Rioja Alta 890 Gran Reserva 2004

Vino Rioja Alta 890 Gran Reserva 2004

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,0
Calidad-precio:
7,0

Bodega: Bodega La Rioja Alta S.A.
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 13,50%
Precio aproximado: Más de 100 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

6 Opiniones de Rioja Alta 890 Gran Reserva

Rojo rubí de capa media y nariz intensa con buena presencia de fruta, notas vainilla, balsámicos, ahumados y fruta en sazón. En boca la sensación es muy placentera, con una acidez muy buena, sensación láctea y de mantequilla que lo hace muy atractivo, fresco y complejo. 

pero con larga guarda!!!!

rojo picota de ribete granate y capa media.

intensidad media, notas cerradas al inicio, complejidad con notas terciarias predominantes, mentoles, fudres, aliagas, fruta negra, leve recuerdo vegetal. Buen equilibrio.

boca suave, licorosa, con volumen. ligero, delicado y fino, levemente cálido el final pero con un gran paso.

Color rubí con ribete moratoso y capa medio/alta. En nariz destacan las notas de frutas negras muy maduras y en compota entremezcladas con las notas de la crianza, regaliz, tabaco, pimienta, chocolate de menta. En boca tiene un buen ataque, amplio, estructurado, con volumen, con taninos bastante domados y con buena acidez final. Largo y persistente. Me ha dado la sensación de ser un vino con más cuerpo y peso que en añadas anteriores.

Catado en la 2ª Ed. de la Cata del Barrio de la Estación

De color rubí rojizo de capa media-alta, oscuro, similar al 2001 y bastante más extraído que las añadas anteriores. Limpio, brillante, sin precipitados. Reflejos granadinos y anaranjados, refulgente. Gran sensación de juventud para un vino del 2004. Ribete estrecho, cobrizo, marcado respecto al menisco.

Potente, abierto, inicialmente dominado por un torrente de frutos negros confitados con un asomo casi de sobremaduración que le dan una sensación de desencaste, algo que no habíamos detectado en ninguna otra añada de este vino. El conjunto se muestra descarnado, con aristas visibles, falta de unidad y desapego de la barrica respecto a su armazón habitual. Se queda varado, sin ir a ningún lado, añadiendo registros de orden balsámicos que no aportan nada de interés.

En boca mejora, afortunadamente!! Igual de poderoso, duro, muy duro, de estructura granítica, rígido, severo, dotado de unos taninos marcados, y eso sí de una buena expresión de fruta madura envuelta en madera. Crudísimo!!

Un vino al que se le ven las costuras, desprovisto de profundidad, y del que no va a quedar más remedio que guardar durante bastantes años con la esperanza de ver si esto va ensamblando con el tiempo. Ahora mismo es un 890 fuera de lugar, dejando la sensación que ha sido comercializado de forma prematura, y que levanta sospechas fundadas de haber sido reformulado buscando no se sabe qué... Lo mínimo que se puede exigir a un 890 es que sea fiel a sí mismo. Que cada cual haga lo que quiera pero después de pagar 90 euros se te queda cara de tonto!! Sólo se puede esperar que haya sido un accidente.

Más información del vino: http://vinosclasicos.blogspot.com.es/2016/02/la-rioja-alta-890-2004-gran-reserva.html

Es cierto que se nota todavía muy joven y que ganará con el tiempo, pero lo probé junto con el 2001 y nada que ver. La sutileza y la elegancia del 2001, no estaban tan presentes. Ni en el aroma profundo e intenso, ni en el sabor tan estructurado e integrado del 2001. Es un buen vino, pero tomados a la vez se le notan las diferencias. Color rojo rubí intenso con ribete algo amarronado. En nariz aromas a fruta más negra, balsámicos, notas especiadas. Unos aromas no muy profundos pero agradables, a falta de algo de profundidad. En boca es un vino potente, frutal, algo alcohólico, con unos taninos presentes, pero agradables, largo y persistente. Le falta evolucionar un tiempo. Pero ciertamente lejos del 2001.

Rubí con ribete rojizo y capa más bien alta.
Nariz con buena intensidad y que resulta claramente mucho más madura que el 2001, una fruta más negra y compotada, balsámicos, ahumados, especias y regalices, con un claro tono de vainillas. De momento bastante primario y un poco domado por la madera, falto de desarrollo y profundidad.
En boca es poderoso y estructurado, amplio, con buena acidez y mucho peso, final largo dejando recuerdos de frutas en licor y especias, con un tanino noble pero presente, un vino todavía algo monolítico y pendiente de evolución, pero en una primera impresión lejos del 2001 en calidad. Persistente.
Hemos catado este vino recién puesto en el mercado y al igual que el GR 904 2005 nos ha causado una cierta preocupación porque se aprecia un cambio de estilo hacia toques más modernos, maduros y accesibles, restando personalidad al vino. Pronto para valorarlo pero…algo falta. Unos 80 euros.

Novedades de Verema

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar