Conde de Valdemar Gran Reserva Magnum 1996

Vino Conde de Valdemar Gran Reserva Magnum 1996

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
98
Puntuación Media:
9,5
Calidad-precio:
10,0

Bodega: Bodegas Valdemar
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: 85% Tempranillo, 15% Mazuelo
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Crianza de 30 meses en barrica de roble americano y francés con varias trasiegas.

Varietales: 85% Tempranillo, 15% Mazuelo

2 Opiniones de Conde de Valdemar Gran Reserva Magnum

Última botella de los 3 Magnum que adquirí (de uno no me acordé de subir nota de cata).

Corcho bastante bañado en vino por algunas zonas que se parte al extraer.

Decantado 5 horas.

Visual: rojo cereza con muchos reflejos anaranjados y ocres, capa media, limpio, brillante y con muy buena lágrima.

Nariz: fruta roja y negra muy madura y licorosa, ligeras especias, balsámico-mentolados, monte bajo, tierra húmeda y cantos rodados, trufa negra a mansalva, setas, tostados y maderas finas, algo de toffee y chocolate, cueros y pieles animales, algo de sangre y carne fresca. Bastante complejo con la aireación.Al inicio algo cerrado y con aromas solo a fruta negra, trufa y balsámicos pero que luego se expande en complejidad muchísimo con las horas.

Boca: entrada fresca y con bastante estructura, todavía se percibe el tanino ligeramente, acidez alta, densidad media, volumen medio, más bien de paso ligero. Un toque con retronasal láctea como a café con leche. Paso por boca aterciopelado, fino, suave y elegante. El final es largo con postgusto a frutos negros, maderas finas, trufa, chocolate, toffee y cueros que terminan de redondearlo fantásticamente bien.

Excelente Gran Reserva en momento óptimo de consumo a sus casi 20 años y casi 17 embotellado.

Excepcional vino tomado en la cena de Nochebuena con la familia.

Preciosa botella borgoñona formato Magnum, etiquetas y contraetiquetas doradas de auténtico lujo. Botella que viene con 2 hermanas más en un estuche maravilloso de Conde de Valdemar. Corcho bien pero algo flojo ya y muy manchado de vino. Por accidente se partió por la mitad al extraer pero hubo suerte y salió perfecta la segunda mitad sin necesidad de tener que filtrar con nada más (no cayeron virutas de corcho en el interior).

Decantado parcialmente 1 hora y media antes de tomar (media botella en decantador y otra media sin él pues esa segunda media iba a caer más despacio).

Tomado como vino final de la cena de Nochebuena con el plato principal de la misma (una magnífica carne de cordero al horno) y utilizado como vino de sobremesa en lo más bien poco que nos sobró para la misma.

Visual: rojo cereza con destellos sutilmente ocres, capa media tirando a media-baja, ribete ocre-amarronado-transparente, limpio, brillante y con magnífica lágrima. La visual denota un vino de larga crianza y bastante evolucionado pero bastante en forma todavía.

Nariz: maravillosamente compleja. Fruta roja y negra muy maduras junto a un abanico interminable de sensaciones, maderas finas, especiados como el coco, la vainilla, el clavo, pimienta negra, mentolados y balsámicos sensacionales, aparecen muchísimos tostados, torrefactos, toffee, chocolate amargo, algunos lácteos y también algunos aromas oxidativos pero de menor entidad que la que otros vinos de la misma edad tendrían en formato estándar 750ml (ejemplo un 904 La Rioja Alta 1997 en 750 ml tiene muchos más aromas oxidativos que este Conde de Valdemar Gran Reserva 1996 Magnum). Un abanico y avalancha de aromas que, si se deja decantar tanto en decantador como en copa y estando a una temperatura adecuada para las Navidades sin mucha calefacción ambiente (18-20ºC) es fenomenal para apreciar la inmensidad de matices de este vino.

Boca: entrada suave, sedosa, pulida, taninos muy muy dulces, goloso,... en una palabra INMENSA. Indescriptible si no se toma (las palabras se quedan cortas). Paso por boca elegante, complejo, con volumen medio, pero con unos taninos y acidez tan bien domados que invita a beber más y más sin cansar lo más mínimo. Final largo con postgusto especiado, a maderas, torrefactos y fruta negra que me ha enamorado.

Un vino espectacular, fantástico, si cualquier GR de Conde de Valdemar ya es un gran vino, en formato Magnum el asunto toma ya proporciones estratosféricas. Un vino por el que merece la pena no sólo vivir para beberlo, sino por el que merece la pena poder compartir con tus seres más queridos en una Nochebuena memorable con la familia. Nunca imaginé que un Gran Reserfva de Rioja clásico de 16 años y en formato de 1.5 litros fuera tan especial. Por supuesto, cayó toda la botella y todavía quedan 2 botellas más para posteriores celebraciones.

El vino está sensacional, pero tengo mis dudas (debido al corcho) de que aguante más de 3-4 años en el buenísimo estado de forma actual. Creo que no aguantaré las dudas y le daré matarile a las 2 botellas Mágnum que me quedan, pero si tuviera abundancia de botellas sí valdría la pena ver cuánto puede dar de sí (en cuanto a tiempo y teniendo en cuenta el formato Magnum) un Gran Reserva de estas características.

Para mí el vino es prácticamente perfecto. No le pongo el 10 porque el corcho se partió y el 10 sólo lo puse una vez y creo que es complicado ponerlo (pone el listó demasiado alto)... lo dejaremos cerca.

PD. La RCP es excepcional pero si digo lo que me costó la botella en una oferta de MeQuedoVino entonces no habría escala para calificar el tema (y creo que hasta podría quitarle valor al vino). Correremos un tupido velo en por cuánto la conseguí ;)

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar