Rioja Alta 904 Gran Reserva 1997

Vino Rioja Alta 904 Gran Reserva 1997

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,8
Calidad-precio:
7,6

Bodega: Bodega La Rioja Alta S.A.
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 13,00%
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Las uvas se despalillaron y maceraron posteriormente en frío. El mosto fermentó a temperatura controlada durante 14 días y realizó la fermentación maloláctica durante 39 días en depósitos de acero inoxidable. Se crió en barricas de roble durante 48 meses con trasiegos cada 6 meses.

Consumo: Temperatura de servicio de 16 a 18 ºC. No es necesario decantar.

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2011 - 2019.

29 Opiniones de Rioja Alta 904 Gran Reserva 1997

Rojo teja bastante homogéneo con una levísima degradación en su ribete. Capa media-baja. Brillante, lagrima lenta e incolora.

Nariz de buena intensidad a cacao, humo, trufa y hojas secas en otoño. Algo de higo, recuerdos aldehídos, carne de caza, café de puchero y coco.
Entrada fresca, alegre, con nervio, acidez idónea, cuerpo medio, tanino muy pulido y cremoso. Elegante, sutil, gran intensidad en retronasal, puro otoño, trufa por doquier y caramelo de café con leche. Amabilidad táctil que perdura en su final largo junto con un grato postgusto.

Granate con el menisco teja casi naranja. Brillante y con lágrima fina y lenta.
Nariz de buena intensidad. Comienza con chocolate, humo, trufa y hojarasca, Poco a poco evoluciona hacia café de puchero, carne y coco. Al airearse más de una hora deja ver fresas frescas y cerezas.
En boca es suave, fresco, elegante, con tanino pulido que aún da algo de peso. Retronsal bueno que refleja las notas que nos ofrecía en la fase olfativa. Buen final, intenso y fresco.

Éstos Gran Reserva 904, vienen a ser una versión más inmediata y próxima del buque insignia de la casa que es el 890, esencialmente por el menor tiempo de crianza en madera al que se le somete.

Así pues es razonable pensar que este 904, que ya cuenta con 15 años y procede de una añada menos afortunada muestre ya algunos signos de evolución. El color es rubí brillante y atejado en los bordes.

Aroma muy perfumado, zarzamora, moras especiadas, se apuntan cueros y hierbas ajadas y flores.

Boca ligera y suave muy redonda, acidez notable, buena consistencia en boca muy sabroso y bastante largo.

A unos les gustan sus notas de hueso de cereza, de tomates secos y de especias ; a otros les encantan sus matices de cuero y de sotobosque. Todas las opiniones coinciden en que se trata de un muy gran vino, riojano hasta la médula pero reconocible entre mil : conmovedor, como la voz lejana de un amigo español. ¿ Siempre lo mismo, siempre diferente ? No : siempre cambiante y apaciguador. .....................................................................................................................................................................................

Les uns aiment ses notes de noyau de cerise, de tomates sèches et d'épices ; les autres adorent ses nuances de cuir et de sous-bois. Tout le monde s'accorde sur ce point : il s'agit d'un très grand vin, riojan jusqu'à la moelle mais reconnaissable entre mille, émouvant, comme la voix lointaine d'un ami espagnol. Toujours le même, toujours différent ? Non : toujours changeant et rassurant.

Parece lógico dada la mejor evolución de los vinos en botella de gran formato.
La catada es la estándar.
Muy evolucionado en el color, rojo con tonos marrones, el menisco teja oscuro.
En nariz cuero, confitura y jalea.
En boca sedoso, muy buena acidez y correcto posgusto.
Estaba bueno pero no muy bueno, quizás mis expectativas eran excesivas como suele ocurrir cuando se beben vinos de estas características en lo referente a historia, prestigio y precio.
50€ en restaurante.

Se presenta este clasico de Rioja con los tonos clasicos de las largas crianza donde los tonos anaranjados ganan protagonismo, me recuerda al patxaran, dejando una gran cantidad de lagrimas en la copa, de caida lenta. En Nariz buena intensidad,las notas de cuero se muestran nitidas, para dar paso a fruta madura. En boca la fruta y una fina acidez lo hacen muy agradable, se muestra redondo y con una gran final.

En carta 26 euros, gran RCP en este caso.

Por recomendacion de Goxo goxo pedi este clasico de rioja en el Ametsa, lugar en el que realizamos nuestra actividad el grupo de cata. Y acerto, excelente eleccion. Gracias.

Visual: Marrón con menisco atejado, de capa baja y matices evolutivos claros
Olfativa: Intensidad media alta, con notas lácteas de extraordinaria calidad, miel, tostados, canela, con notas especiadas dulces de gran calidad
Gustativa: Entrada suave, paso de boca sedoso, fino, y muy elegante...Hace gala de un extraordinario bouquet...

Grado : 13 % vol. - Acidez volátil : 0,93 g /l.- Embotellado en abril de 2002. Sólo cuesta 23,40 €. De nariz potente y elegante - con muchas notas de fruta roja y aromas terciarios - se presenta redondo, sedoso, complejo e intenso. Me sorprende mucho su alta y agradable acidez, muy parecida a la volátil de los caldos de Borgoña de los años 40. No se trata de un producto por el estilo de Rolland-Parker - digamos con pinta de " fat and sweat baby " - sino de un gran clásico en todo su esplendor. Eso demuestra que se puede elaborar vinos notables de corte tradicional : muy sápidos, muy finos, larguísimos en boca y sobre todo sin desequilibrio. Eso demuestra también que las bodegas riojanas que respetan el legado que han heredado y que vinifican sus propias uvas sin ningún compromiso pueden triunfar sobre las que optan por el camino más facil : por encima de todo triunfa el sentido de la ética.

Color cereza terroso, de capa media. Ribete anaranjado. Limpio, no muy brillante. Lágrima fina y bastante densa.
En nariz, durante la primera media hora, está hermético, mostrando aromas de reducción, con poca fruta negra, y muchos olores a cuero, piel, especias y caza. A la hora va abriéndose, dejando ver cada vez más fruta negra y madera, con toques muy minerales.
En boca refleja una magnífica acidez, va cambiando, y durante dos horas, no decae en absoluto. Con paciente espera, nos va mostrando fruta negra, madera, muchos toques minerales, a tierra mojada y a caza, y clavo, mucho clavo.
Final largo y elegante, con recuerdos a cereza y un deje animal y mineral. Bastante poso.
Vino que no deja indiferente, con un estilo muy definido y unas notas especiadas, animales y minerales muy profundas. Todavía le queda vida en botella. Recomiendo abrirlo por lo menos un par de horas antes de su consumición.

Personalidad, fidelidad y .........más madera. Sorprende su capacidad frutal( tiene 13 años), fruta en sazón, chuches , gominolas, está vivo y st.. carpntería, no una, muchas, caja de puros, bombón, algo achocolatada. Boca fina , pulida, ajerezado y muy ácido. Los pruebo periodicamente, pero obviamente , no soy fan

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar