Navazos-Niepoort 2015

Vino Navazos-Niepoort 2015

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
96
Puntuación Media:
9,2
Calidad-precio:
7,8

Bodega: Equipo Navazos
D.O./Zona: D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda
País: España
Tipo de vino: Blanco
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 12,00%
Varietales: Palomino fino
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Varietales: Palomino fino

4 Opiniones de Navazos-Niepoort

Otra añada de este gran vino, complejo y muy bien elaborado. Color amarillo oro viejo brillante. En nariz le cuesta un poco expresarse, poco a poco aparecen las notas salinas y ahumados. En boca es donde lo encuentro muy complejo y original. Es seco, fresco, ligero, tiene poco grado alcohólico, pero tiene una amalgama de sabores, fruta, frutos secos, notas salinas y buena mineralidad. Buena acidez y deja un sabor seco, no muy largo pero muy peculiar. Un vino muy rico y muy sabroso.

Otro gran vino del Equipo Navazos que convierte en culto todo lo que toca. Amarillo dorado, la nariz no se parece a los reflejado en los comentarios anteriores, quizá el año en botella lo haya hecho cambiar. Ofrece notas de ciruela amarilla, cítricos muy livianos, aromas de frutas escarchada, descaradamente floral de flor blanca, ceras, aromas balsámicos de barniz que evocan el golpe en nariz al entrar a la sacristía de una vieja iglesia, mineral de albariza y tizas, en una nariz compleja y cambiante, pero deliciosa que me ha recordado a algunos blancos de López de Heredia.

En boca es un vino de cierto peso y volumen, con buena acidez, salinidad, fino amargor, siendo donde más se nota la crianza bajo velo de flor y un final eminentemente mineral de yeso y tiza. Vinazo

Otro vino espectacular del Equipo Navazos. 100% Palomino Fino procedente de pagos históricos de Jerez. 9 meses de crianza bajo el velo de flor. Sin fortificar
Color: amarillo pajizo
Nariz: con presencia de la flor, algo de cítrico, ciruela amarilla y tiza
Boca: fresca, salina, buena acidez y con un punto de amargor
Lo he maridado con un pez de San Pedro a la brasa y ha resultado fantástico.

Dorado con trazas grisáceas, limpio y brillante.
Bonita nariz, cristalina y pura aunque algo tenue. Se apoya en tres pilares básicos, los cítricos en forma de limones, las especias punzantes, en especial la pimienta blanca y la mineralidad (tiza y caja de cerillas). Además, canela, frutos secos y algún tostado.
Boca femenina, fluida y sutil. Escasa huella alcohólica o maderosa. Notable acidez. Paso liviano, sabores que se diluyen rápidamente.
Final de intensidad media.
Más en la línea de 2012 que de 2014. Aunque echo en falta algo más de vigor, es un vino transparente que puede combinar con comidas exóticas.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar