Vino Conde de Valdemar. Finca Alto de Cantabria 2001: Oro viejo, lágrima abundante, fina y rápida. Sensación visual de peso. <


Oro viejo, lágrima abundante, fina y rápida. Sensación visual de peso.

Manzana madurísima, leves hidrocarburos, frutillas rojas, frambuesa ácida, también notas a ceras y levadura. Notas a barnices nada más abrir, aunque la nariz es claramente frutal.

En boca es suave, con acidez, con manzana amarilla pero la fruta parece más en retroceso. Habiendo probado antes otra botella de la misma añada, creo que está presenta síntomas de mayor evolución.

Aunque más evolucionada, está francamente bueno también, este vino puede llegar a ser un vino de cabecera. Habrá que ir siguiendo la pistas en sucesivas añadas.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar