Conde de Valdemar. Finca Alto de Cantabria 2001

Vino Conde de Valdemar. Finca Alto de Cantabria 2001

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,4
Calidad-precio:
-

Bodega: Bodegas Valdemar
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Blanco
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: Viura 100%
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: fermentado en barrica nueva 75% frances

Varietales: Viura 100%

5 Opiniones de Conde de Valdemar. Finca Alto de Cantabria

Ya se ha descrito muy bien el vino: Color amarillo oro viejo, con algún reglejo ligeramente ambar. Nariz muy expresiva con aroma a manzana madura, flor blanca, muy ligeramente frutos secos, té, barniz y cera. En boca tiene cuerpo medio, es graso, con impresionante acidez, muy fresco untuoso. Muy rico. Con final cítrico y de barnices y cera. Muy buena persistencia. Fantástico. Muy buen precio. Un Tondonia blanco en potencia. ¿Quien se anima a guardarlo 20 años?

Oro viejo, lágrima abundante, fina y rápida. Sensación visual de peso.

Manzana madurísima, leves hidrocarburos, frutillas rojas, frambuesa ácida, también notas a ceras y levadura. Notas a barnices nada más abrir, aunque la nariz es claramente frutal.

En boca es suave, con acidez, con manzana amarilla pero la fruta parece más en retroceso. Habiendo probado antes otra botella de la misma añada, creo que está presenta síntomas de mayor evolución.

Aunque más evolucionada, está francamente bueno también, este vino puede llegar a ser un vino de cabecera. Habrá que ir siguiendo la pistas en sucesivas añadas.

Amarillo limón, de reflejos dorados, límpido y con lágrima abundante, rápida y ancha.

Exhuberante nariz para tratarse exclusivamente de viura, con una tremenda intensidad aromática. Aparece en nariz: manzana amarilla madura, fruta de hueso: ciruela amarilla, flores blancas: rosa, piel de melocotón y albaricoque. Inicialmente una nota curiosa a cáscara de pipa, pimienta blanca y tierra seca (polvorienta), notas a barniz que acompaña de fondo junto con unos leves torrefactados, tostados (muy finos) y ceras (panal).

Entrada abocada en boca, que se torna seca y amargosa en la parte media para finalizar dejando un recuerdo abocado. No es tan austero como otros viuras: con mucha ciruela amarilla (fruta de hueso), y una fantástica acidez que sostiene muy bien al vino en boca. El único y minúsculo pero que le pongo, es que se le siente algo alcohólico en boca.

Fantástico vino a un precio no menos fantástico (menos 6 euros), una joyita. ¡¡Muchas gracias Gonzalín!!

Un vino anómalo en la Rioja, me parece increible que esté hecho con viura riojana. Muy cargado decolor, durante la primera hora tras ser abierto y decantado, domina en su potente aroma una madera administrada sin cortarse un pelo pero muy elegante, tofes, torrefactos, un poco de vainilla, cafe y le cuesta pero finalmente sale una pera y melon maduros, maduros, que acaba enriqueciendo un vino que en conjunto es corpóreo, potente y con madera, pero que tiene su sutileza y complejidad frutal añadida, determinando un conjunto goloso y graso, persistente, nada frecuente en los blancos de Rioja. Hay que tener en cuenta además, que yo lo he comprado a 4 € pero se puede encontrar a menos de seis. Puede estar bueno al menos dos o tres años más

Abierto y decantado con una hora. Color dorado viejo, naranja. Potente nariz en la que una elegante madera (torrefactos, vainilla, café con leche) envuelve un nucleo de fruta blanca nadura dominado por pera y sobre todo melon maduro. En boca amplio, justa acidez, gran estructura, al principio domina la madera y van apareciendo y ampliandose notas frutales sobremaduras. Aceitoso, potente y persistente

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar