Yllera Vendimia Seleccionada 2012

Vino Yllera Vendimia Seleccionada 2012

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
91
Puntuación Media:
8,1
Calidad-precio:
7,6

Bodega: Grupo Yllera
D.O./Zona: V.T. Castilla y León
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: 100% Tempranillo de viñedos de más de 40 años
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Vendimia manual en cajas. Doble selección de uva en el viñedo y en la mesa de selección en la bodega. Despalillado. Fermentación alcohólica a 28ºC y fermentación maloláctica en acero inoxidable. Trasiego a barricas para la etapa de crianza. Crianza en barrica: 24 meses en barrica de roble americano y francés. Concluido el periodo de crianza, se trasiega a depósito de madera de roble francés de 13000 L para su posterior clarificación y estabilización final. embotellado y crianza en botella.

Varietales: 100% Tempranillo de viñedos de más de 40 años

58 Opiniones de Yllera Vendimia Seleccionada

El vino Yllera Vendimia Seleccionada 2012 es de color rojo picota, de capa alta, brillante, con una lágrima densa, y se presenta como un vino rico en glicerina. Aromáticamente es un vino intenso. A copa parada lo que más abunda es la fruta roja y negra muy madura. Se perciben notas dulzonas de frutas maduras. A copa agitada crece y afloran los aromas terciarios. Especias, suaves tostados, frutos secos y con unas ligeras notas balsámicas de fondo.
Sin duda una buena nariz llena de detalles.
En boca el vino tiene una entrada vigorosa, con volumen, elegante y con una correcta acidez. Tanino redondo y delicado.

Color rojo picota con ribete rubí. Capa media-alta. Lágrima densa.

Aromas a fruta negra muy madura, madera muy presente, balsámicos, vainilla y tabaco. Un punto alcohólico.

En boca se aprecian los taninos bastante marcados, muy buena acidez que le da un paso sedoso. Retronasal excelente, intenso con fruta madura y una gran persistencia.

De nuevo mis disculpas por la demora en colgar la valoración de esta cata virtual. Repito que me toca catar las botellas adjudicadas cuando llego a España de vacaciones y por ello el retraso. Dar las gracias por anticipado al grupo Yllera y a Verema por hacerme partícipe de este evento. Mil gracias de todo corazón.

La botella bordelesa tiene una etiqueta blanca con un grabado moderno que muestra a un hombre vendimiando y depositando los racimos en la canasta que soporta una mujer. Bonita imagen. Abrimos la botella y lo aguantamos abierto dos horas antes de catarlo. Servimos a 17°C:

VISUAL: Nos encontramos con un vino de color rojo picota, brillante y de capa media con un ribete entre violáceo y rubí. Su lágrima es densa, lenta y muy ligeramente tintada (85).

OLFATIVA: A copa parada emanan aromas a fruta negra, de alta intensidad, mermelada de ciruelas y moras con un componente alcohólico importante. Al agitar apreciamos notas florales de violeta, balsámicos de eucalipto, regaliz y finos especiados de pimienta, fenogreco, pero sobre todo con predominio de la vainilla. También encontramos terciarios de tabaco inglés, cuero ruso y café torrefacto. La madera muy presente, marcada a fuego, ahumados y tostados intensos. Al final aparece un cierto toque mineral de tinta china. Espectacular en nariz, intenso y complejo (91).

GUSTATIVA: Y nos lo llevamos a la boca: ¡Qué carácter tiene el chaval! Posee un punch descomunal, intenso, carnoso, de alta acidez, de taninos marcados y con el alcohol muy presente. Se pega al paladar como una garrapata aunque sin embargo presenta un paso por boca agradable, suave y sedoso... sorprendente. En retronasal aparecen notas de fruta negra, moras y casis así como claros apuntes tostados de la madera y aromas a cacao puro. Su persistencia larga, de casi tres minutos. Un vino en clara fase ascendente, que pide botella a gritos aunque repito que sorprende su sedosidad frente a la impetuosidad de sus taninos. Para mi gusto demasiado pronto... Habrá que probarlo en dos o tres añitos y seguir su evolución (85).

La RCP la considero muy buena pues para costar sobre los 10-11 euros tiene un futuro prometedor. Además 24 meses de barrica por ese precio es de agradecer.

Este reserva nos lo tomamos en tertulia con unas deliciosas aceitunas negras enormes, "Perlas del Guadalquivir" de aperitivo y con tres amigos para saborearlo en buena compañía. Por supuesto el vino pudo con las olivas y con lo que le hubiéramos echado, je,je... La impresión fue unánime: Vino de futuro. Salud-os!!

Visual:Picota de capa media- alta con ribete violáceo. me gusta la presentación de la botella
Olfativa:Fruta roja y negra madura, chocolate, tostados, complejidad
Gustativa:Paso medio, frescor, buena acidez, potente y elegante con retro largo que podría ganar con el tiempo

Color rojo picota de capa media-alta con bordes cardenalicios. Muy glicérico, forma una buena lágrima que tiñe la copa. Límpio y brillante.

En nariz mucha fruta roja y negra. Se nota el alcohol. Notas a tostados, balsámicos mezclados con aldo de monte bajo. Removiendo copa, van apareciendo los aromas terciarios, como cuero y tabaco.
Buena intensidad aromática, con una complejidad que engancha perfectamente con una buena definición de los aromas.

Buen ataque, frescura, se nota la madera, pero es un vino que tiene peso, cuerpo. Taninos algo astringentes. Buena acidez, un punto goloso y final amargo. Postgusto largo.

Quizás necesite algo más de tiempo en botella, pero ya muestra sus encantos: potencia, finura y elegancia...

Color picota, con capa media con ribetes y destellos unas veces dan sensación de color rubi y otras me recuerdan al amoratado.

De entrada fruta, detalles de alcohol y de madera. Hay que esperar y mover. Le cuesta abrirse, pero promete buena cosas.

Tiene cuerpo, llena la boca, buena acidez, no está sobrado de fruta, un puntito de alcohólico, los taninos presentes pero sin ser ásperos y un buen final.

Color picota capa media-alta, con ribete granate. Lágrima densa que tiñe la copa.
En nariz complejo y buena intensidad, perceptibles tanto la fruta (de predominio negro y maduro a mi parecer), como la madera. Notas de especias dulces, tostadas y cacao.
En boca también interesante. Aún algo astringente pero bebible. Buena cantidad de fruta. Postgusto largo.
Me ha parecido un vino elegante con un perfil muy típico y que puede gustar a mucha gente, aunque aún estará mejor en uno o dos años.

Color cereza intenso, capa medio-alta, ribete granate.
Hay aromas a fruta roja y negra bien madura, tostados, flores tipo violeta, regaliz, balsámicos, monte mediterráneo, fondo de cuero y café.
En boca posee buena acidez, tanicidad bastante marcada. Nuevamente aparecen las notas de crianza, torrefactos, balsámicos, cacao y especiados. Buena estructura, sabroso, con persistencia media. Le irá bien un tiempo en botella, apunta muy buenas maneras.

Visual: Capa media-alta, color picota con ribete un poco más evolucionado con reflejos granates.
Olfativa: intensidad media, inicialmente cerrado, muestra notas marcadas de su crianza, con frutas bien maduras, balsámico, especias dulces, cierta licorosidad.
Gustativa: entrada suave, cuerpo medio, acidez más bien justita, tanicidad presente, necesita afinarse un poco, ligero amargor final y retronasal frutal con recuerdos de buena crianza.
Le falta un tiempo en botella para mi gusto. Necesita pulir y redondear su tanicidad.

Color picota, capa media-alta, limpio y brillante, con ribete que deja entrever tonos teja. Lágrima fluida.

En nariz se muestra especiado, alcohólico, notas a violetas, acetatos, fruta madura, láctico, y mucha madera.

En boca es fresco, amargo, tánico con verdor. Con potencia y un final largo que apuntan buenas maneras y un futuro esplendido.

Banner Socios Club

Novedades de Verema

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar