Y sigue de Selección!!!

Después de la cata de hace más de dos años, como decía en la anterior, ha crecido mucho.

Se mantiene al nivel descrito, con esas notas cremosas, esa fruta bien madura, pero ese contrapunto de pimienta negra, de cardamomo, con esos ahumados y los tostados totalmente integrados. Nariz intensa, explosiva, que sigue como la describí: rezumando madurez y elegancia.

La boca está muy pulida, con el tanino servicial, la acidez muy buena. Se ha redondeado un pelín más, sin restar complejidad y sin que sea un vino plomizo. Maduro, elegante, potente... y con esa rusticidad. No es un caramelo de café en boca.

Sigue estupendo y muy rico. Un vinazo y con un precio tremendo.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar