La Bota 75 de Palo Cortado “Sanlucar” (D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda)
Vino La Bota 75 de Palo Cortado “Sanlucar” (D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda)
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Dulces y Generosos
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
18,00%
Varietales:
Palomino fino
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 30 a 49,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.36
/
97
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
8,9
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de La Bota 75 de Palo Cortado “Sanlucar” (D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda)
OPINIONES
8

sobresaliente vinazo.

Respecto a las sensaciones tanto olfátivas como gustativas, han quedado especificadas en las valoraciones anteriores. Sólo me gustaría indicar y explicar que este vino esta muy bien y se encuentra en un magnifico estado, pero como la mayoría de los que estamos disfrutando estos vinazos, hemos evolucionado, considero que ha perdido "chance", con respecto a la calidad media que da el Equipazo Navazos (esto siempre con mayúsculas, digan lo que digan los "trajeaos".)

En general fenomenal sin fallos, pero ya he dicho que en la "franja" que se mueve, la calidad es enorme.

Botella bordelesa típica del Equipo Navazos. Cierre cabezudo de aglomerado de corcho.

Visual

Color entre amarillo y anaranjado con reflejos entre dorados y caobas, de capa media-baja, limpio, brillante y de abundante y fenomenal lágrima. La visual denota un PC más bien joven y de modesta concentración. (9)

Nariz

Olfativa de alta intensidad donde aparecen multitud de descriptores: notas tostadas, frutos secos, bollería y pastelería, azúcar tostada, piel de naranja madura, flor de azahar, canela, especias dulces, mentolado-balsámicos, algún recuerdo levísimo de lo que pudiera haber sido velo de flor en sus inicios, alguna nota salina, mineral y a yodo, maderas viejas de bota sanluqueña y ligeros aldehídos. (9,3)

Boca

Ataque de media potencia y contundencia para un Palo Cortado, elegante, fino, sabroso, de buena complejidad (sin ser un PC muy complejo en boca), muy expresivo, de media densidad, medio cuerpo y estructura media plus. El paso por boca no apabulla y sí acaricia la boca e invita a otro trago. No se notan los 18º de alcohol.

El final es largo, muy persistente y, a pesar de su juventud y relativa livianez (respecto a otros PCs más voluminosos o viejos), tiene mucho carácter y deja un retrogusto y retronasal excelentes que invitan a otro trago. (8,9)

Palo Cortado joven, de no mucha concentración, no excesivamente intenso ni complejo, que destaca por su elegancia y facilidad para ser bebido (al contrario que otros PC, se deja beber más de lo normal). 

No lo veo tanto un vino de reflexión o sobremesa sino un Palo Cortado para comer simplemente, para acompañar y armonizar platos de cierta enjundia y sapidez (arroces de pescado o marisco, ciertos guisos, etc).

Su PVP ronda los 45-55€ en botella de 75 cl aunque (en mi caso, lo conseguí por 45€). 

EMHO, el precio lo veo algo elevado (hay Palos Cortados, Amontillados y Olorosos más viejos, expresivos, contundentes y complejos por menos de ese precio también en 75 cl*). La RCP la veo floja para un generoso no de reflexión sino para, simplemente, acompañar un plato principal.

* Ejemplo de Palo Cortado que supera con creces (en todo, incluido RCP) a esta bota 75 sería, EMHO, el Palo Cortado Marqués de Rodil de Bodegas Emilio Hidalgo. Cuesta 42-46€ la botella (aunque con descuentos lo he pillado por 36€)... y, EMHO, no hay color de cuál me gusta más.

Salvo encuentre una buena oferta de esta Bota 75 de Palo Cortado "Sanlúcar", no creo que repita (al menos a 55€ ni loco y, ni siquiera, a los 45€ a los que yo la adquirí hace unos meses).

Otra botella disfrutada de este muy buen palo cortado, no es uno de los mejores, pero se bebe muy bien y goza de un muy buen equilibrio.

Las sensaciones quedan descritas en mis valoraciones anteriores.

he adquirido otra botella, que no se encontraba en perfecto estado, pero si muy bebible, ya que "solo" habia humedecido un poco el corcho.

Las sensaciones, lógicamente después de tan poco tiempo transcurrido, son las mismas que se han indicado en las últimas valoraciones, quizas esta botella, se encontraba un pelin más suave y con menos caracter, pero en general sobresalinete y muy bebible.

de este sobresaliente vino. Dada el inmenso nivel al que ha llegado el Equipo Navazos, este vino, siendo sobresaliente y un vinazo con bastante elegancia, comparado con otros, me parece hasta normal.

Es un muy buen vino, que dada la calidad de sus "hermanos", resulta un pelin más bebible y menos complicado.

Excelente, sobre todo teniendo en cuenta la RCP.

otra botella de este excelente vino disfrutada. Me equivoqué y la abri creyendo que era otro palo cortado, aunque ha servido para demostrar a unos amigos que es un palo cortado relativamente joven, pero que reune muchas cualidades, entre ellas su elegancia y su personalidad.

Sigo pensando lo mismo que lo indicado en la valoración anterior.

Color amarillo anaranjado con toques dorados brillantes.

Aromas de muy buena intensidad, donde destacan los frutos secos, pastelería, especias, tostados, toques oxidativos y salinos bastante livianos, notas minerales y florales, bastante bien la complejidad y sobre todo la elegancia de la nariz.

En boca es más de lo mismo, el vino se encuentra totalmente equilibrado, pero con caracter y personalidad, fino, largo y seductor, paso de boca complejo y elegante, gustoso y expresivo, final muy largo y con enorme persistencia.

Vinazo, como siempre, aunque por ponerle un "defectillo", todavía es bastante "joven".

Color caoba rojizo. Limpio y brillante.

La nariz es delicada y fresca. Muestra notas cítricas y a orejones, a especias como la canela y la pimienta, a caramelo, a agua de azahar, a humo de cigarrillos, a nata, a ebanistería y a piedras.

Pese a su “juventud “ la boca está perfilada y sin aristas punzantes, al igual que el alcohol e incluso la madera, que se mantienen en un segundo plano. El trago es ligero y femenino y los sabores guardan similitud con los de la fase olfativa. No percibimos prácticamente oxidación, es un vino muy vivo.

Final de intensidad media/alta que deja recuerdos torrefactados y a miel.

Magnífico. Procede del Pago Miraflores La Baja. Creo que es un estilo más accesible que huye de la concentración y de la potencia. Me ha gustado mucho. No satura.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar