Yllera Vendimia Seleccionada 2012

Vino Yllera Vendimia Seleccionada 2012

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
91
Puntuación Media:
8,1
Calidad-precio:
7,6

Bodega: Grupo Yllera
D.O./Zona: V.T. Castilla y León
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: 100% Tempranillo de viñedos de más de 40 años
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Vendimia manual en cajas. Doble selección de uva en el viñedo y en la mesa de selección en la bodega. Despalillado. Fermentación alcohólica a 28ºC y fermentación maloláctica en acero inoxidable. Trasiego a barricas para la etapa de crianza. Crianza en barrica: 24 meses en barrica de roble americano y francés. Concluido el periodo de crianza, se trasiega a depósito de madera de roble francés de 13000 L para su posterior clarificación y estabilización final. embotellado y crianza en botella.

Varietales: 100% Tempranillo de viñedos de más de 40 años

59 Opiniones de Yllera Vendimia Seleccionada

Botella de vino bonita. Combinación de etiquetas clasica por detrás y moderna delante. Me gusta que en la información del vino adjunten la producción del mismo y el tener un numero de botella le exclusividad.
Rojo picota, brillante , ribete granate y lagrima teñida.
Potente e intenso. Mucha fruta negra. Notas tostadas, regaliz.
Con mucho cuerpo. Alcohol integrado. Cacao,y nuez. Con mucho recorrido. Final largo y amargo.

Visual_ Rojo picota granatoso de capa media y ribete granate. Limpio y brillante. Lágrima abundante, fina y lenta.

Nariz_ Intensidad media, algo tímido. Fruta roja madura, bastantes especias, como la pimienta negra y la vainilla, notas cafeteras, tofee y un discreto fondo de monte bajo.

Boca_ Volumen medio, estructura media-baja, tanino integrado algo presente todavía, acidez ajustada. Longitud media con más notas de la crianza que en nariz.

Vino del Duero que está elaborado con partes iguales de Tinta de Toro y de Tinto Fino. Un vino que tira más hacia Ribera, pero al que le falta algo de carácter. Un poco, no mucho, de botella lo acabará redondeando.

Botella bordelesa de hombros ligeramente anchos y de buen peso.

Es la Nº 26 de 61.854.

Bonitas etiquetas con contraetiqueta con suficiente y detallada información.

Corcho no muy largo (para un vino de estas características), poco bañado en vino rojo picota granatoso pero de buena calidad y anchura que huele muy bien por el interior.

Fase Visual: rojo picota-rubí-granatoso de buena capa (media-alta casi alta), ribete granate-transparente con ligerísimos destellos todavía cardenalicios, limpio, brillante y con buena y abundante lágrima de lenta caída. Se observa muy joven y bonito.

Fase Olfativa:

Descorchado ya entre 45-120 minutos para realizar esta fase (vamos volviendo a él en nariz).

Copa a unos 15-16ºC

De buena intensidad a fruta roja algo compotada, también hay bastante fruta negra, ahumados poderosos, especiados, regaliz, eucalipto, balsámico-mentolados, monte bajo, ligeros herbáceos, una buena dosis de toffee, vainilla, notas de canela, chocolate y cacao, caramelo, torrefactos, barnices y pinturas, laca de uñas y mueble nuevo.

Si seguimos moviendo la copa y dejando gane algo de temperatura, van apareciendo ahora más notas a fruta negra, también toques vegetales sutiles junto a laurel, pimienta negra, cantos rodados húmedos, más balsámicos (que le aportan frescura) así como notables aromas a tabaco rubio, caja de puros, ligeros cueros y un fondo mineral como con mina de lápiz y tinta china.

Bastante complejo y cambiante, pero necesitado de mucha aireación y de no hacer la olfativa muy frío pues, de lo contrario, la intensidad será discreta y no desplegará todo su potencial.

Fase Gustativa:

Ya lleva descorchado entre 75 y 135 minutos para disfrutar de esta fase y puntuarlo...

Tomado a unos 18-19ºC

Ataque poderoso y sutilmente dulce dentro de su sequedad (es un vino bastante seco), untuoso, con calidez pero frescura a la vez dada su acidez media-alta, bastante envolvente, llenando la boca (vino expansivo), también notablemente licoroso y potente. De muy buen cuerpo, medio volumen, de buen peso y estupenda estructura. Tiene un gran tanino, poderoso y notable en mucosas aún pero que, sin embargo, siendo de la añada 2012 y con 24 meses de barrica, esperaba más áspero y astringente de lo que lo encuentro.

El paso por boca es muy agradable, frutal, balsámico y con muchas notas aterciopeladas de fondo de madera. El final es medio-largo, con notas ligeramente ácidas y amargosas con sutil dulzor en retrogusto (con frutos rojos y negros muy maduros, chocolate amargo, torrefactos y regaliz) junto con notas balsámico-mentoladas, herbáceas, a tabaco rubio, laurel y ligeros cueros en la retronasal.

Dentro de su natural astringencia aún, con 4 años y 24 meses de barrica, es un vino bastante redondo y amable. De buen recorrido y fácil de beber.

Si se toma a 2-3ºC menos (es decir, entre 15-16ºC) el vino se torna un poco menos licoroso y alcohólico, parece algo más ligero (y como con un poco más de acidez), fruta, herbáceos pero también una sensación tánica algo más potente que tomado a un poco más de temperatura.

Estupendo vino con 4 años de vida que, seguramente, mejorará, se redondeará e integrará en los próximos 3-4 años de reposo en botella (creo que su momento ideal llegará, como mínimo, a los 6-8 años de vida). Ahora mismo está en fase ascendente.

PVP en torno a 11€.

Excelente RCP para su Relación Calidad-Precio-Placer-Guarda potencial.

Visual más evolucionada de lo esperado al ser 2012
Nariz compleja y elegante donde destacan notas de frutas negras, tofee, romero y cacao.
En boca resulta algo alcoholico y amargo con algo de tanino. Con un poco de botella quedara redondo.
Buen vino

Vino clásico con tono rojo picota con capa media y ribete alejado. Aromas muy agradables de frutos del bosque, vainilla, tabaco, torrefactos y balsámicos que se van desarrollando con el tiempo.
En boca es potente con taninos integrados, redondo, con alcohol bien integrado. Acidez golosa que incita a repetir.
Un placer.

Color picota, morado, profundo, capa alta; En nariz sutil, frutas rojas, regaliz, ahumados.

Agradable en boca, buen cuerpo, final largo y recuerdo a frutas rojas y especias, la botella le ha venido muy bien, sin duda un buen vino.

Bonita botella, soy de etiquetas mas coloridas, pero lo importante va dentro.

A la vista se muestra vestido con un profundo color picota con tonalidades granate, ribete violáceo y capa media- alta. Abundante y densa lágrima que se desliza con suma lentitud por las paredes de la copa sin arrastrar color.
Al descorchar la botella nos encontramos con una nariz intensa, compleja y elegante con abundantes notas de fruta roja en sazón (moras, cerezas, frutillos del bosque…), acompañadas de notas dulzonas especiadas (vainilla, canela, pimienta…), hierbas aromáticas de monte mediterráneo (tomillo, espliego…) y agradables aromas terciarios de regaliz junto a agradables tostadas (toffee, café…) y frescos apuntes balsámicos.
En boca tiene una entrada y un paso muy agradable, con los taninos muy pulidos, sedoso, con bastante cuerpo y peso, con recuerdos de las frutas rojas y las notas especiadas. Se muestra intenso, sabroso, fresco, contundente, tiene buen ataque, suaves amargos junto a una sensación alcohólica de guindas en licor que le resta finura (calidez).
Una viva acidez muy bien integrada en el conjunto, le aporta frescura al vino. Acidez que, junto a su tanino pulido, potente y de calidad, unida a la fruta aún presente, le augura un buen tiempo de guarda, en el que llegará a ser más complejo y elegante.
El vino se despide con una retronasal potente y especiada en la que vuelven a salir las características notas de su estancia en barrica y botella.

Rojo picota de ribete granate/violáceo, capa media y lagrima poco densa y algo teñida.
En nariz predomina todo el tiempo la crianza en roble, con cacao y avainillados . Posteriormente, resinas.
En boca es untuoso, amplio, carnoso, envolvente, con un dulzor de pan de higo con rasgos amargos que alargan el posgusto y enmarcan taninos potentes pero sin aristas. Acidez correcta y dominio de la fruta negra y un suave regaliz. Todo el tiempo, cacaos y madera de roble.
Interesante, complejo, no tan armónico, fino en nariz y goloso en boca.

Nueva puesta en escena de este vino, ya clásico en la bodega, con una botella troncocónica y una nueva etiqueta con un dibujo representativo de la vendimia, muy elegante.

A a vista se muestra con un color moratoso bastante profundo, con ribete violáceo y capa bastante alta. En nariz es bastante sutil, con notas de frutas rojas, moras, cerezas, algo de sotobosque, notas especiadas -pimienta negra, vainilla-, hierbas aromáticas -tomillo- y un aporte agradable de aromas terciarios de regaliz y ligerísimos ahumados. En boca tiene una entrada y un paso muy agradable, con los taninos muy pulidos, sedoso, con bastante cuerpo y peso, y un final bastante largo y fresco, con recuerdos de las frutas rojas y las notas especiadas. Estos dos años de botella le han sentado como un guante, permitiendo integrar esos 24 meses de barrica en la estructura del vino sin que aparezcan aristas. Un vino fino. Excelente RCP.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar