonos tostados de café, fino mentolado, fruta en sazón, concentrada y fresca, es la protagonista. Moderno y fresco.
Al tiempo sigue elegante y complejo, muestra la fruta negra de hueso licorosa, finos apuntes de especias cremosas, tostados del roble, balsámicos y un fino hilo mineral.

Boca amable, gustoso, concentrado, tanino amable, gran retrogusto, muy persistente. Hay azúcar quemado, fruta negra, arándanos en mermelada, acidez viva que le dota de frescura, de longitud, se bebe con placer, fuerza y dulzura. Que buen equilibrio de la madera, de libro.

Catado durante el encuentro Verema.

Ya había catado este vino hace unos meses en una visita que hice a la bodega el pasado mes de julio. En ese momento ya me impactó, muy especialmente por la sedosidad y lo pulido que ya tenía los taninos en su paso por boca.

Hoy lo he vuelto a catar y me parece una bomba de vino. Ya resulta atractivo a la vista por su color, más rojo y brillante de lo habitual en otras añadas, pero cuando te llevas la copa a la nariz hay una explosión de frutosidad, más fresca y roja que en años anteriores, con mucha complejidad en su mezcla con notas especiadas de clavo, pimienta negra, vainilla, algo de praliné y ligeros tostados. En boca es corpulento y goloso, muy bien estructurado y fresco, con una buena acidez que equilibra perfectamente las notas anteriores. En el retrogusto reaparecen las notas más especiadas que le aportan una elegancia final que contrasta notablemente con su amplitud inicial en la boca. Un grandísimo vino.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar