Vino Conde Valdemar Reserva 2011: Como Drácula me siento!!


Porque le quiero chupar toda la sangre!!!! Un vino bien elaborado, cremoso, frutal y una auténtica joya acompañando una buena barbacoa.

Un vino que te transmite fruta a raudales, ese perfume de vainilla que se acaba de poner y una pimienta negra suave. Tiene unos balsámicos frescos, que te hacen inspirar poco a poco y disfrutar. También hay matorral, grafito, tostados muy suaves, cuero, nuez moscada, flores marchitas, un toquecillo licoroso de Mon Cheri.

Luego, a la hora de chuparle hasta la última gota de su preciado líquido, la boca se inunda de fruta madura, con un toque mineral y balsámico marcado. Esa fruta es roja como la sangre, madura, con especias picantes y dulces perfectamente balanceadas. Monte bajo, tabaco, cacao amargo, cuero, flores y ese bombón de cereza con licor. Tanino aún vivo, pero suave y muy bien educado. Ese grafito y la regaliz negra se quedan en la boca... y tiene una muy buena acidez.

Un vino muy bien elaborado, una muestra de lo que se hace en La Rioja con todo el cariño, amor y respeto. Un vino que me parece que crecerá en botella un par de años más y estará en plenitud. Pero ahora está riquísimo, cremoso y delicioso.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar