Macharnudo Alto (La bota de fino) -Saca de Junio 2006-
Vino Macharnudo Alto (La bota de fino) -Saca de Junio 2006-
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Dulces y Generosos
Graduación (vol):
15,00%
Varietales:
100% Palomino Fino
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.32
/
97
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
10,0
ELABORACIÓN
Fermentación en botas y crianza biológica bajo velo de flor. 10 años de media de crianza en botas. Un fino de pago. Bodegas Valdespino
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Macharnudo Alto (La bota de fino) -Saca de Junio 2006-
OPINIONES
20

No puedo dejar de proclamar mi admiración por este fino. Casi a los cinco años de su saca presente un color cobre algo turbio. Aroma grande y boca extraordinaria de altísima complejidad. Ahora no creo que se le pueda considerar un fino pues carece de la pureza propia de estos vinos, es otra cosa, no se cual, pero en todo caso extraordinaria.

Tres años después de su saca este fino le tengo por el summum de todos los que he probado. Es curioso constatar como se va dorando y el aroma deviene menos evidente y más difícil, tendiendo a flor ajada sin perder los frutos secos tostados. La boca es un prodigio de estructura y potencia manteniendo su elevada salinidad, ofrece ahora, una presencia más amable, menos fuerza extrínseca, pero manteniendo tensión interna, da la impresión que cambia su carácter generoso por la de vino, pero no es más que una simple impresión . Habrá que seguir atentamente su evolución. Creo que tiene un largísimo recorrido por delante. Debería escribirse un tratado científico sobre este fino.

Unos meses después y dos botellas más sigue indicando que es uno de los finos mejores de todos los tiempos, en nariz sobresalen las almendras, la salinidad y los toques de aceitunas negras.
En boca es una maravilla de elegancia y caracter, termina con eterna persistencia.
Sigue siendo una joya, pero ya esta un pelin, pelin (casi nada) añejo.

Dos años después de la saca del primer Macharnudo, este vino está en un momento de forma impresionante, desmintiendo el mito que hay sobre el pronto consumo de estos vinos. Cuando hablamos de un fino hecho, con todo su recorrido biológico completado y embotellado en rama sin filtrar, pues entonces hablamos de un vino eterno.

Intenso, complejo y profundo en nariz, con notas de frutos secos, herbáceas y oleosas. Largo y poderoso en boca con un final largísimo de frutos secos y ligeramente salino. Tremenda estructura. Guardo alguna botella más para seguir viendo su evolución. Será casi eterna.

Macharnudo Alto supone sin duda la cúspide de los finos y uno de los grandes vinos blancos españoles. Todo un lujo ahora comercializado en sacas posteriores a esta primera.

Coincido con Fede. Por él parece no pasar el tiempo. Con un color dorado brillante con destellos oro viejo, mucho más subido de color que la gran mayoría de los finos que se comercializan. Tiene una nariz intensa, con nota de frutos secos (almendras amargas), algo de aceitunas verdes picadas y un suave fondo herbáceo. En boca con buen ataque, untuoso, buena acidez, una trama excelente, buen recorrido y muy buen desarrollo.

Tras un año y medio en botella sigue en plena forma sin perder sus cualidades.
Amarillo caoba fuerte. Gran intensidad olfativa con complejidad, frutos secos, salido y punzante.
Boca potente con vigor y fuerza, excelente acidez que se compensa con la salinidad la cual está muy presente en boca. Equilibrado y con mucha entidad. Final largísimo. Sin duda mi mejor fino.

Otras dos botellitas más y todo lo dicho abajo es muy válido para este excelente fino.
Esos frutos secos, esas aceitunas negras sevillanas, esa salinidad, excelente en boca y con una elegancia y cuerpo que pocas veces se pueden encontrar en un fino.
Muy bueno, muy bueno.

Después de 2 botellitas más, que se puede ensalzar más de este excelente vino, sigue estando excelente en nariz y lo mismo en boca.
Digo y mantengo lo mismo dicho más abajo, extraordinario fino sin ninguna duda.

Después de 2 botellas más, en nariz sigue siendo muy frutal, complejo y fresco, en la boca sobresalen las levaduras, los frutos secos, aceitunas, tiene un final muy largo. Gran fino sin ninguna duda, la última botella ya iba decayendo un poquitin.

Dorado brillante con destellos oro viejo. En la línea de la cata anterior. La nariz es intensa, seductora, con alguna nota salina, recuerdos a frutos secos (almendras amargas), toques de aceitunas verdes picadas y un fondo herbáceo. En boca tiene buen ataque, cierta untuosidad, buena acidez, excelente trama, con una compensada relación entre tonos amargos y salados. Buen recorrido y excelente desarrollo. Sigue en perfectas condiciones.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar