La Rioja Alta Gran Reserva 890 1989

Vino La Rioja Alta Gran Reserva 890 1989

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,1
Calidad-precio:
7,6

Bodega: Bodega La Rioja Alta S.A.
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 12,50%
Varietales: 100% Tempranillo
Precio aproximado: De 50 a 99,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Crianza de 8 años en barrica y 5 años en botella.

Varietales: 100% Tempranillo

10 Opiniones de La Rioja Alta Gran Reserva 890

Corcho extraído con sacacorchos de láminas en perfecto estado, no demasiado bañado en vino rojo picota oscuro para tener casi 27 años (y embotellado mínimo 16 años). Huele genial a fruta roja y negra muy madura por el interior.

Catado el 22 de agosto de 2016 (mi 40 cumpleaños), por la noche, y recatado a las 24 horas del descorche (ahora mismo). No decae prácticamente con 24 horas abierto (al revés, en muchos aspectos incluso mejora).

Visual: rojo rubí cobrizo de capa media-alta con ligeros reflejos anaranjados y ligeramente ocres de buena intensidad. Ribete anaranjado-cobrizo-transparente. Limpio, brillante y de buena lágrima de lenta caída. Se nota evolución lógica de un vino de casi 3 décadas y una crianza larguísima pero sin excesos (es decir, lo esperaba más evolucionado en visual todavía).

Nariz: de mucha potencia a fruta roja y negra muy maduras, casi pasificadas ya (sobre todo a las 24 horas de descorchado), flores marchitas, especiados, balsámico-mentolados a tope, herbáceos, tostados poderosos, cacao, café negro, higos muy maduros (prácticamente secos), piel de naranja madura, ciruelas también muy maduras, monte bajo, pimienta negra, tabaco rubio, caja de puros habanos, ligeros cueros, maderas y muebles algo viejunos,... todo en un equilibrio sin igual, perfectamente conjuntado y aromas súper bien integrados pero, a la vez, totalmente distinguibles. A más temperatura (20-22ºC) observo un fondo con notas que recuerdan a vino amontillado de Jerez. Maduro, fresco, elegante, poderoso y complejísimo. Una pasada.

Boca: el ataque es rotundo pero elegante a más no poder. Con un frescor y acidez tremendas. Se expande en boca poderoso y llena la misma de matices a frutos rojos y negros maduros, notas anaranjadas, notas a pimienta, mineralidad notable. Paso por boca con mucho nervio y vigor. Taninazo impresionante, todavía perceptible en mucosas pero con una elegancia aterciopelada como pocos vinos tintos pueden presumir tener (y menos con 27 años ya). Taninos potentes pero, a la vez, dulces y sabrosos. En el paso por boca vuelve esa naranja madura, esa sensación de acidez explosiva y esa elegancia a terciopelo espectacular. El final es largo, muy largo, larguísimo, con recuerdos en retrogusto y retronasal a frutos rojos y negros muy maduros dulce-amargosos, especias, hojarasca, flores marchitas, balsámicos, cacaos, notas anaranjadas y minerales, pimienta, maderas nobles,... es enorme la complejidad y el rastro final que deja (la permanencia en boca supera los 4-5 minutos).

Vinazo, una bestia, quizás en su mejor momento de consumo a sus 27 años. Eso sí, se le ve mimbres para mantenerse (e inclusive podría mejorar, si cabe) mínimo 10-15 años más. Este vino, bien conservado, fácilmente podrá beberse con 40-50 años y estar todavía estupendo y con una madurez excepcional. Prácticamente ya no hay Riojas (ni vinos) que me den esas sensaciones de tanta entereza, tanta rotundidad, tanto poderío, tanto tanino, acidez, vertebración, estructura, densidad y mimbres, para resistir 4-5 décadas "con la gorra". Éste es uno de ellos sin ser de una añada precisamente histórica (sólo fue calificada por el Consejo Regulador de "Buena"). La Rioja Alta me da la impresión de que está, parcialmente, al margen de las consideraciones de añada del CRDO. Hace unos vinos fantásticos desde Alberdi a 890 (pasando por Arana, Ardanza y 904) pero, en sus gamas altas (algunos Ardanzas y, sobre todo 904 y 890), al menos en estas añadas antiguas, sus vinos son, simplemente, excepcionales.

No me ruborizo al decir que, ahora mismo, me parece que La Rioja Alta 890 Gran Reserva 1989 está a un nivel muy alto (vino de clase mundial).

PD: Vino no barato precisamente pero con una RCP que considero muy buena. En la tienda que lo compré lo vendían por 95€ y lo adquirí, negociación mediante, por algo menos de 80€. PVP fabuloso teniendo en cuenta que la añada 2004 (de otro perfil, con más madera nueva y extracción), anda ya en 85-110€.

pese a tener el color evolucionado en tonos marrones y ribetes amarillos, pese a tener una capa muy baja, y pese a que estos vinos no son para todos los públicos....

Estoy encantado de poder disfrutarlos para poder...

...percibir en nariz, la reducción de tanto tiempo embotellado, equilibrio,fruta negra madura, notas terciarias de regaliz, cueros, caza, chocolates, hojarasca y demás atributos que se espresan con el paso del tiempo en la copa....

... percibir en la boca, la suavidad y doma de los taninos, la magnífica acidez que sujeta el vino, la caricia del terciopelo en los carrillos, la profundidad del vino y sobretodo el final licoroso y largo que te permanece en la boca durante tanto tiempo, al igual que el recuerdo, que de momento a día de hoy, aún prevalece.

Muy bueno!!!.

Rojo rubí, ribete rojizo, capa media-alta.
Nariz de media intensidad, hermética en el inicio, necesitada de aire para expresarse. Con ese aire va mostrando una compleja paleta de flores secas, frutas rojas licorosas, un fondo especiado complejo, balsámicos, toques minerales de grafito, tabaco de pipa, regalices, un incipiente recuerdo de piel curtida, en fin, mucho que decir.
En boca nos muestra lo gran vino que es, con todo su desarrollo pendiente. Vertebrado por una magnífica acidez y dotado de una gran estructura que le hará envejecer décadas, es un vino pleno de fuerza y encanto, de paso firme y marcada huella final quedando recuerdos especiados y minerales, con un tanino noble y compacto. Persistente.
Segunda vez que probamos este vino y segunda vez que confirmamos su enorme calidad, con ese toque tan clásico y serio de esta bodega y con una clase que le hará ir mejorando año tras año, sin duda un vino a revisitar con alguna década más. Lo mejor de este año que hemos probado en Rioja.

Uno de los grandes bastiones del clasicismo riojano, con grandes crianzas para lo que se lleva ahora. Y se nota.

Color rubí con tonos amoratados y ribete ligeramente cobrizo. Un poco tímido al principio, pero con el tiempo desplegó un arsenal aromático y gustativo, gran materia, enorme intensidad y una frescura inusitada para un vino así, con matices balsámicos envolviendo aromas a ciruelas en licor, cacao, ahumados. Ataque potente, carnoso, muy sabroso… en fin, un grandísimo vino con mucha, mucha vida por delante.

La sesión de cata completa está en el siguiente post:
https://www.verema.com/foros/foro-vino/temas/1183237-cata-historica-rioja-parte-i

De color rubí rojizo de capa media-alta, limpio, brillante, reflejos dorados y ambarinos de mucha intensidad. Borde cobrizo, amplio, con claras diferencias con el menisco.

Qué potencia, qué cantidad de todo, y de qué calidad!!! Un clásico de los de verdad que muestra las bondades de los grandes Rioja clásicos. Impacta su perfume de fruta roja y flores marchitas, de pétalos, con una retahíla de cacaos, café aromático, ciruelas maceradas, especias, cáscaras de naranja, guindas en licor, herbolario, hierbas aromáticas. Profundidad y elegancia como raramente se puede ver. Roza la perfección.

En boca es un chorrazo de frescor y acidez. Indómito, excesivo, concentrado, picante, con fruta roja madura a borbotones y apuntes cítricos, picante, terroso, con una sensación mineral difícil de ubicar. Amplio, explosivo, satura el paladar por su energía y vigor. Necesitará de muchos años de botella para domarse y llegar a mostrar su potencial. Los taninos son duros, secos, marcados, a los que se suman amargosos. Un vino en el que se resume lo mejor de la bodega La Rioja Alta. Se encuentra en la cima del vino tradicional riojano y nada tiene que envidiar a las mejores cosechas históricas. Destinado a perdurar durante décadas y ser adorado por quienes amamos estos vinos. Ya es un clásico y todavía no ha comenzado siquiera a reducirse un poco. Asusta su potencial de crecimiento. Esta vez sí que justifica con creces las diferencias de precio con el 904 GR.

Más información del vino: http://vinosclasicos.blogspot.com.es/2013/07/la-rioja-alta-890-gran-reserva-1989.html

Gran vino, pero con una diferencia de precio muy alta sobre su hermano pequeño y que salvo el tiempo de guarda, no parece justificable (de ahí la merma en RPC).

Color picota intenso, capa media, lágrima correcta. En nariz, lo mejor, buena intensidad de aromas elegantes de fruta negra y roja, regaliz, tostados, bolleria, especias. En boca tine buen ataque, es intenso, estructurado, frutal con buena acidez, larga persistencia.
Si quieres conocer la Rioja clásica, éste es un ejemplo de buen Rioja clásico (para lo bueno y para lo malo) y está en un buen momento para beberlo.

Rubí oscuro de capa medio- alta.

Gran aroma, rico , complejo y profundo, fruta negra en cantidad, regaliz, especies, fina madera vieja, cacao, licor y frutos secos tostados.

Cuerpo muy recio de entrada, en boca se suaviza bastante, ligeramente amrago, voluminoso, magnifica acidez; muy expresivo, muy largo con final suave y elegante. Es un vinazo de lujo, al mismo tiempo opulento y serio.

Rojo rubí de capa baja con ribete yodado. Nariz de intensidad media, con aromas de crianza (maderas finas, tostados, toffe) y leves notas de fruta negra madura. En boca se muestra amplio, con notas cárnicas y una buena acidez.

Color rojo cereza de capa baja. En nariz la intensidad es media-alta. Aromas a fruta negra en licor, coco, guindas, vainilla, maderas barnizadas, hojarasca, fruta roja ácida, cítricos, rosas. En boca es concentrado, con una estupenda acidez (alta pero bien compensada con el resto de sensaciones), muy largo, sabroso, estructurado, con volumen, con una estupenda integración entre la madera y la fruta.

Decantado una hora antes.
Tonos yodados de capa media-alta.
Aroma intenso, con sensaciones de fruta negra en compota o macerada en destilados -ciruela.-, con el dulce de la buena fruta madura. Hay toffe, chocolate con leche, algún tono terciario. Buena complejidad e intensidad general.
Tanino ligeramente secante y terroso. Llena la boca con un buen volumen y con sensaciones muy vivas, alta acidez y una punta alcohólica. Muy vivo. Sensaciones de fusta bien puesta. Redondo y fácil. Final largo y persistente.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar