La Bota de Amontillado 9 Navazos

Vino La Bota de Amontillado 9 Navazos

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
98
Puntuación Media:
9,5
Calidad-precio:
9,0

Bodega: Equipo Navazos
D.O./Zona: D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda
País: España
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Graduación (vol): 20,00%
Varietales: Bodega Crianza Sanchez Ayala
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Varietales: Bodega Crianza Sanchez Ayala

8 Opiniones de La Bota de Amontillado 9 Navazos

Saca de Octubre de 2007. Color ámbar. La nariz es intensa, aparece un toquecito de pólvora, avellanas, sensaciones licorosas, cierta salinidad y final final algo punzante. En boca tiene buen ataque, encuentro cierda calidez, con volumen, buenos amargos, largo y bien perfilado.

Poco que añadir a los comentarios anteriores.
Catado por copas en Enópata.
Nariz compleja, donde lo más singular que encontré fue un aroma a carne ahumada, cecina, que no había notado en otros amontillados, además de la supervariada gama olfativa que suelen ofrecer estos vinos.
Muy rico acompañando un plato de embutidos de bellota.

Un año más tarde vuelvo a disfrutar de esta maravilla..... con su nariz atractiva, profunda y equilibrada, en la que aparecen ciertos recuerdos a marroquinería, toques de frutos secos (avellanas), algún toque licoroso, notas de piel de naranja, también hay recuerdos a barniz de mueble viejo y atractivas sensaciones punzantes.
En boca tiene buen ataque, con suaves amargos, sensación de volumen, buena acidez, especias exóticas en el retronasal, complejo, largo y muy atractivo.

...y duraron pocos meses. Jamás un vino provocó tanta sed de más y más. Esto te posee, te seduce, te llena. Entiendes entonces lo que es único, especial, diferente al resto, lo mucho que significa "complejo", la famosa tipicidad... Esto da sentido al vicio del vino, esto te anima a seguir probando, a seguir conociendo, a no rendirse en la búsqueda del 10, porque nunca estuvímos tan cerca...
Ya que el vino es tan especial, mejor que un maridaje gastronómico, un maridaje musical: el buen rollete que da el "Sky & Sand" de Paul Kalkbrenner.

Color ambarino con reflejos caoba y dorados.
Nariz de gran intensidad donde se perciben notas de puerto, de zapatería, cuero, tostados, betún de judea, frutos secos tostados, licor de avellanas, mermelada de naranja amarga, notas yodadas y un punto salino.
En boca es una mezcla de poderío y sensibilidad al unísono. Por un lado las notas punzantes y salinas golpeando el cielo de la boca, por otra notas terciopeladas de azúcar tostado, praliné, de avellana recién partidas... largo y de excelente resultado.

Un vinazo donde los haya. De los mejores amontillados que he tomado

¡Que ganas le tenía! Así que con buena compañía y unos calçots acompañados de una salsa algo picante, el maridaje fue perfecto. Color ámbar brillante, presenta una nariz intensa, profunda, equilibrada y armónica, con muy buena definición, en la que destacan los recuerdos a frutos secos (avellanas), recuerdos licorosos, toques de barniz, de piel de naranja, notas especiadas, algo de humo de tabaco y cierto carácter punzante en el fondo. En boca tiene muy buen ataque, es amargoso, con sensación de densidad, muy buena acidez, sensaciones especiadas en el retronasal, persistente, complejo y elegante. De nuevo uno de esos vinos en los que el todo está más allá de las sumas de las partes!!! Magnífico.

Visual, de hermoso color ámbar, con reflejos yodados, transparente y limpio, lleno de luz, con lágrima densa, glicérica, lenta, que se pasea sin prisas por el interior de la copa.

La nariz es intensa, inmensa, rebosante de aromas y detalles, plena de contrapuntos. Para afinar los sentidos y dejarse llevar por una complejidad maravillosa... Por un lado, punzante, salina, fresca, con el aroma del mar y la brea de fondo. Por otra parte, profunda y cálida, con recuerdos de nueces, de cáscara de frutos secos, de avellanas, con notas dulces de brandy, algo licorosa. Embaucadora desde el primer momento, cautivadora con el paso de los minutos. Surgen apuntes de licor de café, de cáscara de naranja confitada, de praliné... pero siempre con el mar de fondo, sin perder los aromas salinos y refrescantes de marisma.

La boca es cremosa, grasa, con una textura delicada y amable. Es punzante, salina a la vez que cálida y dulce. Amplio. Con un final eterno de frutos secos y notas salinas. Con cuerpo e intensidad, pero la vez cargada de sutilezas, complejidad y equilibrio.

En cada sorbo de este vino, hay un pedazo de historia. Cargado de detalles infinitos, es un vino para maridar con la calma y la contemplación.

Ambar dorado con toques rosaceos, brillante. Muy intenso, punzante, rotundo en nariz; poderoso, complejo, con aromas muy conjuntados y terminando en elegante bouquet. Equilibrio, caracter, placer, sed y con esa retronasal incalculable de recuerdos de avellanas, vaporosa, elegante.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar