Vino Conde de Valdemar. Finca Alto de Cantabria 2001: Un vino anómalo en la Rioja, me parece increible que esté hecho con viura


Un vino anómalo en la Rioja, me parece increible que esté hecho con viura riojana. Muy cargado decolor, durante la primera hora tras ser abierto y decantado, domina en su potente aroma una madera administrada sin cortarse un pelo pero muy elegante, tofes, torrefactos, un poco de vainilla, cafe y le cuesta pero finalmente sale una pera y melon maduros, maduros, que acaba enriqueciendo un vino que en conjunto es corpóreo, potente y con madera, pero que tiene su sutileza y complejidad frutal añadida, determinando un conjunto goloso y graso, persistente, nada frecuente en los blancos de Rioja. Hay que tener en cuenta además, que yo lo he comprado a 4 € pero se puede encontrar a menos de seis. Puede estar bueno al menos dos o tres años más

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar