Centenario Gran Reserva 1973

Vino Centenario Gran Reserva 1973

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
98
Puntuación Media:
9,6
Calidad-precio:
10,0

Bodega: Bodega La Rioja Alta S.A.
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 12,00%
Varietales: 85% tempranillo, 15% mazuelo, graciano, viura.
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Una parte de la tempranillo provenía de los viñedos propios más viejos ubicados en subzona de la Rioja Alta,Varietales: principalmente de los municipios de Ollauri, Rodezno y Cenicero, y el resto de mazuelo y graciano de las fincas Melchorón I y II de Briones y Rodezno. Otro parte era comprada después de una selección de uvas de los mejores majuelos de los productores locales, con la condición de contener el azúcar suficiente para producir un 12% de alcohol como mínimo y sin mezcla de uvas blancas. Permanece durante 24 meses en los grandes tinos de roble centenario fundacionales de la bodega, de madera gris, donde completa la fermentación malolática y se estabiliza. Criado en barricas usadas de roble americano de 225 litros, con una edad comprendida entre 18 y 20 años, durante un periodo de 10 años, 120 meses. Sometido a un total de 20 trasiegas trasiegas manuales, a razón de 2 anuales, para eliminar los posos y oxigenarse levemente. Embotellado a mediados de 1986. Un mínimo de 42 meses de guarda en botellero en los viejos calados de Haro antes de ser comercializado. Se trata de una selección especial elaborada expresamente para celebrar los 100 años de vida de la bodega (Edición Centenario 1890 - 1990). La presentación de esta botella sirve de homenaje a los viejos vinos de La Rioja Alta emulando las antiguas etiquetas usadas antes de la creación de las marcas actuales.

Varietales: 85% tempranillo, 15% mazuelo, graciano, viura.

4 Opiniones de Centenario Gran Reserva

Y dejamos como última cata en Ecuador previas vacaciones de Pascua en España un vino en el que tenemos puestas muchas expectativas. Creo sinceramente que le faltan reseñas a esta valoración y el vino se las merece. Les pediremos el favor a los señores moderadores de Verema de añadir los datos de viticultura y elaboración que aparecen en la página http://vinosclasicos.blogspot.com.es/2013/06/la-rioja-alta-1973-gran-reserva-edicion.html.

Así pues nos encontramos una botella con un nivel de líquido excelente. Abrimos el vino con el abridor de lamas y el tapón nos salió enterito, en perfecto estado, ligeramente tintado en su base y muy compacto. Le dimos dos horas de aireación y procedimos a su cata 18°C:

VISUAL: Presenta un color rojo picota de capa media con un ribete atejado y sin apenas diferencias con el resto. Increíblemente cristalino y brillante para su edad. De lágrima lenta, densa y transparente. Poco abundante (94).

GUSTATIVA: A copa parada nos regala aromas de fruta roja muy madura, a mermelada de frambuesas. Al agitar se muestra fresco, herbáceo, con notas de orégano, tomillo y hierbaluisa, incluso algo de lavanda, muy perfumado. Al rato nos aporta una pátina de especiados, vainilla, canela, pimienta rosa y un ligero recuerdo a nuez moscada. Es un no parar... Ahora entran al campo los terciarios, elegantes notas de tabaco de pipa, cuero curtido, cacao y un recuerdo animal, como a carne cruda y pelo de caza. La madera es la última invitada a la fiesta y nos muestra aromas de duelas envinadas, roble, recuerdos alcanforados, tostados y finos ahumados. Una nariz clásica riojana, sublime, de alta intensidad y de una complejidad asombrosa. Es una delicia olfatear una y otra vez este portento de vino, inolvidable por su finura bordeando la perfección (98).

OLFATIVA: En boca es sencillamente espectacular. Qué acidez, qué pegada, qué ataque amigos!!... Su paso por boca es de una sutileza, de una suavidad inimaginable. El vino está redondeado hasta el infinito, sin arista alguna, con los taninos ya domados, intuyéndose muy sutilmente en la lejanía. Todo se ha ensamblado a la perfección, unión sacramental entre la fruta y la madera, matrimonio santificado. En retronasal nos encontramos con notas de fruta negra, moras, arándanos, increíble esa presencia de fruta tras 43 años. También apreciamos unas elegantísimas notas fúngicas de trufa negra, que delicia!! Esos 10 años de barrica y de trasiegos bianuales han creado algo grande, glorioso, inolvidable, una maravilla de la enología. El único pero que no me deja darle un 100 en boca es que su persistencia no es muy alta, de unos dos minutos apenas. Pero no quisiera quitarle méritos, sin duda está entre los cinco mejores vinos que he catado, una de esas botellas que nunca olvidaré y que me hace amar más si cabe este mundo de los viejunos (99).

La RCP fue excelente aún pagando 55 euros por la botella, los vale.

Como despedida de Cuenca, nos tomamos el vino con una paella de pollo y costilla con arroz "albufera". La paella era la excusa, pero el vino fue la estrella de la velada, comentado y ensalzado por todos los comensales como algo digno de recordar. Nos descubrimos ante este portento. Que vinazo !! Qué gozada de viejuno!!
(Adjunto unas fotos)

El mejor vino catado hasta el momento, y por suerte con el amigo Diego (Maresme) he catado unos cuantas joyas viejunas, pero el de hoy me ha desbordado. Había probado varios y siempre me han gustado, pero el de ésta noche estaba espectacular...

Color teja, toques anaranjados, en nariz destaca la olivada intensamente, tabaco de pipa, tierra, ahumados.

En boca es muy, muy intenso, vuelve la olivada, no parece en absoluto que sea del 73,muy vivo e intenso, cuero, tierra, torrefactos.

Magnífico vino

Muchas gracias Diego por recomendármelo

De color rubí marronoso de medio cuerpo, muy claro, reflejos rojizos, limpio, borde anaranjado con apenas diferencias con el menisco.

Nariz de media intensidad y un perfil curioso, a medio camino entre un Viña Ardanza y un 904 gran reserva. Muy clásico y reconocible. Hay apuntes de fruta roja en confitura, mondaduras secas de naranja, cacao en polvo, guinda en licor y un fondo a maderas viejas, barniz, avainillados. Sigue creciendo en intensidad poco a poco y ganando en expresión de clasicismo riojano: cava de puros, torrefactados, abedul ruso, cuero viejo, pelo mojado, crin, animal, faisandage. Serio y sin concesiones. Hay una buena carga de terciarios y una reducción elegantísima (ahumados, pimienta, hojarasca) que va ganando protagonismo hasta imponerse en primer plano.

Redondez y suavidad en boca. Un vino reposado que lo basa todo en el equilibrio. Taninos finos como perlas que se engarzan suavemente en una acidez viva y nerviosa. Sabroso, con nervio, lleno de fruta en confitura, con un apunte de dulcedumbre interesante y unos tostados cremosos, de calidad.

Más información del vino: http://vinosclasicos.blogspot.com.es/2013/06/la-rioja-alta-1973-gran-reserva-edicion.html

Color caramelo con evidentes síntomas de evolución y presencia de posos.
En nariz despertó rápidamente para dar aromas de gomas, maderas finas, anisados, notas minerales y un fondo herbáceo.
En boca mantiene buena acidez, cuerpo leve con presencia de la madera, algunos tostados y tabaco rubio. Buen recorrido.

De vez en cuando es interesante beber uno de estos abueletes y ver que, pese al evidente estado de evolución, tienen vida. No puntuo por respeto a este vino que tiene 6 años más que yo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar