Viña Pomal Rosado 2015

Vino Viña Pomal Rosado 2015

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
93
Puntuación Media:
8,6
Calidad-precio:
9,3

Bodega: Bodegas Bilbaínas
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Rosado
Crianza: Sin crianza
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: 70% garnacha y 30% viura
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Elabora mediante el método de sangrado. Este vino nace con el objetivo de satisfacer a los amantes del vino clásico con toque vanguardista.

Varietales: 70% garnacha y 30% viura

10 Opiniones de Viña Pomal Rosado

Visualmente tiene color rosa palo con reflejos ligeramente azulados, muy limpio y brillante.
Naris de intensidad media y con cierta complejidad. Tiene un perfil más floral que frutal, destacando las notas de hibisco y los pétalos de violeta. A nivel frutal encontramos fruta roja ácida (fresa y frambuesa), melocotón maduro y fruta blanca (pera y manzana roja). Con aireación y temperatura aparecen lácteos cremosos refrescados por notas herbáceas de hinojo.
En boca tiene una entrada amplia y que marca personalidad. Es cremoso y frutal, con un punto cítrico que le otorga viveza y una acidez correcta que le aporta frescura. Al igual que horizontal, es vertical y muy armonioso y persistente.
Un rosado muy bien hecho y polivalente.

Pero sin perder frescura!

El color se ha tornado un poco más intenso, igual que los aromas y sabores.

La fruta roja es madura, hay cáscara de cítricos maduros, fruta blanca menos madura, herbáceos suaves, flores, pimienta jamaicana, ligeros tostados, mineralidad... Ha ganado un punto de golosidad y elegancia, pero manteniendo una buenísima frescura, que en boca se nota más.

Y es que su entrada sigue fresquísima, con la fruta roja y blanca y los cítricos jugueteando. La fruta es madura y aparece acompañada de especias picantonas, herbáceos y mentolados, flores, hay mineralidad, una acidez excelente, cremosidad en el paso por boca, tostados suaves, ahumados... Es un vino vivo, elegante y que está evolucionando muy bien.

A seguir disfrutando toca.

De color rosa satén, pálido, a la moda. Aromas de fresa ácida y manzana roja, notas herbáceas y flor seca. En boca es fresco y jugoso, hay un mayor recuerdo de la fruta blanca, con muy buena acidez, toque cítrico. Un rosado de carácter seco aunque de fruta viva.

Vino que, arrastrado por la curiosidad y mi fascinación a esta nueva ola de rosados, he podido probar y me ha gustado muuuuucho, porque es un vinazo serio, con cuerpo, opulento, pero refrescante, juguetón, diferente...

Color tan de moda con ese piel de cebolla brillante, que sirve de preámbulo para descubrir una nariz con fruta roja, cítricos, herbáceos, especias, floral, fruta blanca... Es un perfume delicado, pero intenso, bien conjuntado, delicioso...

En boca es carnoso, con cuerpo, una excelente acidez, largo, que te sirve para acompañar una buena comida o disfrutar tomando una copa tranquilamente. Fruta roja, cítricos, flores... y esas especias que me han marcado. Buenos amargores y apuntes vegetales que te hacen salivar y juguetear con la copa y su contenido.

Una delicia, en resumen.

El vino Viña Pomal Rosado 2015 tiene un color rosa pálido con trasfondo grisáceo y buen brillo.
Primer contacto aromático muy floral con abundancia de pétalos de rosa blanca y pinceladas de jazmín. Tiene buena intensidad y limpieza, lácteos de yogurt y fruta roja ácida. El paso del tiempo nos trae notas herbáceas de hinojo y dulces de albaricoque. El conjunto es delicado, fragante y elegante.
Tiene una entrada en boca muy amplia, excelente acidez cítrica y buena estructura. Es untuoso sin cansar, tánico pero con sutileza, muy fresco y persistente.
Vino serio si quieres que lo sea, fácil si es lo que prefieres. Muy bueno en cualquiera de los dos casos.

Color rosa palo, limpio y brillante con un reflejo "azulado-grisáceo" que le confiere un color algo artificial, y más por diferencia a un rosado tradicional.

Nariz de intensidad media, con un toque inicial dulzón que evoluciona a floral (pétalos de flor) y fruta roja ácida (fresa o frambuesa) junto a notas herbáceas (hinojo, anís, hibisco).

Boca untuosa, plena, franca, con un postgusto medio-alto y con una acidez comedida y sutil que le confiere una frescura muy agradable.

Sorprende en su conjunto

Rosa pálido, limpio y brillante.
Nariz de media intensidad, más floral que frutal, notas a frutas rojas, cítricos, hinojo, melocotón y un punto herbáceo que va refrescando toda la fase.
En boca se muestra amplio, con carácter, amplio y cremoso, con una buena acidez que marca el paso, cítrico y frutal, de buen recorrido, toda una sorpresa.

Visual:

Rosa pálido con ribete grisáceo.

Olfativa:

Nariz de media intensidad. Muchas flores, chuches ácidas, medicamentoso, lácteos y mucho frescor. Con movimiento se torna más fragante. Sale el hinojo, el hibisco, un fondo almibarado y un toque metálico.

Gustativa:

En boca es frutal, tiene ese punto metálico como en nariz, levaduras, tiene cierta untuosidad, envolvente, un final amargoso y persistencia. Un rosado serio y sutil.

Color rosa claro, de intensidad media-baja.
En nariz es floral (violeta, camomila, hibisco...), fruta verde (pera, manzana,...) y matices herbáceos delicados.
En boca es muy agradable , untuoso, denso y amplio. Acidez muy buena y toque afilado/metálico final, muy buen cuerpo. Un rosado fino y elegante.
Personalmente no soy de rosados pero este me ha sorprendido.

En vista presenta un color rosa pálido. Es brillante y límpido.
En nariz el vino recuerda a gominola y a fresa ácida. Es elegante y con personalidad. Tiene una acidez comedida. Conforme se va agitando la copa y pasa el tiempo va saliendo aromas de fruta roja con hueso.
En boca tiene una entrada en boca potente. Es redondo y con un post-gusto largo. Buena y marcada acidez, que combinada con la untuosidad que acompaña aporta al vino un toque innovador.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar