La Bota De Nº 39. Manzanilla Bota "NO"
Vino La Bota De Nº 39. Manzanilla Bota "NO"
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Dulces y Generosos
Graduación (vol):
15,90%
Varietales:
Palomino 100%
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 30 a 49,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.64
/
98
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
10,0
ELABORACIÓN
Elaborado con el método de soleras y criaderas típico del Marco de Jerez.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de La Bota De Nº 39. Manzanilla Bota "NO"
OPINIONES
6

Uno de esos vinos que aúna la profundidad con ligereza y viveza. ¡Más!

Que cosa más extraordinaria y al mismo tiempo MARAVILLOSA. Pienso que hacer una descripción de este BELLO y DELICIOSO vino, es una labor muy, pero que muy dificil. De todas maneras como soy "un valiente", mi edad me lo permite, me voy a atrever con ella.

Color amarillo-oro brillante y atractivo.

Aromas de muy buena intensidad y lo principal de gran calidad, donde sobresalen los frutos secos, cítricos, toques especiados, salinos y punzantes. Después de cinco minutos olfateando, ademas de lo dicho salen algunas notas florales, pero sobre todo predomina la eleganca y la gran complejidad.

La boca es fresca y al mismo tiempo compleja y elegante, excelente paso de boca donde la viveza, frescura y la personalidad son abrumadoras, llena la boca y te crees poseer un don divino, recuerdos punzantes, salinos y frutosos, máxima la acidez y el PLACER, larguísimo final con grande, grande persistencia.

Un vino para MEDITAR, pero también para DISFRURTAR de lo lindo.

Por supuesto que la RCP es excelente, ya que no hay superior categoría.

Espectacular vino.
Color amarillo fuerte muy cobrizo, con tonos rojizos.
Intensísimo aroma, potente y punzante, destacan cítricos, pieles de limón y naranja, fuerte salinidad y notas lácteas. Pero hay muchísimo más, es de una complejidad tremenda.
Boca poderosa e intensa, de carácter mantecoso, muy punzante, muy amplio, amplísimo. Acidez bárbara. Expresividad salada y cítrica y de altísima complejidad. Llena la boca y el olfato. Final larguísimo. Excepcional.

Cobre viejo con reflejos grisáceos. Limpio y brillante. Lágrima densa y lenta.
Nariz intensa, profunda y punzante. Descorchamos y el olor inunda la habitación. Piel de manzana verde, mantequilla, pimienta, frutos secos, yodo, desván, humedad, sal marina, plástico quemado... Nos recuerda a un Bowmore o un Lagavulin.
Boca estructurada, grasa y glicérica. Enorme acidez. Acohol muy presente. Cítricos, fruta verde, almendras, fósforo, mar, algas y piedras. Lo hemos tomado con una persona a la que los vinos generosos no le gustan mucho y se ha quedado sin palabras. Recomiendo beberlo un poco más frío de lo habitual.
Final enorme.
Una manzanilla con algún sutil toque oxidativo. Como dice Eugenio, recuerda en nariz a un Islay por su carácter marino y frío.
Mi consejo para aquellos a los que no hayan llegado todavía a este tipo de vinos, es que los tomen con comidas de difícil combinación. Hoy se ha complementado a las mil maravillas con salmón ahumado, Torta del Casar, alcachofas a la brasa, bígaros y pavo en escabeche.

Bota Nº13 de la ya mítica Solera 1/15 de La Guita y que está al margen del régimen normal de sacas, se trata por tanto de una Bota “NO”. Unos 14/16 años de vejez media.

Precioso color dorado intenso limpio y brillante.

La nariz de este vino es sobrecogedora, intensa, marina, es un paseo por las playas de Sanlúcar sin salir de casa. Frutos secos, especias, algas marinas, tonos yodados, incluso nos recuerda a algún malta de Islay o Skye. Hay que tomarla en copa ancha, en nuestro caso Borgoña, para apreciar sus múltiples y complejas capas aromáticas. Apabullante.

En boca es un vino que te deja pequeño, potencia sin igual pero llena de elegancia, es envolvente, tiene un enorme peso y una fina acidez, desarrollándose en boca con una enorme fuerza y dejando una profunda huella salina y mineral, quedando recuerdos de frutos secos amargos. Persistencia infinita. Se queda en el recuerdo. Y vuelve el mar….

Hace casi 3 años nos quedamos de piedra con la Bota Nº20, la Bota Punta de esta solera, siendo uno de los vinos que más nos han impresionado en la vida. Pues 20 botas después, nuestro equipo preferido nos deleita con una doble edición, una Bota NO y una nueva de la bota punta. Este primero es un vino sobrecogedor, piensen en los más grandes del mundo, en los mejores Champagnes, en los mejores Borgoñas, Barolos, Burdeos, en cualquier vino grandioso, porque esta manzanilla estará a su altura sin desmerecer para nada. Rozando la perfección. En unos días probaremos la 40, la bota punta. ¿La alcanzará? Más que probable.

Amarillo dorado sin reflejos, limpio y brillante
Nariz muy intensa, profunda y duradera. Frutos secos, yodo, toques y fondo mineral.
Paso por boca sedoso, profundo , lineal, que gana con su paso en la boca en la bocas paulatinamente, al final se explota en la boca y se fija en la parte posterior volviendo hacia delante y fijandose y llenado toda la boca. Es elegante , con sabor alto .
La elegancia hecha manzanilla

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar