Torre Muga 2016
Vino Torre Muga 2016
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
Tempranillo, Mazuelo y Graciano
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.98
/
95
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
7,4
¿Buscas este vino?
Ahora puedes comprarlo en la tienda de la bodega
ELABORACIÓN
Para Torre Muga la fermentación se produce siempre de forma natural y espontánea. La uva fermenta siempre en depósitos de madera sin control de temperatura con levaduras indigenas. La maceración es variable, pero puede prolongarse hasta 2 o 3 semanas. Crianza durante 18 meses en barricas nuevas de roble francés de Allier. Previo al embotellado se realiza una ligera clarificación con clara de huevo fresco.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Torre Muga
OPINIONES
10

De color picota con ribete granate de buena capa.

La nariz es compleja, fruta roja muy fresca, vainilla, notas que recuerdan al cuero, mineralidad y sobre todo equilibrio en toda su paleta.

En boca es una delicia, sedoso, envolvente, magnífica acidez, tanino pulido, elegante en el paso, buen balance entre las sensaciones frutales y la crianza, jugoso, amplio y de gran persistencia. Retrogusto complejo en el que revivimos la fase olfativa. Gran Vino

Qué ganas teníamos de probar un Torre Muga. Otro de esos vinos que se nos resistía, pero es que el precio tampoco acompañaba la verdad. Pero bueno, por fin estamos con él. Abrimos la botella (pesadísima, con un vidrio grueso que impacta) y la dejamos respirar por espacio de una hora antes de proceder con su valoración a 17°C. Corcho impecable, de longitud media, compacto, con un poro finísimo y tintado 1 mm desde su base.

VISUAL: Su color es rojo picota y de capa muy alta, con un ribete cardenalicio, luminoso e intenso. De lágrima escasa, fina, lenta y transparente. Precioso su aspecto (94).

OLFATIVA: Deliciosa nariz, con aromas frutosos acompotados a mermelada de ciruela y moras. Al agitar asoman especiados de canela, pimienta negra y vainilla, riojanísimos. A posteriori aparecen frescas notas balsámicas de eucalipto, un toquecito como de chocolate negro, para terminar con unos sutiles y elegantes tostados aportados por sus 18 meses de crianza y que persisten hasta el final acompañados en todo momento por intensos apuntes licorosos como a duelas envinadas. De una intensidad media-alta y bien de complejidad (91).

GUSTATIVA: Posee un tremendo ataque, con una acidez muy alta y con el tanino muy presente, rocoso diría... En plena fase ascendente y con un paso por boca carnoso, corpulento y de cierta astringencia. Es seco al tacto, con mucho cuerpo, sabrosote donde los haya, con la fruta negra muy marcada y con toques dulzones como a ciruelas pasas. En retronasal notamos especiados de pimienta negra y un ligero recuerdo a nuez moscada. Post-gusto carnosito, sensacional extracción, con la fruta como protagonista y la madera asomando desde atrás aportando intensas notas licorosas de duelas envinadas. Al final incluso parece que asome alguna nota mineral de arcilla húmeda, curioso... Nos da una persistencia de dos minutos y 55 segundos. Este vino en 4 o 5 años será sublime, no me cabe la menor duda. En estos momentos el tanino está por domar y si sumamos a eso su descomunal acidez, el pronóstico es claro: larga vida la que espera. Realmente me gustaría probarlo en 10 añitos (y eso le recomiendo a quien disponga de alguna botella), a ver qué tal (93).

La RCP la considero buena (considerando el momento de consumo) pues me pude hacer con esta botella en oferta por 57 euritos. En 10 años será una RCP excelente con toda seguridad.

MARIDAJE: Nos lo tomamos con calma y pudimos disfrutar de este vino en cuatro ágapes. El primer día acompañó unos jugositos bistecs cuencanos en masala con pimiento asado y mellocos. El segundo fue pareja de baile de unas ricas lentejas con costilla y longanizas. Después fue con un espectacular Porterhouse steak de 800 grs al tomillo y nos lo terminamos con nuestro recurrente surtido de jamón y embutidos ibéricos. Destacaremos el maridaje con esa suculenta pieza de res, sabores sanguíneos y cárnicos perfectamente escoltados por la pétrea tanicidad y por la sabrosa frutosidad de nuestro vinazo. Un espectáculo amigos!.

Salud-os!!

Evidentemente para un Torre Muga es pronto para valorarlo, pero en esta ocasión me quede extrañado por su redondez y elegancia. Normalmente nunca me ha llamado la atención el Torre Muga, siempre me ha parecido, a pesar de ser un gran vino, excesivamente potente y me gusta más el Prado Enea. Pero en esta ocasión, esta añada me ha sorprendido. Color rojo cereza oscuro con un ribete granate. En nariz aromas frutales intensos. En boca curiosamente es un vino fresco y suave, tiene volumen, muy elegante, redondo, muy sabroso y con los taninos casi integrados. Gran vino

Tinto. Rioja. Crianza. Cereza oscuro. Nariz poco acusada. Joven. Ligero. Sedoso. Refleja madera, vainilla y canela. Taninos bien conjugados. Frescura en boca. Muy agradable.

Capa alta, negro zaino, ribete picota, lágrima intensa y fina

Nariz= vainilla, torrefactos, frutas maduras , especias como la canela

Boca= untuoso, muy sedoso, frescura , acidez redonda, 

Muy complejo, vainillas, taninos redondos. Ganará mucho con el tiempo

De color rojo cereza oscuro, ribete granate luminoso, tinta la copa, capa muy alta. 

Nariz atractiva e intensa, fruta en sazón, negra, algo de roja, algo de carne.

Boca suave, con volumen, sabroso, amplio, equilibrado y fresco, tanino integrado, post largo.

Color picota de capa alta y ribetes algo granates

Aromas a especias, vainilla, fruta madura, madera, canela

En boca buena entrada, sedoso, cremoso, acidez notable pero equilibrada, amplio, ligera madera, tanino presente pero sin molestar y persistencia larga y agradable; promete tener longevidad. Buen trabajo  

Color rojo picota intenso de capa media alta.

En nariz aparece la fruta negra madura, especias, vainilla y canela y recuerdos a sotobosque.

En boca es suave, intenso, fresco, con buena acidez, amplio, la fruta negra está muy presente y aparecen recuerdos a mina de lápiz y cacao. Complejo y elegante, con buena persistencia. Un rioja redondito.

Deep black cherry with a violet edge, long thin legs.

Intense nose, eucalyptus, complex with black fruits, plum, cherry and blackberry. The acidity and notes from the crianza are well in the background, awaiting an awakening with a kiss like 'Sleeping Beauty'!

In the mouth a little tannic on entry, weighty fruit, with all the expectation of its future life. To keep!

Color: negro zaíno, de capa alta.

Inmenso por su claridad, expresión y definición. La fruta se hace muy presente por su madurez, tersura y sazón. Se aprecian destellos de moras, ciruelas, arándanos y cerezas. Se intuye con facilidad que es un vino que va a crecer, pues está todavía en proceso de desarrollo (aún es un "chavalín", por así decirlo) y, sin embargo, invita a continuar probándolo. Las notas de la crianza están dormidas, serenas, tramadas y complejas, por explotar y definir.

En boca es tan sabroso como carnoso, con peso y sentido frutal. La crianza se siente y se palpa, intensa, sin intimidación, que crecerá y armará el futuro de este vino. Ahora es adorable pero es un mal negocio abrir la botella.

 

Fuera de cata:

Sigo con el vino a ciegas en la recata.

Es un vino que me conecta con mi juventud, con mi Atxona y con mi Aita (“abuelo y padre"  en euskera). Un vino sano, rico, fresco y frutal, con sentido, para beberlo a diario sin reservas. Al descubrir la botella y su precio, te das cuenta que uno de los dos, está equivocado. 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar