Conde Valdemar Finca Alto Cantabria 2013

Vino Conde Valdemar Finca Alto Cantabria 2013

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
93
Puntuación Media:
8,5
Calidad-precio:
9,3

Bodega: Bodegas Valdemar
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Blanco
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: 100% Viura.
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Conde de Valdemar Finca Alto Cantabria 2013 es un vino blanco de pago elaborado únicamente con la variedad viura procedente de viñedos propios situados en la Finca Alto Cantabria. Se le ha sometido a una maceración pelicular durante 8 horas a temperatura controlada (14º). Hace la fermentación en barrica de roble francés al igual que la crianza.

Varietales: 100% Viura.

14 Opiniones de Conde Valdemar Finca Alto Cantabria

Color amarillo limón limpio y brillante.
Primer contacto aromático muy cítrico con limón en primera fila, tras él un fondo semi-dulce de manzana reineta. Se redondea con notas de albaricoque sobre lecho de hierbabuena. Con oxigenación aparecen pinceladas de piedra blanca y frescor de heno recién cortado.
Una nariz muy bien perfilada, fresca y atrayente.
El ataque en boca está protagonizado por la madera, pero una madera muy fina y ligera, elevada por una excelente acidez. El vino sabe a limón espolvoreado con canela, es amplio y voluminoso al tacto y sin embargo muy fresco, largo y persistente.
Un vino blanco muy disfrutable en un momento óptimo de consumo.

Dorado suave. Nariz de intensidad media con aromas inicialmente centrados en las notas tostadas y ahumadas de la barrica, un punto herbáceo fresco y fruta blanca. En boca tiene una acidez correcta, con la presencia de la madera de nuevo y un buen recorrido. Mejorará con algo más de tiempo en botella.

Vino encerrado en una botella borgoñona que está vestida con una etiqueta de diseño clásico y en la que predomina el color dorado y el blanco. De calidad el corcho que la cierra.
A la vista un color amarillo levemente dorado. Limpio y brillante. Fina y lenta lágrima en su deslizamiento por el cáliz de la copa.
En nariz buenas frutas blancas y de hueso. Manzana, pera y melocotón. Abundantes notas cítricas que le aportan frescura. Notas presenciales de su permanencia en barricas de roble francés.
En boca es fresco, elegante, equilibrado, con la carga frutal de las percibidas en la fase olfativa.y una viva, presente y elegante acidez que invita a beber y que le aportará más años de vida. Elegante y cálida madera de roble francés. Muy grato, untuoso y elegante paso de boca. Es un vino muy largo. Me da una permanencia de 3,30 minutos.

Amarillo pajizo dorado con destellos oleosos. Nariz de buena intensidad con aromas de albérchigos y membrillos maduros sobre notas de maderas nuevas. Sensaciones vegetales, de cáscara de cítricos, corteza vegetal, piñones, recuerdos de notas resinosas y final de hojarasca verde humeante. Aromas de hidrocarburos. En boca es sobrio, de paso amargoso, seco y también frutal, saca los sabores vegetales y de albérchigos en la evolución, notas de agua con limón, sensaciones que también salen por vía retronasal junto con las anteriores de hidrocarburos. Posgusto amargoso, vegetal - frutal y donde la madera nueva se deja sentir más, así como la acidez cítrica que deja un recuerdo de viveza. Un vino de carácter austero, la botella le debe de venir bien si no evoluciona mucho hacia la oxidación, pero es en ella ( botella ) donde creo que debe de encontrar su mayor razón de ser.

Color Amarillo pajizo, con reflejos verdosos, limpio y brillante.

Es de aromas afrutados (melocotón, manzana, membrillo) con notas a flores blancas y toques cítricos, a los que acompaña una ligera nota especiada procedente de la barrica.

Goloso en boca, frutal, cremoso, ligeramente ácido, pero sin molestar, capaz de perdurar en boca.

Muy agradable

Color amarillo pajizo con reflejos dorados.
En nariz buen equilibrio entre la fruta blanca (manzana asada) y cítricos (limón) con los matices aportados por la crianza, principalmente vainilla.
En boca mucho cuerpo, untuoso y cremoso. Buena acidez. Postgusto largo.
Me ha agradado bastante, aunque reconozco mi debilidad por los blancos de Rioja...

Amarillo pajizo claro con bastantes tonos verdosos. Nariz de intensidad media a Lima, plátano e hinojo, fondo suave a mantequilla . Boca sedosa,con ataque suave, pasó casi acuoso y , mejor, el final, apareciendo acidez y toques frutales a manzana ácida con piel y mentolados.
Parece como si necesitáramos tenerlo un rato en boca para apreciarlo.
Muy fino. Con comida no creo que aguante mucho. Solo, si.

Color amarillo con ligeros toques dorados y algo brillante.

Aromas de mediana intensidad donde sobresalen cítricos, flores y frutos amarillos, ademas se detectan maderas (tenuemente) y toques herbáceos.

En boca es bastante fresco, el paso de boca bastante agradable y con alguna complejidad, vivo y con recuerdos cítricos y herbáceos, el final bien a secas.

Un vino interesante sin más.

Siempre a la busca de grandes vinos a veces uno se sorprendre que también se encuentra placer en la sencillez. Esta viura, de color amarillo pálido con algún reflejo dorado presenta una nariz franca, expresiva, dominada por el lado frutal, con abundante fruta blanca y recuerdos a fruta con hueso en sazón, algún matiz cítrico y algún toque de mantequilla fresca. En boca entra bien, tiene cierta untuosidad, con estructura media pero de paso ligero, bien de acidez, tiene persistencia media y está muy bien definido. Facilísimo de beber...

Color amarillo pálido con destellos dorados, limpio y brillante.
La nariz es de media intensidad, tras aireación sorprende un aire licoroso, recuerdos vegetales que enseguida se transforman en fruta amarilla con hueso, cítricos muy vivos, recuerdos a vainilla y un punto tostado. Nariz compleja y con un toque maduro, no exenta de frescura.
En boca tiene buena entrada, tacto untuoso, buena acidez, sensación de frescura, paso con buen peso y sensaciones de la crianza que se imponen a la fruta, marcados amargos y final largo en el que las sensaciones cítricas se combinan con recuerdos a maderas.
Buen blanco crianza en el que la madera penaliza algo en boca aunque también aporta mucho y le da al vino cremosidad, buenos amargos y peso en boca. Interesante y de buena factura.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar