Prado Enea Gran Reserva 1982
Vino Prado Enea Gran Reserva 1982
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
12,50%
Varietales:
80% Tempranillo, el 20% restante Garnacha, Graciano y Mazuelo
Precio aproximado
Precio Aprox:
Más de 100 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.16
/
91
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
7,0
¿Buscas este vino?
Ahora puedes comprarlo en la tienda de la bodega
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Prado Enea Gran Reserva
OPINIONES
7

Botella borgoñona nº 113.828 típica de este vino.

Etiquetado clásico con contraetiqueta del CRDO.

Cápsula rojo cereza con "Prado Enea" como leyenda.

Cierre de corcho de muy buena calidad, buena longitud (4,9 cm) y anchura, muy bañado en vino hasta casi el final del mismo.

Huele un pelín a humedad, hongos y reducción pero no detecto TCA ni defectos.

Sacado de vinoteca a 14ºC y abierto 2 horas antes de disfrutarlo. En este caso sin decantación.

Tomado en copas Riedel Ouverture Mágnum.

Visual

Cereza-ocre de capa media, ribete anaranjado-transparente, limpio, brillante y de buena lágrima, ancha y de lenta caída.

Muy buena visual y corcho para su edad. (8,8).

Nariz

Al inicio algo reducido con pólvora y fósforo.

Si se le da tiempo, desaparecen esos aromas y tenemos intensidad media tirando a media-alta, con notas de fruta roja y negra seca ya, especias dulces, balsámico-mentolados leves, tabaco rubio, herbáceos, tostados de finas maderas, hojarasca, musgo, setas y, sobre todo, aromas abundantes a flores marchitas.

Buena nariz en intensidad y complejidad para su edad. Muy entero. (9)

Boca

Ataque fresco y sedoso, de muy buena acidez, amplio, expansivo, suave, de finos y elegantes taninos, volumen medio, densidad media, medio cuerpo y estructura.

El paso por boca es equilibrado y muy elegante, fluido y bastante agradable, con taninos totalmente pulidos pero que aún se pegan ligeramente en mucosas.

El final es de notable longitud, con fruta roja y negra seca, herbáceos, un punto fúngico y con finas maderas, especias y tabaco que lo redondean estupendamente bien.

Muy buena boca la de este Prado Enea Gran Reserva 1982 que, sin estar ya en su momento óptimo de consumo, ha envejecido de maravilla y todavía está en muy buen momento de disfrute. Con bastante punch, elevada acidez y amplitud en boca. (9,2)

Cuanto más tiempo pasa abierto y oxigenado el vino, mejor está y más joven parece (hasta cierto punto, el oxígeno va quitando capas de reducción y va aflorando más fruta y descriptores convencionales).

Su PVP actual es elevado, entre 120-180€ la botella, ya que se considera ya botella para coleccionistas en una gran añada.

En mi caso, pude conseguirla hace unos años por unos 45€/botella. Al PVP de una añada actual. Muy buena RCP para lo que ofrece y, sobre todo, vista la evolución a sus casi 40 años.

  • Prado Enea Muga Gran Reserva 1982, DO Ca Rioja

    Prado Enea Muga Gran Reserva 1982, DO Ca Rioja

  • Prado Enea Muga Gran Reserva 1982, DO Ca Rioja

    Prado Enea Muga Gran Reserva 1982, DO Ca Rioja

Todo un clásico este Prado Enea Gran Reserva del 82 en una de las míticas añadas excelentes de Rioja.
Difícil encontrar donde comprarlo y su precio, aunque en alguna página electrónica aparece tasado entre 60-70 euros.
A buen seguro que tuvo su momento de gloria. Hoy todavía se puede beber sin que le falte elegancia (imposible olvidarnos del valor histórico de lo que tenemos delante) pero se nota que el tiempo ha hecho mella en él.
Muestra un color teja muy evolucionado, rozando el marrón de capa media con algo de brillo en la superficie.
En nariz se comporta inicialmente (probablemente era de esperar) algo hermético, con predominio de la fruta madura y los lácteos fermentados. Con la aireación se va dejando ver algo más pero sin que cambie demasiado el fondo dulzón de la fruta madura y de los lácteos, ahora con un alcohol más marcado.
En boca sensación salada inicial que se acompaña poco después, tras un paso fácil y ligero, de una acidez marcada y un postgusto alcohólico no demasiado intenso.

Rojo rubí, ribete atejado, capa media.
En nariz es medianamente intenso y muestra unos aromas de Rioja clásico que no engañan con una fruta ya muy madura, un fondo especiado y herbáceo, humedades, maderas viejas, curtidos y ahumados. Es complejo y no decae con el aire.
En boca no llega al nivel que muestra en nariz pues se encuentra un poco falto de fuerza, un poco falto de pegada. Mantiene acidez, es muy redondo en el paso, firme y elegante, se bebe muy bien por su redondez y deja sensaciones especiadas y ahumadas en el final, con un tanino ya más bien pulido.
Este vino se ha revelado como un clásico riojano de toda la vida en especial en nariz, aunque en boca ha perdido fuelle y no deja huella. Se bebe muy bien y resulta elegante, aunque quizá su mejor momento ya pasó. Buen vino pero…se vio superado por otros coetáneos.

Tonos y ribete rojo teja de capa media-baja. Nariz a fruta roja y un trasfondo mineral, de lagrima poco densa y limpia.
Al paladar buena entrada, Rioja de corte antiguo, acido con fruta roja y mineral de fondo, terruños y unos buenos taninos domados por la vejez.
Pena de no haber tenido un aireador a mano para beberlo sin tener que decantarlo y evitar la rapida oxidacion. le costo abrirse y mostrarse en plenitud.

Visualmente tiene un color ocre-anaranjado, con ribete teja y destellos amarillentos que denota la edad, capa baja y con brillo.
En nariz se destapa con una nota cremosa, tostados, cueros, maderas viejas, desván, toque de caramelos y azúcar tostado, pelo mojado, barnices.
En boca tiene poco cuerpo, escasa persistencia, sin armazón, escaso aunque correcto.
En general gustó al personal de la cata, pero a mí no convenció ni lo más mínimo.

Color castaño anaranjado.
Aroma no muy intenso pero limpio y con cierta elegancia a cueros, también tabaco, especias, maderas viejas, toques de frutas pasas y tostados.
En boca es aromático, paso de boca demasiado pulido y con poco cuerpo, aunque resulta agradable, retronasal bastante bueno, igual a la nariz, final bastante largo y persistente.
Estan marcados los aromas terciarios, como es natural, pero se nota un poco la fruta.
MALA RCP ya que cuesta sobre los 65 €, el corcho un 8.

Vino limpio, de color menos evolucionado de lo q esperaba, mostrando un color rojo no muy atejado y con el ribete algo mas envejecido. En nariz me ha parecido una maravilla por el ensamblaje de aromas que tiene. Desde toques de fruta muy madura, combinados con toques de caramelos, tostados hasta fruta pasificada, regalices, ligeras vainillas. Una delicia.
En boca es de entrada suave, redonda, como un balon. Manteniendo todavia muy buena fruta y una buena acidez y tanicidad. Te envuelve la boca y te deja en el retronasal de nuevo esos regalices y fruta madura q lleva. Bastante largo.
Chapeau!!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar