Vino Conde Valdemar Finca Alto Cantabria 2013: La madera bien entendida


Color amarillo limón limpio y brillante.
Primer contacto aromático muy cítrico con limón en primera fila, tras él un fondo semi-dulce de manzana reineta. Se redondea con notas de albaricoque sobre lecho de hierbabuena. Con oxigenación aparecen pinceladas de piedra blanca y frescor de heno recién cortado.
Una nariz muy bien perfilada, fresca y atrayente.
El ataque en boca está protagonizado por la madera, pero una madera muy fina y ligera, elevada por una excelente acidez. El vino sabe a limón espolvoreado con canela, es amplio y voluminoso al tacto y sin embargo muy fresco, largo y persistente.
Un vino blanco muy disfrutable en un momento óptimo de consumo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar