Protos Crianza 2006

Vino Protos Crianza 2006

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
93
Puntuación Media:
8,6
Calidad-precio:
7,8

Bodega: Bodegas Protos
D.O./Zona: D.O. Ribera del Duero
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: Tempranillo
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 14 meses en barrica de roble francés y americano

Varietales: Tempranillo

8 Opiniones de Protos Crianza

Corcho en este caso perfecto en la extracción y no excesivamente bañado en vino (para su edad), el cuál aparece como rojo picota oscuro con ligeros cristales de bitartrato potásico (depósitos pegados en la cara interna del corcho junto con el vino).

Visual: rojo picota de buena capa, ribete cereza-transparente con ligeros destellos sutilmente atejados de su crianza y evolución. Buena lágrima. Brillante y limpio en general aunque con algunos posos conforme vamos acabando la botella (quizás por ello sea conveniente su decantación).

Nariz: fruta roja y negra maduras de buena intensidad, tostados y torrefactos, regaliz, balsámicos, especiados, maderas finas e incipientes terciarios muy sutiles (cuero). De buena complejidad.

Boca: entrada poderosa pero suave a la vez, de buen volumen y estructura, muy agradable. Paso por boca muy amable. Buena acidez todavía. Taninos dulces y pulidos pero todavía muy presentes y con margen de redondeo en botella. Final medio-largo con postgusto complejo a fruta madura (con ese regustillo dulce/amargo), maderas finas, especiados, tostados y balsámicos que dejan una impresión estupenda (a muy buen vino) y el deseo de repetir de nuevo.

Mejor esta botella que la anterior de hace un par de meses: en evolución y en capacidad de guarda futura. Quizás el corcho (mejor en este caso), haya influido decisivamente aunque la trazabilidad de cada botella no tiene por qué haber sido la misma hasta que llegaron a mi cava hará ya unos 4-5 años.

Crianza clásico de buena guarda que no suele fallar y de muy buena RCP.

Corcho no excesivamente bañado en vino (sólo 1-1.5 cm) pero que se parte al descorchar (cosa que se solucionó extrayendo con cuidado la parte que quedó en el cuello de la botella).

Visual: rojo picota claro, ribete cereza-transparente con destellos atejados, el vino en general es picota pero tirando a teja por ciertas zonas, no excesivamente limpio por el ribete (se ven partículas de posos), de brillo medio. Se nota con cierta evolución.

Nariz: de buena intensidad, fruta roja y negra maduras y licorosas, tostados, maderas, especias, regaliz, vainilla y clavo, balsámicos y un toque de chocolate negro. Se aprecian en buena parte también aromas a reducción y terciarios: cárnicos, cueros, pieles animales y algo de mueble viejo. En cualquier caso, el conjunto global en nariz es muy agradable pues, aparte de complejidad, está todo muy bien integrado.

Boca: entrada potente, con volumen y estructura pero, a la vez, elegante, de tanino presente pero ya bastante pulido. Paso fácil (aunque con el volumen y contundencia citadas). Conserva buena acidez. Final medio-largo con postgusto especiado, a maderas, fruta en licor y algunos cueros que, en conjunto, invitan a otra copa.

Buena evolución de este Protos Crianza de casi 8 años de vida. Está en muy buen estado y, no sé si estará en momento óptimo (quizá pasó hace 2-3 años), pero su evolución ha sido fantástica y, evidentemente, ofrece una complejidad y elegancia que quizás hace 3 años no ofrecería (a cambio, entonces, ofrecería frutas, especias y taninos mucho más contundentes). En cualquier caso, al acabar la botella (y como me temía después de ver las partículas de posos en el ribete), el vino tiene muchísimos precipitados pegados a las paredes de la misma. Esto, unido a los signos evolutivos en visual, nariz y boca, me hacen prácticamente afirmar que este Protos Crianza 2006 debería beberse en no más de 1-2 años si no queremos que el vino se nos pase demasiado (y ya no ofrezca lo mejor de toda su evolución en botella).

Botella tipo Burdeos, corcho correcto, etiqueta clásíca de la bodega, contra con completa nota de cata y consejo de decantación.
Colro rojo cereza claro, capa media, menisco malva anaranjado, lágrima fin ay muy abundante.
Nariz con predominio de fruto rojo muy maduro y evolucionado, habitación cerrada y especies.
En boca taninos jugosos, cálido y de buen posgusto.
Está bien y todavía mejorará.

Visual: Aspecto limpio, de color picota y matices cardenalicios, de capa media – alta.
Olfativa: Buena intensidad y limpia aromática, nos presenta en equilibrio y buena armonía, fruta, madera y algún terciario, con recuerdos a fruta negra, vainillas, sutiles especiados y regalices, al agitarlo quizás destaque algo más la madera y alguna nota balsámica le aporta frescura, aparecen ligeros tostados y torrefactos junto a cafés con leche, buena nariz.
Gustativa: Ataque agradable, algo picante al principio, no acaban de integrarse a la perfección los taninos, recorrido un tanto astringente, con medio cuerpo, postgusto con quizás demasiada madera, justito de fruta.
En conjunto bueno.

Fantástico como siempre. Es un vino que no falla.

Lo he tomado por 3 veces en los últimos 4 meses y no defrauda.

Visual: rojo picota, capa alta, ribete rubí con reflejos todavía cardenalicios. Lágrima densa y abundante que cae fina y lentamente.

Nariz: fruta negra madura, madera de fondo de muy buena calidad, balsámicos, mentolados, regaliz, vainilla y un buen toque de pimienta negra.

Boca: entrada suave, redonda, fácil, sin aristas, completa. Tanino bastante redondo ya, pulido y con astringencia contenida. Fantástica acidez (lo que augura todavía 3 años al menos de vida en plenitud si es conservado como corresponde). Llena la boca, deja muy buena impresión final, retrogusto largo y agradable, retronasal excelente.

Me encanta este vino. Es, quizás, de los más clásicos de la Ribera, pero no por ello deja de gustarme año tras año. Es uno de mis riberas favoritos para no fallar.

De color rojo picota, se muestra limpio y vivo, a pesar de la crianza de 14 meses que aparece en la contra etiqueta. En nariz es muy rico, mucha fruta roja poco madura, aromas de cereza típicos en el joven. En boca es amplio, aunque algo ligero, de primeras sorprende esta nueva añada, pero a mi gusto se queda un poco corto para el precio que tiene.

De cualquier forma, es un valor seguro, gustará a todo el mundo.

Lo primero que quiero decir es que el vino está más que correcto, bueno, y es un vino de no fallar. Pero ya no me atrae como lo hacía hace unos años, cuando era un vino muy sorpresivo para mi, lo tenía en un altar. Pero ahora hay otros vinos, otras varidades y otras DO's.

Color rojo picota con ribete cardenalíceo, capa alta, lágrima densa, limpio y brillante.
Nariz de intensidad media, le cuesta abrirse, yo lo decantaría por lo menos una hora antes de tomarlo. Fruta negra del bosque, tostados, vainilla y balsámicos y con una pimienta negra muy marcada.
Boca con una acidez marcada que le hace un poco astringente, le falta un poco de equilibrio, por otro lado es fresco, con cierto recuerdo y postgusto a tostados.

Precio 12 €, buen RCP

Color picota cubierto, limpio y brillante con ribete violáceo y capa alta.
En nariz presenta buena intensidad aunque hay que darle un poco de tiempo, con frutos negros muy maduros, notas de suaves tostados, vainilla, balsámico y espécias aromáticas.
En boca me ha gustado mucho pues no esperaba que con tanta juventud resultara tan equilibrado, con buena entrada, envolvente, goloso, muy agradable, correcta acidez, frutal y buena persistencia.
Postgusto aceptable con tostados de madera

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar