Conde Valdemar Reserva 2009

Vino Conde Valdemar Reserva 2009

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,5
Calidad-precio:
8,5

Bodega: Bodegas Valdemar
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: 90% Tempranillo, 5% Mazuelo y 5% Graciano
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: El vino Conde Valdemar Reserva 2009 se elabora con uva seleccionada procedente exclusivamente de viñedo propio dentro de la D.O.Ca. Rioja, vendimiada la segunda semana de octubre. Envejece durante 18 meses en barrica de roble americano y francés

Varietales: 90% Tempranillo, 5% Mazuelo y 5% Graciano

53 Opiniones de Conde Valdemar Reserva

Vino color picota con ribete granate, capa media alta, limpio, brillante y lágrima fina.
En nariz nada más descorchar aromas de monte bajo entremezclado con especias, para abrirse y dar paso a una fruta roja muy bien definida.
El paso por boca, suave, cuerpo medio, largo recorrido, buena acidez, equilibrado, bien hecho, con años por delante y un tanino algo secante.
Retronasal, afrutada.
Postgusto, largo y muy bueno.

Cereza de capa media, bastante glicérico, corcho largo de buena calidad.
Perfil de Rioja clásico, todo bien conjuntado sin ser muy exuberante.
Frutas negra licorosas, cueros finos, ebanistería, mina de lápiz, balsámicos, especiados, un punto a nuez moscada.
Buena entrada, tacto ligero pero con garra, punto ácido casi salino, con muy buena acidez tanino algo presente pero sin molestar, carácter frutal, especiado, con madera y tostados de calidad, punto amargoso y buen recorrido.
Fino, elegante, con garra..

Imagen marca de la casa.
Presenta color picota intenso, ribete granatoso, evolucionado, capa medio-alta.
En nariz hay fruta, aromas licorosos, así como cueros, balsámicos, especias, mentolados y tabaco.
También fruta en boca, más bien negra. Buena acidez, cierta potencia. Tostados, balsámicos, especiados (avainillados, laurel). Con cierta amargosidad, es de corte clásico, fresco, agradable de beber. Posgusto persistente.
Aún tiene capacidad de mejora, sin duda.
Nuevamente, muchas gracias a Verema y a la bodega por esta virtual tan interesante.

Presentación elegante y atractiva, a la vez que esos tonos dorados anaranjados le dan frescor. Corcho de calidad.

De color picota oscuro, capa alta, limpio y brillante. Lágrima abundante y un poco tintada. Ribete color teja.

En nariz inicialmente muy especiado, madera, bollería, acetatos, regaliz, manzana madura, pimentón, anís.

Entrada amable, sedosa, acidez correcta, todo muy integrado, largo, y retronasal especiada.

Cata virtual 13-01-2016

Presentación clásica, sin modernidades actuales, con justa información del contenido en el etiquetaje y un corcho de buena factura.
A la vista se presenta de de tono picota de media-alta intensidad y con un ribete con poca evolución.

En nariz se presenta con unas especias intensas en primer plano, entiendo que es un vino que va a agradecer un tiempo de oxigenación en el decantador, ya que mi botella mostraba algun que otro aroma cerrado al principio, que tiempo después y trabajando la copa iban desapareciendo.En esos momentos el vino mostraba una fruta roja con cierta potencia e iba derivando a aromas de lapicero, mina de lapiz y un presente regaliz, estos de momento se anteponían a los aromas frutales.

En boca pasa con cierta potencia, punto licoroso.Fruta sabrosa, que se deja querer mas que en su fase nasal, cuanta con una buena acidez, para poder disfrutarlo ahora o dejarlo tiempo para que esos taninos que se agarran un poco ahora puedan integrarse en el conjunto.

Etiqueta sencilla y clásica, información clara.

El vino presenta un color picota intenso, nítido y limpio, de capa media-alta y ribete granatoso.

Al principio se muestra tímido, con fruta negra madura, toque licoroso y especias a copa parada. A copa movida este vino va evolucionando y aumentado su intensidad con notas a frutos rojos, compota, ahumados, lácteos, canela, un ligero toque cosmético y salino. Buena nariz...

Entrada en boca amable, con un paso agradable, sedoso, ligeramente amargo y con gran presencia de fruta roja madura y canela. Es equilibrado, con muy buena acidez y un tanino bien integrado. Un vino sabroso, con buena estructura. Final largo y especiado.

Presentacion sobria pero cuidada. Buenos materiales y corcho correcto.

V: Rojo picota con ribete granate que ya va hacia atejados tenues. Lágrima potente y algo tintada. Limpio, brillante con aspectos típicos de su zona.

O: primera impresión hacia fruta roja y negra licoroso y con cacaos. Destaca posteriormente el regaliz y alguna nota terrosa. Tabaco de pipa y ciertas especies dulces tippo canela. Cambiante y delicado. Aromas de madera bien integrados y algun lacteo elegante.

G: Entrada suave y algo dulce. Largo en boca, poco astringente. Esta en un momento optimo. Notas salinas y amargor final muy ligera. Acidez correcta.

Vino con toques clasicos y destellos modernos para un conjunto muy adecuado y agradable.

La etiqueta combina limpieza y nitidez con un cierto estilo clásico. El vino tiene un color rojo picota muy puro y tupido que en el ribete comienza a mostrar signos incipientes de madurez.
Aromas muy concentrados a fruta madura, roja y negra. Sensaciones cálidas y envolventes, hoja de tabaco y tierra húmeda. Le siguen perfume de trufa negra, pinceladas anisadas y licor de cereza. Más tarde los aromas aumentan en intensidad exponencialmente con protagonismo de los balsámicos, particularmente el regaliz negro.
Entrada que aúna la potencia con la elegancia. Sabor intenso y licoroso, vuelve el regaliz potenciado hasta la pastilla Juanola. Mucha fruta compotada y recuerdos de tabaco.
Largo, persitente, tánico pero sin asperezas. Eso sí, proyecta una larga vida por delante, me atrevo a decir.
Me encanta su frescura que aligera su potente estructura. A este vino hay que darle mucho tiempo y disfrutarlo con calma y sosiego.

Color rojo picota, capa media y ribete granate difuminado con algún ligerísimo destello anaranjado. Lágrima muy glicérica que desciende muy lentamente.

Nariz de buena intensidad y cambiante a lo largo de toda la fase olfativa. A copa parada aparece fruta en sazón, caja de puros y notas especiadas (pimienta negra). Si aireamos van apareciendo nuevos aromas: tabaco, notas balsámicas mentoladas, ceniza y algún toque herbáceo. Al ganar temperatura aparecen aromas como a barnices, piel de naranja seca y asoma más la fruta roja. Si se deja reposar el vino gana peso la fruta, en cambio con la aireación toman el relevo las notas más tostadas de la barrica.

Boca elegante, con potencia y amplitud y un tanino que aún raspa un poco pero que a mí no me resulta nada molesto. Anda muy bien de acidez, es sabroso, me aparece incluso alguna ligera nota salina. Todo esto le da mucha frescura. En la retronasal están muy presentes los tostados, sobretodo esa caja de puros que me encanta. Final amargoso, entre afrutado y ahumado con muy buena persistencia. De trago bastante largo y fácil.

Lo encuentro un vino muy polivalente, la verdad. Igual le puede ir bien a un tapeo que a una buena carne roja. Ahora mismo está en un muy buen momento de consumo pero yo diría que tiene cuerda y chicha para unos añitos todavía.

Botella tipo Borgoña, cápsula y corcho correctos sin ser de la mejor calidad, color de la cápsula muy bonito; eitqueta cuiada aunque para mi gusto habría que resaltar más el nombre del vino, el tipo de letra usado me parece muy soso. Contraeitqueta con información de varietales y ciranza en castellano e inglés.
Color rojo granate claro, capa media-baja, menisco malva con tonso anaranjados, lágrima muy abundante y de lentísima caída, muy estética.
Nariz con predominio de fruta licorosa, guindas, y algún balsámico. Me queda un poco corta.
En boca se muestra cálido sin ser agresivo, un poco uniforme, posgusto correcto.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar