Viña Ardanza Blanco Reserva 1986

Vino Viña Ardanza Blanco Reserva 1986

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
97
Puntuación Media:
9,4
Calidad-precio:
-

Bodega: Bodega La Rioja Alta S.A.
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Blanco
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 11,50%
Varietales: 70% viura, 30% malvasía riojana
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Selección de viñas viejas de la Finca Montecillo en Briñas y Villalba. Tras la fermentación permaneció durante 9 meses en grandes tinos viejos de madera. Posteriormente fue sometido a 24 meses de crianza en barricas de roble americano con 4 trasiegas artesanales. Embotellado en julio de 1989. Un año mínimo de guarda en botellero antes de ser comercializado.

Varietales: 70% viura, 30% malvasía riojana

3 Opiniones de Viña Ardanza Blanco Reserva

De color amarillo muy intenso con fuerte sensación de grosor formando gruesas lágrimas. Reflejos dorados y cobrizos, vivo, brillante.

La mejor de todas las botellas abiertas de este Ardanza añorado. Majestuoso, sin complejos, potentísimo, confitado, con una viura que es pura elegancia. Lleno de aromas de toffe, fruta escarchada, membrillo cocido, orejones, caramelos argoneses y un rastro a maderas viejas y frutos secos de fondo de una elegancia acojonante!!! Amplio, abierto, cada vez más expresivo e intenso ganando en aromas de confitería, galleta María, cereal horneado, manzana asada y unos tostados de escándalo.

En boca es graso y lleno, concentrado, sabroso, de intensa acidez, vivo, aún por acabar de integrarse de tanto potencial que tiene. Aparecen suaves amargosos y unos tostados finísimos, elegantes, que se suman a cítricos dulces. Largo con un retronasal confitado hasta lo impensable. Una interpretación diferente y completamentaria del clásico blanco riojano educado en madera que ha llegado a nuestros días sin sacar arrugas. Éste lo tiene todo y de todo, con una viura obstinada que se niega a envejecer. Recuperar este vino debería de ser una prioridad para la bodega.

Más información del vino: http://vinosclasicos.blogspot.com.es/2013/04/vina-ardanza-1986-blanco-reserva.html

De color dorado muy intenso, de buen grosor, oleoso, formando lágrimas enormes. Reflejos anarajandos y rojizos, luminoso.

Potente, abierto, muy maduro y lleno de sensaciones caramelizadas, toffe, caramelo de miel, capuchino, orejones, fruta escarchada, bollería, coca de San Juan, membrillos cocidos. Abierto, sin necesidad de tomar aire, expresivo.

En boca es graso, vivo y muy concentrado. Lleno de fruta en confitura, orejones, mermelada de naranja, sensaciones almibaradas casi exóticas (melocotón, piña, lichi) junto a una suave pátina de crianza clásica que trae algo de ceras, maderas de calidad, vainilla fina... Todo muy bien puesto y sostenido por una afilada acidez a la que se suman los cítricos dulces. Más hecho y maduro que la primera cata pero con iguales sensaciones de plenitud. Para beber ya!!!

Estos Viña Ardanza blancos estaban elaborados con el mismo mimo y criterios de calidad que sus hermanos tintos. Otro de esos grandes vinos riojanos que han desaparecido y que seguimos añorando. Digno heredero de los viejos blancos Ricuana, Leonor o Metropole.

Más información del vino: http://vinosclasicos.blogspot.com.es/2013/04/vina-ardanza-1986-blanco-reserva.html

De color amarillo dorado, con aspecto de mucho grosor, lágrimas gruesas, limpio y brillante, reflejos dorados y anaranjados. En nariz inicialmente se muestra algo tímido y necesitado de airearse y respirar para ganar en intensidad. Se va despertando majestuosamente expresando brillantes notas almibaradas a membrillo escarchado, orejones, ceras, maderas nobles, frutos secos (almendra amarga, cáscaras). Distinguido, educado, amplio, con un perfil nada invasivo que nos lleva a una tipología muy clásica de blanco tradicional pero alejado de los tradicionales blancos de larguísima crianza. Limpio y sin atisbos de reducción. Parece un blanco mucho más joven. Los cremosos son finos y elegantes, integrados en el cojunto, nada agresivos. Aparecen recuerdos a cereal horneado (galleta María) que se engarzan a una viura en estado de gracia. Espléndidamente ordenado, todo en su sitio, repleto de detalles. Aromas a fruta de pulpa de fondo y un toque ciruela claudia. En boca es dónde nos deja anonadados. Simplemente: fantástico!! Lleno, concentrado, sabroso, complejo, con una acidez intensa que lo llena todo de vida y una casi impercetible sensación de alcohol. Tiene una textura de grandísimo vino, acariciante pero ligeramente menos grasa de lo que dejaba intuir. Un gran Ardanza que a pesar de la edad sigue mostrándose joven y fresco, con enorme posibilidades de ir a más. Recuerda al perfil de los clásicos Monopole más que a los blancos de larga crianza. No hay excesos, sólo equilibrio. Final intenso, lleno de fruta confitada, almíbar, cremosos. Un blanco histórico que se dejó de producir a finales de la década de los 80 y que seguimos añorando. Digno heredero de los blancos Metropol de la bodega.

Más información del vino: http://vinosclasicos.blogspot.com.es/2013/04/vina-ardanza-1986-blanco-reserva.html

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar