Vino Santa Rosa Reserva 2005: Adiestrado y equilibrado....en el 2005


¿Qué voy a decir que no se pueda decir ya de esta Cabernet Mediterranea que ya no se sepa?
Pues no sé si se sabrá, pero desde luego se la nota cambiada...respecto a la precedente 2004...mucho.
Como diría el amigo JordiF: apacible.
Como diría el caballero javierBB: diferente. ¿Mejor?¿Peor? No.Diferente.
Como Wyllys, con personalidad propia: acertadísimo, amigo lo dicho, falta de potencia e intensidad en nariz, pero sigue con una complejidad (láctea?fresca?) sí, por supuesto.

Se me olvidaba. Escribo para realizar una cata sobre mi personal opinión.
Dicen que las comparaciones son odiosas (puede), pero tratándose de hermanos (lo compararé con el 2004, con el que curiosamente no colgué en su día nota de cata) se me disculpará:

Viste un picota intenso de buen brillo y abundante lágrima medio tinta; fina y medio densa.
Eso sí de capa media-alta, menos cubierta que el 2004.
Comienza la alegría en nariz. (El vino no se decantó, ni se abrió una hora antes. Pasó por el Spinwater instalado en la botella).
Láctico, en buena medida. Toffee en cantidad, chocolate dulce; cacao en polvo; leche condensada...matices ricos. Lo dicho anteriormente: es mucho menos explosivo y potente en esta fase que el 2004. Y mucho menos balsámico (un mundo), que éste. Aún así sigue mostrando más señas de su clase: pimiento del que no podía faltar (menos escalivado y/o asado que en el '04).
Parece que han adiestrado (o mejor dicho, domado) la nariz hasta tal punto que parece que por momentos, nos resulta adormecida. Es un hecho, pero aún así resulta atractiva y compleja...y hay quién agradecerá una nariz más sutil y menos potente.
En boca resulta sabroso, con una entrada sedosa, cremosa y plácida. Largo y avainillado en el paladar con una acidez adecuada (tampoco me parece una gran acidez, ni que vaya a ser un vino de más guardar). Pero es elegante y ha ganado en equilibrio y franqueza en la relación nariz-boca y fruta-madera en boca. La fruta es dulce y madura y la madera, "crema de roble". Postgusto frutal al final de todo.

Pues ahí queda eso...¿Que con qué me quedo? Pues me gustó mucho más esa intensidad del 2004; contundente, balsámica...pero debo de reconocer que resultan casi dos polos opuestos. No por definición, pues son los dos unos buenos Santa Rosa, pero en equilibrio, este 2005 lo es más y el 2004 más impresionable.
Difícil....y agradable decisión.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar