Navazos la Bota de Amontillado nº 37
Vino Navazos la Bota de Amontillado nº 37
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Tipo de Vino:
Dulces y Generosos
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
18,50%
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 30 a 49,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.58
/
98
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
10,0
ELABORACIÓN
Elaborado con el método de soleras y criaderas típico del Marco de Jerez.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Navazos la Bota de Amontillado nº 37
OPINIONES
13

finiquito mi última botella, que igual que las anteriores me ha proporciano bastante placer y sobre todo gran satisfacción.

Las sensaciones iguales a las indicadas en las valoraciones anteriores. Otra joya del gran EQUIPO NAVAZOS. (Lo siento pero esto siempre merece mayúsculas).

Color yodado con reflejos ámbar y ligeros tonos cobrizos.

Claro ejemplo de lo que es la complejidad en un vino: pralinés, cáscara de frutos secos, ebanistería, cáscara de cítricos seca, yeso,notas azucaradas, canela...

Vino portentoso en la boca y aún así un prodigio de equilibrio e integración. Muy concentrado, sapidez a raudales, sutil, umami, tiene ese encanto de amontillado pero con una marcada presencia de cuando era fino,porque tiene esos matices salinos y presencia de la crianza biológica. Mucha profundidad y persistencia.

vuelvo a disfrutar otra de las excelentes botellas de este maravilloso vino.

Tuve la gran suerte de encontrar un sitio, después de probarlo, que lo vendian a un precio bastante ajustado y adquirí unas cuantas botellas.

Voy a ser muy escueto, casi tanto como mi amigo Pedro Carroquino. Es un vinazo con una excelente RCP y se bebe con una facilidad asombrosa.

vuelvo a deleitarme con otra botella de este sublime liquido.

Las sensacione son las mismas o muy semejantes a las vertidas en las valoraciones anteriores, pero quiero hacer incapie, que tanto en la nariz como en la boca, es un vino de sobresaliente muy alto, ya que tiene todas las cualidades que se le pueden exigir a un vinazo (con mayúswculas).

Me encanta esta mezcla de excelente manzanilla pasada con amontillado nuevo-añejo. Le da una elegancia, expresividad y penetración, vistas pocas veces en el mundo del vino.

disfruto otra botellaza de este elixir casi de dioses.

Las sensaciones son muy semejantes a las indicadas hace un año, solo reiterar que como lo he tenido abierto durante 20 días, mientras lo consumia, han sucedido diferentes etapas, todas ellas muy satisfactorias y totalmente sobresalientes.

A lo indicado más abajo, hay que añadirle el plus de la elegancia, tanto en nariz como en boca, han acaecido fechas donde se ha producido un fuerte auge.

Vino muy versátil y con buenas fases de elegancia.

vuelvo a DISFRUTAR de otra botella de este extraordinario (casi excelso) vinazo. En general no ha cambiado mucho, ya que todas las excelentes cualidades siguen siendo visibles.

La nariz sigue potente y al mismo tiempo elegante, en esto último ha ganado, existe complejidad y muchos frescos y ricos aromas.

La boca idem. de lo mismo, ha ganado en finura y sigue con su magna complejidad y todo su vivacidad, larguísimo final y máxima persistencia.

Lo dicho por activa y por pasiva, un VINAZO para disfrutar solo, leyendo, con música o con comida, vale para todo.

Uno de esos (pocos) vinos que uno querría tener siempre listo para beber. De aperitivo, mientras cocinas, en la comida, en la cena, de merienda... ¡Siempre! ¡¡ Más !!

Ambarino claro con destellos cobrizos.
Nariz de gran intensidad, deliciosamente compleja. Notas nítidas de frutos secos, pura esencia de avellanas, especias, maderas viejas, piel de naranja, trazas minerales, balsámicos, flores secas. Con el tiempo abierto se va asentando y nos da hasta cítricos en confitura y caramelo de tofee. Una delicia.
En boca es un vino encantador por su equilibrio, pleno de matices, directo y gastronómico. De concentración media y gran sapidez, es un vino largo y envolvente, que se puede beber como vino de comida o de sobremesa, resultando todo un comodín. Final de frutos secos amargos, seco, de larga persistencia.
Otra bota auténticamente encantadora, un amontillado “joven”, de menos de 20 años, de clara identidad manzanillera, delicioso en todas sus facetas y de grandes posibilidades gastronómicas, un vino delicioso que recomendamos a todo aquel que quiera deleitarse con el noble arte del amontillado, el vino que fusiona los dos mundos: el biológico y el oxidativo. Grande.

Dicen que estos vinos son dificiles de maridar, que son mas para el aperetivo, pues nada de eso, nosotros lo hemos maridado con un risotto de setas colmenillas y foie y ha ido de maravilla.

Color dorado con reflejos ambarinos.

Nariz compleja donde destacan los aromas salinos y de frutos secos, toques citricos y de bolleria, notas florales secas y de aceituna verde.

En boca es potente, seco, con excelente acidez, con toque salino y de tostados, frutos secos marcados, inal con toques ahumados y amargosos.

Color dorado y brillante.
Aroma potente, frutos secos, piel de naranja, flor blanca, recuerdos marinos muy presentes.
Boca potente y firme, aterciopelada y sedosa, muchos recuerdos salinos y florales con algo de cítricos, sorprende la amplitud que tiene en boca. Final larguísimo.
Maravilloso amontillado.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar