Santa Rosa Reserva 2005

Vino Santa Rosa Reserva 2005

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,0
Calidad-precio:
8,4

Bodega: Enrique Mendoza
D.O./Zona: D.O. Alicante
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: Cabernet sauvignon y otros
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 17 meses en barricas nuevas de roble frances

Varietales: Cabernet sauvignon y otros

14 Opiniones de Santa Rosa Reserva

Color rojo rubi, capa media.

En nariz aparece un vino elegante, notas de regaliz, clavo, moka y especias. Buena intensidad

En boca es un vino completamente pulido, sin aristas, elegante en todas su fases, sabroso, carnoso. Fruta negra, regaliz, cacao y tostados perfectamente itegrados.
Buena acidez y frescura

Me ha sorprendido esta botella, pensaba e contrarlo más apagado y esta muu rico y sedoso

Color rojo picota con ribete atejado y capa media-alta. Se nota que ha perdido intensidad de color

En nariz tiene una intensidad media, notas de frutos negros, balsámicos y tostados. Aparece al final un ligero fondo de cacao.

En boca se muestra suave y demasiado domado. A perdido la garra y esos taninos tan sabrosos. Tiene una buena persistencia final y resulta agradable

Sigue siendo un gran vino pero que no conviene dejarlo mucho más tiempo en la botella porque no nos va a generar más placer

¿Qué voy a decir que no se pueda decir ya de esta Cabernet Mediterranea que ya no se sepa?
Pues no sé si se sabrá, pero desde luego se la nota cambiada...respecto a la precedente 2004...mucho.
Como diría el amigo JordiF: apacible.
Como diría el caballero javierBB: diferente. ¿Mejor?¿Peor? No.Diferente.
Como Wyllys, con personalidad propia: acertadísimo, amigo lo dicho, falta de potencia e intensidad en nariz, pero sigue con una complejidad (láctea?fresca?) sí, por supuesto.

Se me olvidaba. Escribo para realizar una cata sobre mi personal opinión.
Dicen que las comparaciones son odiosas (puede), pero tratándose de hermanos (lo compararé con el 2004, con el que curiosamente no colgué en su día nota de cata) se me disculpará:

Viste un picota intenso de buen brillo y abundante lágrima medio tinta; fina y medio densa.
Eso sí de capa media-alta, menos cubierta que el 2004.
Comienza la alegría en nariz. (El vino no se decantó, ni se abrió una hora antes. Pasó por el Spinwater instalado en la botella).
Láctico, en buena medida. Toffee en cantidad, chocolate dulce; cacao en polvo; leche condensada...matices ricos. Lo dicho anteriormente: es mucho menos explosivo y potente en esta fase que el 2004. Y mucho menos balsámico (un mundo), que éste. Aún así sigue mostrando más señas de su clase: pimiento del que no podía faltar (menos escalivado y/o asado que en el '04).
Parece que han adiestrado (o mejor dicho, domado) la nariz hasta tal punto que parece que por momentos, nos resulta adormecida. Es un hecho, pero aún así resulta atractiva y compleja...y hay quién agradecerá una nariz más sutil y menos potente.
En boca resulta sabroso, con una entrada sedosa, cremosa y plácida. Largo y avainillado en el paladar con una acidez adecuada (tampoco me parece una gran acidez, ni que vaya a ser un vino de más guardar). Pero es elegante y ha ganado en equilibrio y franqueza en la relación nariz-boca y fruta-madera en boca. La fruta es dulce y madura y la madera, "crema de roble". Postgusto frutal al final de todo.

Pues ahí queda eso...¿Que con qué me quedo? Pues me gustó mucho más esa intensidad del 2004; contundente, balsámica...pero debo de reconocer que resultan casi dos polos opuestos. No por definición, pues son los dos unos buenos Santa Rosa, pero en equilibrio, este 2005 lo es más y el 2004 más impresionable.
Difícil....y agradable decisión.

Cereza picota con brorde cardenalicio, espejo limpio y capa alta. Sin lagrima
Nariz potente con frutas rojas , nata , yoghourt y tonos lacteos que no lo abandonaron mientras duró. Posteriormente madera, tabaco , vainilla y cafe. ademas de potente muy duradera.
paso por boca cremoso, sedoso y goloso. Sabor intenso y directo. Se expande al antrar y junto la sensacion de crema el sabor inunda la boca.
Postgusto largo
Pedazo de vino

Otro de los vinos catados en el encuentro de Verema y que tampoco deja indiferente, con una entrada en boca amable, elegante, fresca, y agradable vigorosidad, buena acidez y estructurado, de largo recorrido y buena persistencia, con una interesante nariz bastante compleja, frutos rojos y negros bien conjuntados con madera, notas aromáticas de monte mediterráneo, balsámico, tostados, regaliz.
Un vino que aguantara muy bien durante mucho tiempo.

Vista: Picota de capa media.

Nariz: De buena intensidad: fruta roja y negra, fresca, tostados, toffe, vainilla, cacao, café, chocolate, especies y balsámicos, ligera mineralidad. Conforme se va abriendo va ganado en expresividad y complejidad. Muy buena nariz.

Boca: elegantísima boca, sedoso en el paso, con una acidez estupenda, suave pese a sus 14º, redondo, sabroso, equlibrado, de frutal paso con excelente integración de los terciarios. Magnífico final que parece que cuando empieza a bajar te sorprende con nuevos sabores y aromas (anisados y balsámicos). Muy bien de persistencia y con un ligero amargor superagradable.

VISTA: Picota de buena cobertura. Làgrima fina.
NARIZ: Finura y equilibrio. Fruta y madera. Cerezas y moras. Notas cremosas. Vainilla. Regaliz y café.
BOCA: Fresquísimo y eloegante. Con un equilibrado esqueleto. Binomio acidez-alcohol que roza la perfección. Estupendo final lleno de brío que persiste.

Riquo como siempre. Menos musculoso. Menos potente que otras añadas. Pero ese armazón del pasado deja paso al equilibrio, la elegancia y la armonia.

Color bastante oscuro con ribete terroso-rojizo claro. Capa media-alta, de apariencia límpio y brillante con lágrima fina y abundante.

En nariz la percepción frutal es muy baja, creo que por haberse abierto y servido. Balsámico, aromas a eucalipto, se percibe claramente el pimiento o vegetal de la cabernet, con el paso del tiempo aparecen torrefactos a toffee muy agradables.

Muy equilibrado en boca, ahora sí frutal, un poco astringente y un postgusto agradable y de media longitud.

Catado junto a un Numanthia y un Clio, se decidió que fuera el primero para no perderse después de esos dos, pero a diferencia de los otros, éste no había sido abierto con antelación y bien seguro que penalizó su expresividad. Un buen vino de todos modos, aunque claro, no podía competir.

El vino está muy bien. De color intacto.
Teniendo en cuenta las variedades y el tiempo en barrica, y la zona, se podría pensar en un vino más directo, más lineal. Quizás la viticultura y la finca le otorgan unas características distintas, específicas.
En boca está dotado de cierta complejidad, madurez.
Rico, rico.

Un vino joven, dinámico, diferente, con personalidad propia, ubicado en un precio que lo hace especialmente atractivo. Es posible que le falte un poco de intensidad en nariz pero lo suple sobradamente con otras características importantes como complejidad, presentando un amplio abanico de aromas, con finos tostados, monte bajo, sotoblsque, toffes, balsámicos, y suaves notas de frutos rojos y negros.
En boca presenta una entrada noble, elegante, fresco, frutal, ligeramente tirante, con buena estructura, marcada acidez y con buen recorrido.
Con mucha vida por delante.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar