La Bota de Fino "Marcharnudo Alto" Nº 68 "Equipo Navazos"
Vino La Bota de Fino "Marcharnudo Alto" Nº 68 "Equipo Navazos"
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Dulces y Generosos
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
15,00%
Varietales:
Palomino fino 100%
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 20 a 29,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.43
/
97
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,7
ELABORACIÓN
Selección de botas pertenecientes a la solera, primera y segunda criaderas, lo que da como resultado una edad media estimada de entre diez y once años. Bodegas Valdespino (Grupo Estévez). Saca de junio de 2016.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de La Bota de Fino "Marcharnudo Alto" Nº 68 "Equipo Navazos"
OPINIONES
15

Botella sacada a 4-5ºC de nevera y atemperada en copas amplias Lehmann Jamesse Grand Rouge.

Visual

Dorado oro viejo con tonos ámbar-topacio anaranjados, limpio y brillante.

Muy buena visual para un fino (no precisamente joven) cuya saca es de hace justo 5 años. (9,5)

Nariz

De gran intensidad con pera de agua muy licorosa, cítricos (mandarina y naranja) muy pasados (casi rancios), flores marchitas, mentolados, herbáceos en infusión, muchísima mineralidad, salinidad y yodados a tope, salmuera y notas marinas, bota jerezana muy vieja, leves barnices y acetato de etilo.

Intensidad elevada, gran definición y complejidad de aromas. (9,45)

Boca

Ataque maduro pero fresco a la vez, muy punzante y salino, sabroso, sequísimo, untuoso y cremoso, de buen volumen, densidad, cuerpo y estructura.

El paso por boca es muy yodado, marino y de gran frescura, muy bien definido y redondo.

El final es muy largo, con notas de salinidad, pera de agua muy licorosa, herbáceo, mentolado y con toques de barniz y pegamento muy leves que denotan que el vino, aunque aún fino, va camino de amontillarse. 

Boca espectacular. Muy bien definida, marina y sabrosa. De alto nivel. (9,7)

Finazo de Navazos que, en esta ocasión, encuentro menos evolucionado que botellas precedentes. Un pepino de vino.

RCP espectacular. 

Pues por fin tengo la ocasión de probar mi primer palomino fino del Equipo Navazos, qué ganas tenía. Además leyendo algunas valoraciones en Verema se me ponen los dientes largos. Vamos a ello. Lo sacamos de la nevera, lo servimos en la copa y esperamos unos 20 minutitos hasta que alcanzó los 10°C para su valoración.

VISUAL: De color amarillo ambarino y ligera turbidez. Presenta abundante lágrima, gruesa y lenta (89).

OLFATIVA: Al principio se encuentra un poco cerrado mostrando notas fúngicas como de champiñón crudo. Enseguida aparecen aromas de membrillo amarillo, herbáceos de hierbaluisa, apuntes de frutos secos (piñones) y un toque ajerezado licoroso. De fondo encontramos recuerdos frutosos de manzanas asadas y otros más dulzones de pastelería (mazapán). Final salino y yodado con sutiles recuerdos minerales calizos. Su intensidad es media-baja, quizás debíamos haber esperado un ratito más a que alcanzase los 13 - 14°C (89).

GUSTATIVA: En boca se muestra potente, con una salinidad intensa de entrada y el puntito alcohólico marcado. Paso por boca muy amplio, seco y con notas cítricas de ralladura de limón. Los aromas retronasales son de flor blanca y de fruta con hueso (albaricoque). Post-gusto con notas semi-dulzonas de mazapán, recuerdos de fruta tropical (lichi y piña), apuntes cítricos de pomelo y atisbos licorosos como de Amaretto. Final muy mineral, yodado, seco y bastante salino. Nos da una persistencia de 1 min y 45 segundos. Es un gran vino, complejo, pero he de confesar que quizás por unas expectativas muy altas, me he quedado con ganas de algo más. Sobresaliente sí, pero no extraordinario, al menos para mí. (91). Puede que los finos no sean mi tipo de vino?, no sé, demasiado pronto, demasiada mineralidad... Tenemos otra botella de éste n°68 así que esperaremos un par de años más y quizás lo tomaremos a más temperatura, sobre los 12-14°C. En fin, lo intentaremos de nuevo.

La RCP la dejaremos en buena. Nos costó 21.90 euros cada botella.

MARIDAJE: Nos lo tomamos en varias ocasiones. El primer día lo maridamos con un suquet de almejas. Luego acompañó un taco de wahoo al tomillo en salsa de papaya y cardamomo y nos lo terminamos con un lomo de albacora al hinojo en salsa de pimientos. Maravilloso en las tres ocasiones pues su salinidad y ese puntito de frutos secos armoniza maravillosamente con los pescados. Muy gastronómico.

Salud-os!!

Cierre cabezudo de aglomerado de corcho poco bañado en vino por el interior.

Sacado de nevera a 4-5ºC pero atemperado en copa a unos 8-10ºC.

Visual

Color entre oro viejo y topacio (más en la gama de éste último), limpio aunque con pinta de tener posos al final de la botella, brillante y de fina lágrima de lenta caída. (9,3)

Nariz

De gran intensidad y complejidad aromática ya de entrada.

Notas de piel de naranja y mandarina maduras, abundante pera de agua licorosa, muchos aldehídos, abundante tiza y velo de flor, flores marchitas, abundantes frutos secos (almendras) tostadas, salinidad a tope, yodados, bota vieja jerezana, hierbas secas, notas de acrílico, leve barniz y hierbas en infusión.

Se percibe ya un fino de cierta madurez pero muy en forma todavía: de gran intensidad y complejidad. Con mucho que ofrecer y con un abanico muy amplio de registros. (9,4)

Boca

Ataque fresco y salino a tope a pesar de su (a priori) madurez, muy seco, sabroso, de buen volumen en boca, amplio, densidad media-alta tirando a alta, envolvente, de muy buen cuerpo y magnífica estructura.

El paso por boca es punzante y muy salino, con abundantes frutos secos tostados, mentolados y herbáceos. Espectacular.

El final es muy largo, sequísimo, sabroso a la vez, con naranja y mandarina muy maduras, pera de agua licorosa, salmuera, yodados, herbáceos y muchísimos frutos secos en un retrogusto y retronasal espectaculares.

Boca de finazo a pesar de sus 4 años y medio largos. En teoría ya estaría pasado pero, aún evolucionado, es una pasada de fino en gran momento todavía. (9,5)

Gran vino de fenomenal RCP (costaba en su día en torno a 20-21€). 

Está para tomar ya pero puede aguantar, bien conservado, aún unos años (con la consabida lógica evolución hacia fino amontillado que ya parcialmente tiene).

  • La Bota de Fino Marcharnudo Alto nº 68 Equipo Navazos, DO Jerez/Xérès/Sherry

    La Bota de Fino Marcharnudo Alto nº 68 Equipo Navazos, DO Jerez/Xérès/Sherry

  • La Bota de Fino Marcharnudo Alto nº 68 Equipo Navazos, DO Jerez/Xérès/Sherry

    La Bota de Fino Marcharnudo Alto nº 68 Equipo Navazos, DO Jerez/Xérès/Sherry

  • La Bota de Fino Marcharnudo Alto nº 68 Equipo Navazos, DO Jerez/Xérès/Sherry

    La Bota de Fino Marcharnudo Alto nº 68 Equipo Navazos, DO Jerez/Xérès/Sherry

Qué mas se puede añadir a lo que han comentado los compañeros... Pues que es una p**a maravilla!!!!!

Esa nariz con una salinidad tan racial, con pera de agua y manzana muy muy maduras, esas levaduras y notas de flor, el alma del mar y el corazón de la albariza, los frutos secos tostados, esas notas cítricas de cáscara de limón madurísima, con flores marchitas y algas. Notas de desván y de aceituna picada.

En boca es punzante, intensa, larguísima, con esos yodados intensos, las notas de mar, de algas y de tiza, de flores marchitas y fruta blanca madurísima, de balsámicos y frutos secos tostados... De esa aceituna y madera vieja. Es muy meloso, fresco, con esos toques de cáscara de limón maduros, como si fuera un caramelo ácido, con el contrapunto dulce, pero manteniendo ese espíritu seco. Con mucho margen de evolución, pero irá perdiendo frescura. El alcohol está deliciosamente integrado.

Si es que estás obras de arte me ponen burrote.....

Otra botella más.

Ésta la he catado llevando más de un mes abierta en nevera (copa, tapar, copa, tapar,...)... es decir, no la cato recién abierta si no con ya unas cuantas semanas de oxidación.

Visual

Anaranjado oro viejo de capa entre media-baja y baja, limpio, brillante y con buena lágrima, no muy abundante pero sí fina y lenta en su caída. (9,5)

Nariz

De elevada intensidad a ligera fruta blanca muy madura (pera de agua) que no había sido tan capaz de percibir en ocasiones anteriores, aldehídos, etanal, yodo, salinidad importante, frutos secos tostados, flores blancas y amarillas muy marchitas (de cementerio), balsámicos, laurel, regaliz, tiza (tierra albariza) algo húmeda, velo de flor, bota vieja jerezana y sutilísimos acrílicos y barnices.

Sorprendentemente, lo encuentro más frutal que cuando lo descorché (percibo mucho más la pera de agua y mucho menos las notas terciarias a maderas viejas, barnices y acrílicos). Camaleónico e interminable este Fino de Marcharnudo (no muere ni quedando 125 ml en la botella y estando así, tapado, pero ya en contacto con el oxígeno semanas en la nevera). (9,6)

Boca

Ataque maravillosamente sedoso y suave, fino y seco a más no poder, superlativamente salino y mineral, de buena densidad pero sin excesos, volumen y cuerpo elevados para un fino, complejo y, aunque lo conserva parcialmente, ha perdido ese carácter tan punzante que tenía hace más de un mes (cuando abrí la botella); generoso que se ha redondeado notablemente en boca,  muy sabroso, sequísimo pero que se bebe sin sentir de lo elegante que se ha vuelto. El paso por boca es tremendamente refinado: soberbio.

El final es larguísimo, casi eterno, extremadamente seco, algo punzante y muy amargoso con notas a frutos secos tostados (avellanas y almendras algo amargas), regaliz y balsámicos en un salino y mineral retrogusto enorme; en vía retronasal reaparecen las sensaciones del retrogusto y se añade esas notas a maderas viejas jerezanas, flores marchitas, tiza, velo de flor jerezano, ligeros barnices, pegamento y laurel que lo redondean excelentemente bien. (9,7)

Grande este fino con 22 meses desde su saca (junio de 2016).

Sigue estando en forma todavía pero con una complejidad y elegancia superlativa: diría que, aunque conserva algo de fruta acuosa, se está amontillando de forma apreciable (en buena parte, por todo el tiempo que lo tengo ya abierto: más de un mes).

Gran vino de excelente RCP (del que me queda alguna botella más a la que iremos dando algo de cancha para volver a probar en el futuro).

 

Qué buenos son estos finos....!!!! Es una gozada saborearlos. Color amarillo dorado brillante. En nariz aromas a frutos secos, notas punzantes, de yodo y notas salinas. En boca entra muy bien, te llena la boca, es vivo, muy elegante, buena acidez, muy estructurado, muy, muy agradable y un final muy largo. Un vino muy gastronómico, no sólo para aperitivos, extraordinario con jamón y quesos, pero que con una cierta comida está muy presente. Muy sabroso y rico

Disfruto, no se si la última o la penúltima, ya que adquirí dos mas, después del envio y prueba del Equipo Navazos.

No voy a aburrir a nadie, las sensaciones totalmente "calcadas" a las últimas botellas.

Un vino fino y elegante que se bebe muy bien y que no deja de tener su muy buena complejidad.y bastante caracter.

Rico y agradable.

Botella bordelesa con etiquetado típico del Equipo Navazos con firma de color negro.

Visual

Amarillo anaranjado ocre con reflejos oro viejo, limpio y brillante con fina lágrima de lenta caída. (9.5)

Nariz

De alta intensidad a aldehídos, velo de flor, madera de bota vieja jerezana, herbáceos, hierbas en infusión (tomillo, poleo-menta), ralladura de piel de naranja madura, notas punzantes muy interesantes, salmuera, yodo y salinidad abundantes, barnices y frutos secos tostados (avellanas y almendras). Muy complejo e intenso. (9.5)

Boca

Ataque fenomenal, sabroso, expansivo, potente, fresco, contundente, extremadamente seco, salino, elegante y muy sápido. De buen volumen, cuerpo y estructura, densidad media-alta y buena acidez para ser un fino de Jerez. Final muy largo con notas de frutos secos tostados, ralladura de cítricos, herbáceos, salinidad y yodo con fondo de viejas maderas en un retrogusto estupendo; en vía retronasal se potencian esas sensaciones y aparecen notas aldehídicas, a tiza, flor, de ligeros barnices, notas punzantes, marinas y de hierbas infusionadas que lo redondean maravillosamente bien. (9.75)

Gran fino con mucha "chicha". Se puede beber entre horas o de aperitivo pero, desde luego, es capaz de maridar con prácticamente cualquier plato (como comentan anteriores catadores, es muy gastronómico). Es excelente en todas sus fases y está, 16 meses meses después de su saca, en un momento de complejidad (y todavía algo de frescura) excelente para disfrutar.

Me quedan todavía un par de botellas más de las que espero disfrutar en los meses/semanas sucesivas.

Su PVP ronda los 24-27€ aunque, en mi caso, pude conseguirlo por algo menos de 22€.

Muy buena RCP para lo que ofrece este excelente fino de Valdespino.

 

Me gusta este fino como se encuentra en este momento, bueno desde hace unos meses.

Es fresco y muy atractivo en nariz, ademas de ser complejo y tener toques de elegancia.

En boca es lozano, pero al mismo tiempo tiene caracter y variedad, muy buen final, largo y con persistencia.

Excelente fino que ha sido un placer consumir cada una de las botellas.

disfruto, no se si la última o penúltima botella. Las sensaciones son idénticas a las expresadas en las valoraciones de más abajo.

Un fino muy agradable y sobresaliente,que armoniza de maravilla con la comida.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar