Conde Valdemar Reserva 2011

Vino Conde Valdemar Reserva 2011

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,4
Calidad-precio:
7,5

Bodega: Bodegas Valdemar
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: 85% Tempranillo, 10% Graciano y 5% Garnacha.
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Crianza de 27 meses en barrica de roble americano (65%) y francés (35%).

Varietales: 85% Tempranillo, 10% Graciano y 5% Garnacha.

8 Opiniones de Conde Valdemar Reserva

De color rubí con ribete degradado

La nariz es compleja, se nota su evolución, recuerdos a cuero, especias y crianza marcan sus años y dejan a la fruta como fondo del conjunto.

En boca tiene buena entrada, fina acidez con ese aire propio de los vinos riojanos, elegante en un paso que muestra sus años y que nos lleva a un final lleno de matices.

Color granate matiz teja, capa media. Nariz de buena intensidad, destacan las notas de tabaco, grosella, canela, cassis, regaliz, caja de puros, algo de cuero, sanguina y especias. En boca es suave, hay buena acidez y cuerpo, tanino fundente y deja buen recuerdo.

Color granate de capa media y ribete teja.

Aromático, toque de aire algo viejuno, madera envinada, cueros, toque sanguino, cáscara de naranja seca, especias dulces, vainilla y canela junto con clavo, pimienta rosa y hoja de tabaco turco. Al tiempo resurge (ha estado en todo momento) la fruta en forma de moras, arándanos y ciruela, más una cereza y la grosella.

En boca es rico, puntito licoroso, cerezas, es jugoso y franco, invita al trago, lo paladeas. La nariz casi "desaparece" gana en vida y en consistencia tierna y sensual. Un vino con nervio gracias a la acidez sabia y la fruta verdadera, más un tanino noble y sedoso. Un estilo elegante.

 

El color es un rojo picota, de capa media alta.

En nariz se percibe la fruta madura, las especias junto con los tostados tipicos de la crianza, todo bien conjuntado con un fondo balsámico.

En boca se muestra equilibrado y suave, con una acidez fina y un tanino agradable que aporta redondez, dejando un final largo y ciertamente licoroso.

Color rojo picota con ribete granate.

En nariz aparecen aromas a fruta madura, algo de madera, cuero, toques de especias, algo licoroso.

En boca es un vino con muy buena acidez, sabroso, con cierta elegancia largo y persistente.

De color rojo rubi con ribete amarronado, brillante.

En nariz aparece la fruta roja, los tostados y recuerdos balsámicos, también cuero y especias.

En boca tiene buena entrada, con acidez alta, potente y final persistente donde aparece el cuero y las especias. Vino agradable y fácil de beber.

De capa media ribete color teja, color granate y lágrima suave. En nariz aparecen las notas a fruta negra madura, ciruela, especias, madera y cuero. Con un buen ataque, tanino presente que necesita suavizar, acidez equilibrada. Es un vino agradable y con buen volumen. Final largo.

Porque le quiero chupar toda la sangre!!!! Un vino bien elaborado, cremoso, frutal y una auténtica joya acompañando una buena barbacoa.

Un vino que te transmite fruta a raudales, ese perfume de vainilla que se acaba de poner y una pimienta negra suave. Tiene unos balsámicos frescos, que te hacen inspirar poco a poco y disfrutar. También hay matorral, grafito, tostados muy suaves, cuero, nuez moscada, flores marchitas, un toquecillo licoroso de Mon Cheri.

Luego, a la hora de chuparle hasta la última gota de su preciado líquido, la boca se inunda de fruta madura, con un toque mineral y balsámico marcado. Esa fruta es roja como la sangre, madura, con especias picantes y dulces perfectamente balanceadas. Monte bajo, tabaco, cacao amargo, cuero, flores y ese bombón de cereza con licor. Tanino aún vivo, pero suave y muy bien educado. Ese grafito y la regaliz negra se quedan en la boca... y tiene una muy buena acidez.

Un vino muy bien elaborado, una muestra de lo que se hace en La Rioja con todo el cariño, amor y respeto. Un vino que me parece que crecerá en botella un par de años más y estará en plenitud. Pero ahora está riquísimo, cremoso y delicioso.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar