Vino La Bota de Palo Cortado Nº47 “Bota NO”: Portentoso Palo Cortado viejo Sanluqueño


Caoba oscuro con reflejos yodados.

Nariz intensa, directa, profunda, arrasadora por su brutal complejidad. Es uno de esos vinos que definimos como un curso de cata en sí mismo. Aparecen frutos secos, maderas viejas, ebanistería, trazas balsámicas, especias dulces, corteza de naranja, granos de café, tabaco de pipa, recuerdos ahumados, piel curtida, en fin, un continuo desfile de sensaciones aromáticas.

En boca es donde este vino impresiona más, porque añade a su extrema vejez un equilibrio casi imposible de encontrar en vinos similares, jugando con unos balances que parecen imposibles. Extremadamente concentrado, su paso es para esencia, se degusta casi gota a gota y deja un largo final con múltiples sensaciones, frutos secos amargos, maderas finas, especias y un toque de caramelo. Queda un portentoso recuerdo salino, realmente casi salado en el posgusto, que nos transporta a su inequívoco origen sanluqueño.

Con esta fabulosa serie de Gaspar Florido que el Equipo Navazos ha embotellado en sus ediciones 41, 47, 48, 49 y 51 hemos descubierto el impresionante trabajo que realizó Don Gaspar y que habíamos catado una vez con el excelso GF-25, pero lo cierto es que todos estos vinos van incluso más allá. Esta edición 47 es una “Bota No”, un vino de extrema vejez que puede rondar los 80 años y que parece dejar pequeño al ya impresionante 41-48, que es la bota punta. Y si bien en estas anteriores ediciones muestra un equilibrio casi perfecto, lo cierto es que esta Bota No resulta también un vino muy razonable en su vejez, un auténtico elixir.

Queda ya muy poco vino extremadamente viejo que además sea bebible en Jerez y lo cierto es que, una vez más, hay que destacar el trabajo del Equipo Navazos dándonos a conocer parte de este escaso legado. Y esta Bota 47 nos da una clara muestra de hasta dónde puede llegar un viejísimo Palo Cortado de Sanlúcar. Una maravilla.

Recomendado por 1 usuario
  1. #2

    Brice

    en respuesta a Gondorff
    Ver mensaje de Gondorff

    Que sea un Romanée-Conti ! ajajajaja

  2. #3

    Gondorff

    en respuesta a Brice
    Ver mensaje de Brice

    Estos generosos viejos no les tienen nada que envidiar a esos borgoñas sobrevalorados... Ponme un Romanée-Conti y los comparamos, jajajaja.

    Un abrazo, amigo

  3. #4

    Brice

    en respuesta a Gondorff
    Ver mensaje de Gondorff

    Vale, creo que tengo algun Romanée-Conti de Rudy Kurniawan en mi bodega!

  4. #5

    Gondorff

    en respuesta a Brice
    Ver mensaje de Brice

    Pues a ese le acaban de meter en la cárcel...

  5. #6

    Imperial Vs72

    en respuesta a Gondorff
    Ver mensaje de Gondorff

    Y además no tienen tanta merma... Juas juas ;-)))

  6. #8

    EuSaenz

    en respuesta a Gondorff
    Ver mensaje de Gondorff

    Bueno, es una cuestión más numérica que sensitiva, la diferencia organoléptica entre un 9,9 y un 10 no existe, pero es simplemente por poner una especie de jerarquía. La Bota 41/48 (Bota Punta) le he puesto un 9,8. A este le he puesto 0,1 más porque es un pequeño paso adelante en vejez y complejidad, pero manteniendo el equilibrio. Y el 10 se lo he reservado a la Bota 49 (A.R.), que creo que todavía va un poco más lejos en vejez y esencia. Pero hablamos ya de mínimos matices.

    Saludos,
    Eugenio.

  7. #9

    EuSaenz

    en respuesta a Brice
    Ver mensaje de Brice

    No debo hablar de vinos que no he probado, pero estoy absolutamente convencido de que esta Bota 47 estaría perfectamente a la altura de una Romanée-Conti, sea de la añada que sea. Seguro.

    Saludos,
    Eugenio.

  8. #10

    Fede Vidal

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Querido Eugenio: Acabo de probar esta bota 47 de Palo Cortado y he quedado anonadado. ¡Qué maravilla en todos los sentidos¡. También comparto que esto va directo al 10 .

    Saludos
    Federico

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar