Conde de Valdemar Reserva 2005

Vino Conde de Valdemar Reserva 2005

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
90
Puntuación Media:
8,0
Calidad-precio:
8,2

Bodega: Bodegas Valdemar
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: 90% Tempranillo y 10% Mazuelo
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 17 meses en barrica de roble americano y francés.

Varietales: 90% Tempranillo y 10% Mazuelo

9 Opiniones de Conde de Valdemar Reserva

Granate de capa media/alta con ligeros destellos atejados. La nariz es intensa, ha desarrollado un cierto bouquet, con sus toques de cueros viejos y sus flores ajadas, hay también por momentos recuerdos a monte bajo y ligeros amargos, acabando con sensaciones de fruta roja licorosa. En boca ataca intenso, con marcados amargos, el tanino aparece muy dócil, casi imperceptible, con acidez correcta y persistencia media. Pueden aparecer posos así que se recomienda decantar (que no airear). PVP aproximado: 11,00 euros

24 horas después el vino sigue en forma, con una muy ligera oxidación pero, en general, muy entero y hasta en algunos aspectos mejor que ayer.

La nariz va a licores y maderas viejas, huevos duros, algo de musgo.

Boca: más contundente y más voluminosa que ayer y, a la vez, con el tanino más sabroso pero pulido, acidez todavía mantenida y buen final a fruta madura, especias, licores y retronasal a cueros y pieles animales.

Buen vino de Reserva de una añada excelente que, a pesar de su elevada evolución en la visual, en olfativa y, sobre todo, boca, está muy bueno ahora mismo y nadie (que no lo supiera), adivinaría que lleva descorchado 24 horas.

Corcho que se ha pegado a las paredes del cuello de la botella y que ha sido imposible sacar en condiciones normales (habría requerido sacacorchos de láminas). Ha salido a trozos y el otro trozo ha habido que dejarlo pegado y recurrir a un embudo pequeño, filtro textil y decantador.

Filtrado y decantado el vino casi 2 horas.

Visual: rojo picota, capa media tirando a media-baja, ribete chocolate con leche/atejado-transparente que denota ya evolución, buena lágrima. Al ser filtrado y decantado es un vino limpio y brillante (aunque en la botella quedaron muchos posos).

Nariz: le cuesta dar cosas. Algo cerrada al inicio. Mucho alcohol en el descorche. Brandy. Le dejamos tiempo... A copa parada de intensidad media-baja, tierra húmeda, flores marchitas, trufa blanca, toffee y ligeros tostados y chocolates, fruta roja y negra compotada y en sazón, maderas viejas y vuelven aromas a coñac y vino de Jerez, algunos cueros y pieles, especias dulces. Chocolate con leche con más tiempo. Complejo pero le cuesta abrirse y, aunque de entrada, lo más profuso es el aroma alcólico, las maderas viejas y el coñac/brandy junto a recuerdos ajerezados, luego mejora bastante.

Boca: entrada rica y sabrosa, sedosa, más fresco de lo esperado. Tanino bastante presente aún (algo que no esperaba dada la visual y la nariz que tiene). Es un tanino totalmente perceptible pero, a la vez, dulce, bien trabajado y pulido. Vino goloso. Invita a repetir. Acidez media-alta todavía. Le auguro algunos años de vida aunque su visual se vaya a más naranjas y marrones y aunque su nariz se convierta en un vino ajerezado y en brandy. En boca parece mucho más joven que en las otras fases. Final medio con un postgusto ligeramente amargo y con sutil tanino que invita a otra copa.

Buen Reserva riojano clásico de muy buena RCP. En otra fase de su vida ya. No está en declive, está en plenitud, pero ya en su fase añeja-clásica, donde la fruta fresca y de cierta madurez ya desapareció (así como las maderas finas y aromas típicos secundarios), y donde encontramos cosas MUY diferentes a 3-4 años atrás. Me ha gustado a pesar de su notable evolución con sus 9 años largos (casi 10) de vida ya.

Es curioso: hace 2-3 años daba menos por este vino que, sin ser maravilloso, es un Reserva bastante bueno y que, como digo, entra en una fase de su vida diferente (la que sólo los buenos Reservas y Grandes Reservas pueden disfrutar).

Sin decantar. Recien Abierto.

Vista: Cereza picota. Ribetes teja. Capa Alta. Lagrima fina. Presencia de abundante sedimentos (aconseja decantar).

Nariz: Potente. Los aromas se despliegan desde la primera copa. Fruta roja (frambuesa, cereza, guindas marrasquino). Notas lácteas (yogur). Café negro, regaliz. Trasfondo de cuero viejo y dejes de tierra húmeda.

Boca: Menos potente que en nariz. Ataque suave. La fruta roja se hace presente en un primer momento, acompañado de unas leves notas lácticas ya apreciadas en nariz. Buen paso por boca, ligero pero amplio. Buena acidez y equilibrio. Presencia final de agradables notas de licor que, junto a la fruta roja, se confirma en retronasal.

Buena persistencia.

Corcho aceptable.

Magnífico acompañante de unas lentejas de las "de siempre".

Corcho perfecto al salir pero demasiado flexible y húmedo, algo bañado de más en vino de la cuenta pero aparentemente bien, el color del vino que baña el corcho es picota oscuro.

Visual: rojo picota, ribete cereza-transparente con destellos ligerísimamente granates junto a sutiles atejados, el vino es brillante pero no está muy limpio, tiene pequeñas partículas negras de poso (no es de corcho pues la cata la he hecho ya a la tercera copa). Buena lágrima, bastante abundante y de rápida caída.

Nariz: de intensidad media-baja, fruta negra madura, especias, mucha madera, abundantes balsámicos, coco y vainilla así como algunos terciarios a cueros, ahumados y cárnicos. Estos terciarios no los recordaba en anteriores botellas.

Boca: entrada muy pulida, suave, sedosa, no muy frutal, más bien amaderada, a secundarios y terciarios, con buenos balsámicos y especiados en el paso por boca. No tiene mucho volumen en boca. Acidez aceptable, taninos justitos. Final medio-largo con postgusto especiado.

En general está bien pero esperaba mucho más, lo recordaba mucho mejor y pienso que esta botella ha pasado ya su mejor momento, está bien pero no en momento óptimo, es decir, anda ya en la curva de declive y prácticamente seguro que en 1-2 años más habría estado muerto. Esto, siendo esperado en el Crianza, no es normal en el Reserva (y más en uno como éste) en sólo 7 años (vida estimada de este 2005 hasta 2020-2022) pero es posible que el corcho, aunque haya salido bien, fuera el problema.

Visual: rojo picota, capa media-alta, algo menos concentrado que hace 6 meses, ribete cereza-transparente ya sin reflejos violáceos. Todavía joven pero algo más evolucionado que a finales de 2011. Buena lágrima, muy abundante y de caída más bien rápida.

Nariz: al principio no muy intensa, buena fruta roja y negra, muchos balsámicos y especiados típicos del roble americano. Intensidad menor que la botella probada hace meses.

Boca: entrada sedosa, a fruta madura, suave, golosona y muy fácil de beber, amable pero complejo a la vez. Paso por boca serio y estructurado. Final medio-largo con postgusto fantástico.

En esta cata mejor en boca y visual que en nariz (algo más floja que en la cata de hace 6 meses).

Larga vida y muy buena RCP para este Reserva.

Rojo picota, ribete levemente violáceo, capa media/alta, lágrima gruesa medio teñida.
Nariz especiada (nuez moscada, pimienta) y con tostados.
Entrada aguda, paso enérgico, áspero, serio pero elegante, acidez muy al punto.
Dominan los sabores a frutas confitadas y orejones.
Posgusto largo.
Es un vino equilibrado en su potencia, quizá algo falto de nariz, fuerte, áspero, pero bien ensamblado.

Un magnífico Reserva. Me encanta de siempre este vino.

Visual: rojo picota, capa muy alta, vino concentrado, ribete cereza con reflejos ligeramente violáceos, rubí y atejado. Es un reserva joven y se nota. Buena lágrima, abundante y de caída más bien rápida.

Nariz: muy buena fruta roja y negra, balsámicos, mentolados y especias bastante notorios, vainillas, cocos. Maderas finas. Aroma a gran vino.

Boca: entrada muy amable, suave, fácil de beber, agradable, muy frutal pero con la complejidad que la madera aporta desde hace años a este vino. Final medio-largo con postgusto muy agradable. Retronasal apreciable. Nada alcohólico.

Un muy buen reserva por poco más de 10 euros. No se puede pedir más pues encima envejece de cine (comprobado 100%).

Color granate con ribete ligeramente atejado.
Nariz de corte moderno, maduro, notas mentoladas, con romero, higo maduro, notas licorosas, lácteos y vainilla.
En boca las fruta madura vuelve a aparecer, notas amargosas, acidez correcta y recorrido medio.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar