Viña Ardanza Reserva 1998

Vino Viña Ardanza Reserva 1998

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
91
Puntuación Media:
8,2
Calidad-precio:
7,0

Bodega: Bodega La Rioja Alta S.A.
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: Tempranillo y Garnacha
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Crianza de 3 años en barrica y dos en botella.

Varietales: Tempranillo y Garnacha

17 Opiniones de Viña Ardanza Reserva

Botella borgoñona y de etiquetado clásico de Viña Ardanza.

Corcho largo y de buen calibre que sale perfecto con sacacorchos de dos tiempos. Sólo bañado en vino rojo picota oscuro por el interior, por algunas zonas, hasta 1 cm como máximo. Huele muy bien, rico, a Viña Ardanza, fruta madura, maderas, especias y regaliz. (10)

Visual: rubí-cereza con reflejos ocre-anaranjados, capa media-baja, ribete anaranjado-transparente que destaca sus ya 19 años. Limpio, brillante y con buena y abundante lágrima de rápida caída. Visual algo más evolucionada de lo esperado para este vino. (8)

Nariz: de muy buena intensidad a Viña Ardanza de libro, fruta roja y negra muy madura y prácticamente escarchada, regaliz, coco rallado, vainilla, finas maderas, trufas negras, setas, champiñones, musgos, laca de uñas, barnices, tabaco rubio, herbáceos y muy poderosos mentolado-balsámicos que le otorgan una frescura espectacular en nariz. Muy buena intensidad, definición de aromas y complejidad excelente (10)

Boca: ataque fresquísimo, suave, sedoso, con frutillos rojos y negros muy maduros, medio volumen y densidad, excelente cuerpo y estructura, acidez muy elevada que le da la vida, lo sostiene y le da esa frescura tan característica de estos clásicos riojanos. Paso por boca elegante y agradable, con taninos sedosos y dulces pero aún muy perceptibles en mucosas. Final de muy buena longitud con fruta roja y negra fresca/amargosa/ácida y mentolada-herbácea en retrogusto, mientras que en vía retronasal tenemos un abanico enorme entre tabaco rubio, herbáceos, regaliz, vainilla, finas maderas, coco, barnices, esmalte de uñas, trufas-setas-hongos,... que lo redondean maravillosamente bien. (9.4)

El vino destaca inicialmente por su excelente corcho y enorme nariz (es donde de entrada da un nivel muy alto); la visual me ha decepcionado algo pues la veo más evolucionada de lo esperado; la boca, empieza bien pero sin grandes alardes pero, con la aireación, termina siendo una boca fantástica, fresca y con una acidez cítrica como no muchos vinos tintos de la añada 1998 van a poder ofrecer ya en 2017.

Aunque inicialmente no tanto, con la oxigenación, al probar la boca, ver su tanicidad y, sobre todo, su enorme acidez, le veo mimbres y cuerda aún para rato (quizás 5-10 años más sin problemas para llegar a rozar sus 30 años de vida en buenas condiciones de consumo). Sin embargo, EMHO, se puede disfrutar tremendamente ya, sin buscarle más "el límite". Esa acidez fresca y ese tanino aún con algo de nervio, encantarán a cualquiera que guste de esta tipología de vinos (y más en verano, con este calor tan notorio que está haciendo, es de los muy pocos vinos tintos con bastante madera que, servidos a unos 15-16ºC, se pueden beber y disfrutar como alternativa a tintos jóvenes, rosados, blancos, espumosos y generosos).

PVP de unos 15€ comprado en oferta en tienda de vinos en liquidación. Incluso a 20€ la RCP sería excelente sin ningún género de dudas.

De color rubí marronoso de capa media-alta, oscuro, tapado. Limpio, sin precipitados. Reflejos anaranjados y rojizos, sin mucho brillo. Borde estrecho, azafranado, muy marcado respecto al menisco.

Aromas de media intensidad, franco y frutoso, con fuerte expresión de fruta roja macerada y un apunte de cuero y pimienta negra de fondo. Integrado, con la madera siempre en segundo término, nada intrusiva, y casi total ausencia de terciarios. Se intuye una finísima pátina de vainilla y especias dulces de fondo que no acaba de imponerse al conjunto.

En boca es fresco y ligero, sin exceso de concentración, dominado por su excelente acidez y un paso ágil que le otorga nervio. Se repite lo ya visto: ni rastro de la madera. Sabroso, lleno de fruta roja reducida, acídula, con taninos delicados, pulidos, y unos finos amargosos de calidad. Muy persistente.

Un reserva de La Rioja Alta bien resuelto que comienza a acercarse a su mejor momento de consumo. Estos últimos 10 años en botella le ha sentado muy bien para afinarse, lo que ya viene siendo habitual con los Viña Ardanza que adolecen de cierta premura en su venta. De carácter más ligero que las últimas añadas.

Más información del vino: http://vinosclasicos.blogspot.com.es/2015/11/vina-ardanza-1998-reserva.html

Color rojo rubi, poco sedoso. Nada mas olerlo se muestra un vino excesivamente envejecido y ya en boca se muestra un poco desbocado, demasiado a la antigua, clasicón.
Realmente no he disfrutado bebiendo este vino al notar un gran exceso de madera en él y no aprecir ninguna esencia de mi agrado

Color rojo rubí con bordes atejados
Nariz intensa, aromas balsámicos y mentolados, fondo mineral y hojas secas, ligera fruta compotada y caramelo tostado. En boca entra sabroso, con buena acidez y excelente equilibrio con los taninos. Bastante largo. Muy disfrutable.

Color rubí...típico reserva Rioja Alavesa. Intensidad muy alta en nariz, aromas a frutos rojos, madera, cuero y tostados. En boca es grandioso, suave y terso, perfectamente ensamblado con la madera. Bien de todo. Gran Rioja Alavés. Con un par!

Después de descorchar dos botellas en la cena con unos amigos estoy más convencido de que ésta tuvo que ser una buena añada para la bodega. Un vino muy redondo y equilibrado, y a o pesar de su madurez y complejidad tiene tanino y acidez para seguir evolucionando a favor. Muchos recuerdos de caoba, trufa, chocolate amargo y bosque bajo. Un gran Rioja clásico.

Para nadie es un secreto (y menos para mis dos lectores) que yo soy quizá el forero de esta web española, que menos vino español bebe. Pero de lo poco que conozco, coincido con Fede Vidal: este es un vino clásico hasta la médula.
Elegante, bien plantado y sutil, al inicio recuerda a un pinot noir con sus aromas de frambuesas, sotobosque, ciruelas rojas; luego evoluciona hacia aspectos más terciarios (maderas, algo de serie animal y desván) y algo herbáceos pero de buen balance. Paso en boca lineal, sin repiques y sin perder interés en el paladar medio. Buena acidez y fruta roja, con claros signos de evolución. Buen clásico riojano.

Rojo rubí de capa media/baja con ribete anaranjado. Nariz fina, especiada, con claras notas de de la criazna (cuero, balsámicos) y con aromas de sotobosque. En boca es vinoso, con recuerdos de fruta madura y un final especiado. Buena acidez.

Color rojo rubí con borde atejado, capa media/alta y lágrima abundante.
En nariz se aprecia la madera oscura, frutos rojos, especias, balsámicos y notas minerales, tierra húmeda.
En boca es bastante redondo, buen paso, excelente acidez, largo, con predominio de los aromas afrutados junto con las especias y la tierra húmeda. Retronasal de tabaco mentolado.

Decantado varias horas.
Rubí de capa baja con borde atejado.
Excelente aroma de buena potencia , sutil y sugerente, caramelo, regaliz , fruta roja madura y fondo balsamico y mineral.
Boca bastante suave, cuerpo delicado, mucho equilibrio, excelente acidez, muy gustoso ( fruta roja fresca) Largo. Clásico hasta la medula. La madera es casi imperceptible, será por la decantación.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar