La Bota de Palo Cortado Nº47 “Bota NO”

Vino La Bota de Palo Cortado Nº47 “Bota NO”

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
100
Puntuación Media:
9,9
Calidad-precio:
10,0

Bodega: Equipo Navazos
D.O./Zona: D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda
País: España
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 22,00%
Varietales: 100% palomino
Precio aproximado: De 50 a 99,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Varietales: 100% palomino

3 Opiniones de La Bota de Palo Cortado Nº47 “Bota NO”

Es un vino casi perfecto, tiene todos los atributos para serlo, sin ningun tipo de dudas. Sólo quiero objetar y por ello no le voy a conceder la máxima puntuación, de que es un vino, fuera de toda regla, pero que para mi peca de demasiada fuerza y vigor y sobre todo en la boca es demasiado indómito y un pelin áspero.

Uno de los mejores vinos de mi vida, pero que estos dos "pequeños" fallos que le encuentro, hacen que la puntuación no sea la mejor.

Una maravilla de vino en todos los sentidos. Un vino perfecto. El aroma arrebata, la boca es sublime. Se trata de la perfección en estado puro o de lo que más se puede acercar razonablemente al vino perfecto.
No puedo añadir nada al exhaustivo detalle de la nota de cata precedente, sino sólo celebrar que de vez en cuando se pueda probar un gigante de este tipo.

10

Caoba oscuro con reflejos yodados.

Nariz intensa, directa, profunda, arrasadora por su brutal complejidad. Es uno de esos vinos que definimos como un curso de cata en sí mismo. Aparecen frutos secos, maderas viejas, ebanistería, trazas balsámicas, especias dulces, corteza de naranja, granos de café, tabaco de pipa, recuerdos ahumados, piel curtida, en fin, un continuo desfile de sensaciones aromáticas.

En boca es donde este vino impresiona más, porque añade a su extrema vejez un equilibrio casi imposible de encontrar en vinos similares, jugando con unos balances que parecen imposibles. Extremadamente concentrado, su paso es para esencia, se degusta casi gota a gota y deja un largo final con múltiples sensaciones, frutos secos amargos, maderas finas, especias y un toque de caramelo. Queda un portentoso recuerdo salino, realmente casi salado en el posgusto, que nos transporta a su inequívoco origen sanluqueño.

Con esta fabulosa serie de Gaspar Florido que el Equipo Navazos ha embotellado en sus ediciones 41, 47, 48, 49 y 51 hemos descubierto el impresionante trabajo que realizó Don Gaspar y que habíamos catado una vez con el excelso GF-25, pero lo cierto es que todos estos vinos van incluso más allá. Esta edición 47 es una “Bota No”, un vino de extrema vejez que puede rondar los 80 años y que parece dejar pequeño al ya impresionante 41-48, que es la bota punta. Y si bien en estas anteriores ediciones muestra un equilibrio casi perfecto, lo cierto es que esta Bota No resulta también un vino muy razonable en su vejez, un auténtico elixir.

Queda ya muy poco vino extremadamente viejo que además sea bebible en Jerez y lo cierto es que, una vez más, hay que destacar el trabajo del Equipo Navazos dándonos a conocer parte de este escaso legado. Y esta Bota 47 nos da una clara muestra de hasta dónde puede llegar un viejísimo Palo Cortado de Sanlúcar. Una maravilla.

Novedades de Verema

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar